España

Presidente de Ceuta rechaza cualquier reforma constitucional que toque "la solidaridad al servicio de la igualdad"

El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas (PP), ha defendido este miércoles la "buena salud" de la Constitución en el acto institucional con el que se ha conmemorado el 39º aniversario de su aprobación, y ha puesto tres "condiciones" a cualquier posible reforma: que "antes de salir sepAmos adónde queremos llegar"; alcanzar "un grado de consenso al menos igual" al de 1978; y "que la unidad de España, la soberanía nacional y la solidaridad al servicio de la igualdad de todos los españoles" no sea "un precio a pagar".

CEUTA, 6 (EUROPA PRESS)

Esos principios constituyen, a juicio del líder del Ejecutivo autonómico, "los pilares del edificio que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado construir y que tanto bien nos ha reportado". "Si la estabilidad, la certidumbre y la concordia nos ha traído paz y progreso, deberíamos tener claro que lo contrario, la inestabilidad, la inseguridad, la incertidumbre y la discordia, conducen, de manera irreversible, a la fractura social y económica, al desorden y a la ruina", ha alertado durante su discurso en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea, donde se han entregado sendos reconocimientos a los mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil en la ciudad autónoma.

A juicio de Vivas, "la Constitución no está labrada en piedra y, como toda obra, es posible mejorarla y perfeccionarla", pero "no precisa de un revolcón ni, mucho menos, debe ser demolida", porque "hacerlo sería una grave temeridad".

En "el año del 155", el presidente de Ceuta ha puesto de relieve que, frente al desafío secesionsita catalán "las instituciones, empezando por el Rey, pasando por las Cortes y siguiendo por el Gobierno, han reaccionado de manera positiva mediante la aplicación de una medida que es legal, legítima y necesaria".Según ha remarcado, "el día que se acepte o admita la separación de una parte del territorio común, por grande o pequeña que ésta sea, se habrá certificado el acta de defunción de España".

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, ha dedicado su alocución a alabar el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la respuesta de las instituciones al reto independentista, así como a reclamar "prudencia" y "altura de miras" para permitir al Ejecutivo de Rajoy buscar soluciones con Marruecos para el "intolerable" colapso diario de la frontera del Tarajal.

En su discurso ha cargado contra los "demagogos y victimistas que solo intentan sacar rédito político o económico a corto plazo", y ha denunciado que "estar todo el día repitiendo la cantinela de la exigencia de las soluciones 'inmediatas', además de reclamar un imposible, supone el camino directo a la frustración aunque sirva al propósito de desgastar a quien en cada momento ejerza las responsabilidades de gobierno".

"Estamos ante un problema bastante más complejo y profundo que exige altura de miras para garantizar nuestro futuro como parte de la sociedad española y que no lo es solo de medios, que también, sino de dimensión de un fenómeno que ha desbordado a los dos países en Ceuta y Melilla y que requiere, además de infraestructura, tecnología y personal", ha contextualizado, "adaptaciones normativas y acuerdos bilaterales que reconduzcan una situación que ha rebasado el límite de lo tolerable".

"No podemos seguir basando una parte de nuestra actividad económica en poner en riesgo la vida de miles de personas a diario, incluidas las de los miembros de las Fuerzas de Seguridad, o en el colapso permanente de la ciudad por los vehículos dedicados a poner mercancía", ha advertido.

"El Gobierno de España está trabajando en ello, pero por razones que no es necesario ni prudente explicar es indispensable que se haga con el margen de discreción adecuado hasta que pueda dar sus frutos", ha reclamado antes de pedir "un poco de prudencia" porque "en esto, como en tantas otras cosas en la vida, no todo vale o, visto lo visto, no todo debería valer".

En esa reconversión económica de la ciudad, el delegado ha identificado "el campo de la innovación y el desarrollo tecnológico" como "una puerta a la esperanza de encontrar actividades que puedan conducir a un mayor peso de la actividad privada en la economía de Ceuta" dado que "reúne las condiciones de no estar afectadas por nuestros condicionantes estructurales y al mismo tiempo ser susceptibles de un aprovechamiento intenso de las ventajas de nuestro Régimen Económico y Fiscal especial". "En Ceuta innovar no es una opción, sino una necesidad", ha remachado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin