España

La sequía y la falta de recursos marcan un año en el que se cede protagonismo al agua desalada, según balance MCT

Asegura que este cese ha evitado restricciones en el abastecimiento de agua potable a la población

MURCIA, 20 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Administración de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT), se ha reunido este miércoles, en la ETAP de la Sierra de la Espada (Molina de Segura), para realizar su balance anual. Durante la reunión, se han refrendado todos los acuerdos adoptados por su órgano delegado (Comité Ejecutivo) desde la última reunión y ha sido informado de los asuntos más destacables a lo largo del año, de la situación económica, del avance de los recursos hidráulicos utilizados, de los consumos atendidos y de la previsión de cierre del ejercicio presupuestario.

En el Consejo, que ha estado presidido por el delegado de la MCT, Adolfo Gallardo, han asistido representantes de los ayuntamientos abastecidos por el organismo, así como otras instituciones representadas, se han destacado las obras de emergencia (11,4 millones de euros) impulsadas y financiadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Obras que van a permitir aumentar y redistribuir a más puntos de la red recursos procedentes de las desaladoras de Alicante (I y II) y San Pedro del Pinatar (I y II) así como de las plantas ejecutadas por la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterraneas (Acuamed) y que cuentan con un convenio de suministro con la MCT, es decir Torrevieja, Valdelentisco y Águilas, según ha resaltado la MCT.

Tras lo que el organismo recuerda en comunicado de prensa que estas obras, que fueron concebidas en previsión de un empeoramiento de la situación de sequía y la disminución de los recursos hidráulicos disponibles, se enmarcan en los Reales Decretos de Sequía del Segura y el Júcar, en vigor desde mayo de 2015 y permiten al Gobierno arbitrar medidas excepcionales para minimizar los impactos de la sequía que sufre el país.

"SIN MAYORES REPERCUSIONES EN ABASTECIMIENTO"

Entre los asuntos reseñables del año hidrológico, la Mancomunidad destaca que ha aumentado ligeramente la producción de agua durante el pasado año hidrológico, en un 3 por ciento, y que la falta de recursos provenientes del trasvase Tajo- Segura se ha suplido con un mayor incremento de agua desalada, proveniente tanto de las desaladoras de MCT, que en los últimos meses han funcionado al máximo de su producción, como de las desaladoras de la Sociedad Acuamed, en especial de la de Valdelentisco.

También se ha contado con recursos extraordinarios, que han sido facilitados por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), mediante la asignación de pozos de sequía, como el Molar, o la autorización para acuerdos de cesión de derechos con los ayuntamientos de Hellín y Abarán.

De esta forma, "y aunque la falta de recursos por la sequía ha sido el denominador común", el periodo "ha finalizado sin mayores repercusiones en el abastecimiento de agua potable y el suministro ha estado en todo momento atendido", a pesar a pesar del incremento de la demanda durante los meses de verano, según MCT.

La Mancomunidad ha suministrado 191 hm3 con un origen de los recursos. Concretamente, los aportes del Río Taibilla han sido 53,2 hm3 y los prevenientes de la desalación de la MCT han sido de 62,5 hm3 (Otras desaladoras: 3,3 hm3). Por parte del trasvase Tajo-Segura se ha contado con 54,7 hm3 y los recursos extraordinarios han aportado 17,3 hm3.

ANTICIPACIÓN, PREVISIÓN Y PARTICIPACIÓN

Durante el último año, desde el organismo, en coordinación con el MAPAMA, se ha realizado "un importante esfuerzo para informar a los diferentes usuarios y agentes implicados de la delicada situación que atraviesan las demarcaciones del Júcar y el Segura", para intentar paliar, "en la medida de lo posible", los efectos socioeconómicos de la sequía y que el suministro de agua potable a la población sea atendido. Objetivo, han asegurado, que también marcará las actuaciones en adelante.

Se ha informado de la reunión promovida por la Confederación Hidrográfica del Segura con la MCT y los ayuntamientos con una población superior a los 20.000 habitantes en la que se solicitó la aplicación de sus planes de emergencia ante la sequía que debe de estar adaptado al Plan de Sequía de la Confederación del año 2007.

Estos planes persiguen, fundamentalmente una disminución del consumo del 15 por ciento mediante la aplicación de limitaciones al riego de jardines y zonas verdes, riego y baldeo de viales, llenado de todo tipo de piscinas de uso privado, lavado con manguera de toda clase de vehículos uso de instalaciones de refrigeración y acondicionamiento que no tengan en funcionamiento sistemas de recuperación.

Por parte del organismo, y adicionalmente a las medidas solicitadas por la Confederación, se ha reiterado el llamamiento "para un uso y consumo del agua" tal y como se ha venido haciendo en los últimos Comités Ejecutivos celebrados.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin