España

El Gobierno boliviano sigue expectante la visita del papa al vecino Chile

La Paz, 16 ene (EFE).- El Gobierno boliviano sigue expectante la visita del papa Francisco a Chile, pendiente de que aflore cualquier comentario acerca de la demanda que mantiene Bolivia ante el país vecino sobre una salida al mar.

"Saludamos al hermano Francisco, papa de los pobres, que visita al vecino hermano de Chile. Recordamos como si fuera ayer su visita a nuestro país, en julio de 2015, y renovamos nuestro profundo agradecimiento a su acompañamiento a los anhelos y deseos de nuestra querida Bolivia", escribió en Twitter el presidente boliviano, Evo Morales, sin citar expresamente la reclamación que mantiene su país.

El santo padre apeló al diálogo entre ambos países sobre este contencioso durante su visita a Bolivia aquel año.

En este contexto, el presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, José Alberto Gonzales, subrayó que "la palabra del papa Francisco para nosotros es muy importante".

Gonzales, destacado miembro del oficialismo que sustenta al Ejecutivo de Morales, expresó el interés en que "de la reunión que pueda tener o haya tenido con las autoridades chilenas" el papa, "sea por esa línea en la perspectiva de encontrar una vía de solución, una vía de diálogo con Chile".

El objetivo es que esa vía "nos permita ir adelante con nuestra aspiración", señaló el político, según destacó el Senado boliviano en un comunicado.

"La palabra de un personaje tan significativo, tan fuerte como es el papa, evidentemente puede coadyuvar a que ese encuentro se pueda realizar, ojalá lo antes posible", sentenció al recordar la apelación del pontífice al diálogo en su visita de 2015.

Por su parte, el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, manifestó a los medios que el Gobierno boliviano observa "muy respetuosamente" la visita papal, en un marco por un lado de "espiritualidad" pero sin descartar "una decisión respetuosa con el derecho a la soberanía de cada país".

El papa conversó durante sus actos en Santiago de Chile con la presidenta, Michele Bachelet, y el presidente electo del país austral, Sebastián Piñera, sin que trascendiera que hablaran de las aspiraciones de Bolivia.

Bolivia presentó en 2013 una demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para que obligue al Gobierno chileno a negociar un acceso soberano al océano, perdido en una guerra en 1879 con el país vecino.

Por su parte, Chile argumenta que las fronteras entre ambos países quedaron delimitadas por un tratado bilateral veinticinco años después de aquel conflicto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin