Buscar

El Sindicato Labrego Galego considera "insuficientes y decepcionantes" las medidas de la Xunta contra la sequía

3/11/2017 - 15:37

Reclama un "plan de choque real" en un año que ha sido "catastrófico" para el campo gallego

Reclama un "plan de choque real" en un año que ha sido "catastrófico" para el campo gallego

OURENSE, 3 (EUROPA PRESS)

La secretaria xeral del Sindicato Labrego Galego (SLG), Isabel Vilalba, ha calificado como "insuficientes y decepcionantes" las medidas de ayuda para la sequía aprobadas por la Xunta, publicadas el jueves en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

Vilalba ha reclamado este viernes al Ejecutivo gallego "un plan de choque real" en un año que ha sido "catastrófico" para el campo gallego, por el encadenamiento de efectos meteorológicos adversos, como heladas, sequía y granizo.

La responsable del SLG ha criticado que las líneas de ayuda contra la sequía se centran en "financiar bebederos", pero "sin dar una solución al problema real, que es la necesidad de captaciones de agua".

Frente a estas medidas, Vilalba ha reclamado soluciones para los afectados por la sequía, pero también por las heladas, el granizo y los incendios forestales.

En especial, ha reivindicado que se reconozca una "situación de excepcionalidad" en el campo gallego debido a los efectos meteorológicos, para que el agro ourensano esté "eximido del pago de las cuotas de la Seguridad Social" hasta que recupere beneficios.

También ha pedido una reducción de las tributaciones (como el IBI) y la puesta en marcha de "ayudas directas" para evitar la desaparición de empresas.

SEGURO

Para Vilalba "decir que la solución es contratar un seguro es un engaño" porque los productores han perdido sus ingresos y han aumentado sus gastos al tener que reponer las plantas muertas (por la helada o la sequía) o por comprar forrajes para que sus animales tengan comida durante el invierno.

"Nos sentimos totalmente abandonados. Si no hay un plan a corto o medio plazo habrá un abandono del rural", ha abundado la responsable del SLG.

"LE DIGO A MIS HIJOS QUE SE VAYAN DEL RURAL"

"Somos la última generación que va a sobrevivir en el rural. Le estoy diciendo a mis hijos que se vayan", ha explicado al ganadero Samuel Formoso, propietario de una empresa en la zona de A Limia.

Al respecto, Formoso ha explicado que sus animales "ya han consumido más del 50% del forraje almacenado para el invierno" y que "los ganaderos están al límite porque la carne mantiene los mismos precios desde hace 20 años".

Para el ganadero la construcción de balsas "no va a ser una solución" porque "en muchos casos el agua está a kilómetros" y porque "al igual que pasa con los ríos, se secarán durante el verano".

Por este motivo ha reclamado medidas como "la subvención de pozos", pero también "incentivos" que hagan atractivo un rural en el que "han quitado los médicos, el transporte y los colegios".

Por su parte, el viticultor Bernardo Estévez ha reclamado una "apuesta" de la Xunta por el rural ourensano, "que tiene un potencial enorme pero está completamente abandonado".

Para el viticultor el campo ourensano se encuentra inmerso "en una situación preocupante" por las dificultades que afrontan los productores cuando considera que "podría ser la mejor oportunidad para crear puestos de trabajo en Ourense".