España

Sucesos.- Detenidas en Oviedo ocho personas de una red nacional dedicada a concertar matrimonios de conveniencia

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que había concertado más de 600 matrimonios de conveniencia entre ciudadanos extranjeros y españoles o comunitarios. Desde el inicio de las investigaciones hay 67 personas detenidas, de las que 15 han sido detenidas en Palma, 4 en Alicante, 5 en Ávila, 4 en Madrid y 8 en Oviedo. A estos arrestos hay que sumar otros 18 realizados en la última fase del dispositivo en Alicante y Elche.

PALMA DE MALLORCA/OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que había concertado más de 600 matrimonios de conveniencia entre ciudadanos extranjeros y españoles o comunitarios. Desde el inicio de las investigaciones hay 67 personas detenidas, de las que 15 han sido detenidas en Palma, 4 en Alicante, 5 en Ávila, 4 en Madrid y 8 en Oviedo. A estos arrestos hay que sumar otros 18 realizados en la última fase del dispositivo en Alicante y Elche.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado, los arrestados falsificaban la documentación en los expedientes matrimoniales para favorecer la entrada y permanencia ilegal de ciudadanos extranjeros en España.

Se trata de uno de los grupos más activos en esta modalidad delictiva que había realizado matrimonios fraudulentos en numerosas provincias, principalmente en Alicante, Palma, León, Murcia, Canarias, Orense, Lugo, Ávila, Barcelona o Madrid. Quince de los detenidos son españoles y el resto nigerianos, y entre ellos figuran los dos máximos responsables de la red.

La investigación se inició el pasado mes de junio, cuando funcionarios de la UCRIF de Palma detectaron un considerable aumento en las presentaciones de solicitudes de residencia de ciudadanos nigerianos. Éstos se acogían al Régimen Comunitario para lo que alegaban estar casados con ciudadanos españoles o comunitarios.

Todos habían celebrado sus matrimonios en la iglesia de San Francesc, en Palma, y presentaron un certificado falso del cursillo prematrimonial que se habría realizado en una Iglesia de Alcalá de Henares (Madrid).

Tras unas primeras investigaciones se identificó y localizó en Alicante a una persona quien, al parecer, participaba en la organización de los enlaces matrimoniales. A medida que avanzaron las pesquisas, los agentes lograron identificar en distintas ciudades otros matrimonios fraudulentos celebrados entre nigerianos y españoles.

Todos presentaban el mismo tipo de falsedad en los documentos que aportaban, principalmente los de los cursillos prematrimoniales de la Iglesia de Alcalá de Henares y de las partidas de bautismo firmadas por un mismo cura de Nigeria, cuya identidad no ha podido ser confirmada por la archidiócesis de la ciudad nigeriana de Benin City.

El modus operandi de la organización consistía en captar en Nigeria y en España a posibles clientes nigerianos que se encontrasen en situación irregular o bien que quisieran entrar en España. Posteriormente buscaban a nacionales españoles o de alguno de los países de la UE que estuviesen dispuestos a contraer matrimonio.

LA ORGANIZACIÓN COBRABA 15.000 EUROS

La organización cobraba a los ciudadanos nigerianos cantidades próximas a los 15.000 euros. La mayor parte del dinero, unos 12.000, eran para el organizador, que se encargaba de pagar los gastos de las ceremonias y de las ropas utilizadas; y otros 3.000 para el contrayente español. Incluían los gastos de toda la documentación necesaria para la celebración: certificados de nacimiento, certificados de edad, certificados de soltería, de cursillos prematrimoniales, etc.

En aquellas ocasiones en las que los candidatos no deseaban ir a la Iglesias a casarse, la organización buscaba otros que, a cambio de unos 300 euros, contrajeran el matrimonio utilizando la documentación de los primeros, lo que permitió identificar y localizar a personas que se habían casado en tres o cuatro ocasiones, para lo que empleaban cada vez una documentación distinta.

Además, una vez que contraían matrimonio, la organización les pagaba hasta 500 euros si les facilitaban nuevos candidatos. De este modo el grupo desarticulado siempre estaba en continua expansión.

La investigación ha sido realizada de manera conjunta por la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF), las UCRIF de Alicante, Palma y Madrid, y las Brigadas Provinciales de Extranjería y Documentación de Oviedo y Ávila. Con ellos han colaborado agentes de Murcia, Málaga, Barcelona, y Lugo, lugares estos donde se han celebrado bodas o bien se han presentado documentaciones sobre solicitudes de permisos de residencia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin