icon-avatar
Buscar

La Estrategia de Formación de la sanidad dará respuesta a necesidades profesionales y priorizará el impacto en la salud

18/12/2017 - 13:53
Más noticias sobre:

La nueva Estrategia de las Políticas de Formación del Sistema Sanitario Público de Andalucía "va a tener un importante impacto positivo en el desarrollo y la satisfacción de los equipos profesionales, en la calidad de la atención y en el alcance de las políticas sanitarias, lo que redundará en mejores resultados en salud de la población".

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

Así lo ha destacado la consejera de Salud, Marina Álvarez, durante la presentación de esta estrategia ante casi 300 profesionales de la sanidad pública andaluza, que se han dado cita en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

Acompañada por el secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud, Rafael Solana, y la directora de la estrategia, María Ángeles Bonillo, la titular autonómica de Salud ha subrayado, como uno de los principales valores de esta herramienta que guiará las políticas formativas de la administración sanitaria andaluza, que está dirigida especialmente a los profesionales, los cuales constituyen "el elemento esencial de una organización que tiene como misión proteger la salud, y que cada día, desde cada puesto de trabajo, dan lo mejor de sí mismos con una intensidad de compromiso y dedicación a la sanidad pública".

Es por ello que entiende que esta estrategia dota al sistema de un "instrumento de transformación" que dirigirá las políticas públicas de formación de los profesionales de la salud hacia un horizonte bien definido.

La responsable de la sanidad pública andaluza ha afirmado que es una "gran responsabilidad" desarrollar una formación de calidad en un sistema sanitario público como el andaluz, que cuenta con casi 100.000 profesionales de todos los ámbitos profesionales y diversas titulaciones y cualificaciones, en el que se forman 4.500 especialistas en Ciencias de la Salud de 52 especialidades, que participa activamente en la formación práctico-clínica de un alumnado de Grado que suma más de 16.000 jóvenes y de más de 4.000 estudiantes de formación profesional en la rama sanitaria.

El nuevo modelo formativo para profesionales, futuros especialistas, estudiantes de Grado, Postgrado y Formación Profesional posibilitará que el mejor conocimiento esté disponible para dar respuesta a las necesidades de los profesionales, de la organización y de la ciudadanía, con el compromiso de asegurar la calidad asistencial del sistema sanitario y los resultados en salud de la población. De hecho, tal cual ha puesto en valor la consejera, se incorporará el impacto en salud como criterio de evaluación de las acciones; asimismo, ha resaltado que, de forma novedosa, y por primera vez, se ha incluido la formación en salud para la ciudadanía como una "herramienta fundamental para empoderar a los pacientes en un modelo de asistencia moderno".

Álvarez ha afirmado que su departamento ha valorado la necesidad que existe de realizar una "reflexión profunda" que permita identificar el tipo de profesional que requerirá el sistema sanitario, a medio y largo plazo, para dar respuesta a las necesidades de salud de la ciudadanía y a las expectativas de los propios profesionales. En este sentido, se ha referido a la cronicidad, el cambio de patrón epidemiológico, el envejecimiento de la población, los avances de la tecnología o el empoderamiento de los pacientes y el papel del autocuidado como retos que determinan la necesidad de definir las competencias y capacidades que han de tener los profesionales del sistema sanitario del siglo XXI y, en consecuencia, los procesos de formación que deben impulsarse para facilitar su adquisición.

En este contexto, ha recordado que la Atención Primaria es una "prioridad absoluta de la organización", por lo que en los planes de formación continuada se reforzará el papel de este nivel asistencial y su protagonismo como eje vertebrador en el sistema, al igual que los de formación sanitaria especializada, formación de Grado y Postgrado o Formación Profesional.

Igualmente, ha resaltado la importancia de promover el prestigio y los valores propios de las especialidades de Atención Primaria y que la formación continuada en este nivel asistencial se adecue a los significativos cambios previstos tanto en la ordenación de la asistencia como en la potenciación de la cartera de servicios de los centros de atención primaria, dentro de la Estrategia de Renovación de Atención Primaria que impulsa la Consejería de Salud.

UNA ESTRATEGIA "PARTICIPATIVA Y TRANSPARENTE"

La consejera ha destacado que la Estrategia de Formación se ha entendido desde el primer momento como "eminentemente participativa", con el fin de incorporar la visión, necesidades y expectativas de los profesionales. De hecho, ha concretado que han participado en su elaboración, de manera activa y directa, más de 1.000 profesionales pertenecientes a la sanidad pública andaluza, las universidades y la administración educativa, así como a otras instituciones y organizaciones, como sociedades científicas, colegios profesionales, organizaciones sindicales y proveedores de formación.

También se han incorporado las opiniones de la ciudadanía a través de diferentes procesos de participación. La consejera ha agradecido la labor de todos los participantes y ha asegurado que continuarán contribuyendo a la estrategia durante su implantación y evaluación.

La consejera ha querido poner en valor los elementos de "transparencia y rendición de cuentas" de la estrategia, ya que presenta objetivos definidos y alcanzables en un tiempo determinado e indicadores de seguimiento para su evaluación.

Al mismo tiempo, la consejera ha recordado que "no se parte de cero", sino de la experiencia y los resultados del Plan de Formación Integral del sistema sanitario, aprobado en 2009, y de una Red de Formación Continuada, formada por 54 unidades y cerca de 200 profesionales, que es la principal estructura de formación del sistema y la que garantiza la calidad, la gestión y el desarrollo de los procesos formativos en todos los centros sanitarios, y a los que se suman dos proveedores de formación de excelencia propios del sistema sanitario, como son la Escuela Andaluza de Salud Pública e Iavante.

MODELO DE FORMACIÓN CONTINUADA

También se ha referido al nuevo Modelo de Formación Continuada que se pone en marcha con la estrategia, destacando que éste trata de homogeneizar la gestión de la formación, a través de procesos y procedimientos que partan de la participación y consenso de profesionales. En este sentido, ha concretado que se desarrollan procesos y herramientas para sistematizar y facilitar la detección de necesidades formativas según perfiles competenciales; y que se determina una planificación de la formación continuada adaptada a los distintos perfiles --sanitarios, de gestión y servicios, puestos básicos, cargos intermedios o cargos directivos--, incorporando una metodología, en la planificación y en la evaluación, mediante el trabajo de grupos de expertos en los que participan profesionales de todas las estructuras de la Red Formativa de la sanidad pública andaluza.

Además, Marina Álvarez ha avanzado que cada año se establecerá un Plan de Formación, con actividades formativas estratégicas y transversales compartidas para todo el sistema sanitario, así como Planes de Formación de Centros, con formación singular o complementaria adaptada a las necesidades propias de los mismos, en coherencia y alineados con las metas corporativas, entre las que se encuentran la Renovación de la Atención Primaria así como la Innovación o la Gestión Clínica, entre otras.











No ha sido posible realizar el purgado