España

Piden 20 años de cárcel a un hombre que apuñaló a su exmujer en 2016 en Vallecas con amenazas de "vas a morir, mierda"

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará hoy jueves a partir de las 10 horas al hombre que apuñaló a su exnovia en agosto de 2016 en el distrito de Villa de Vallecas con amenazas de "vas a morir", ha informado la Fiscalía de la Comunidad en un comunicado.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Concretamente, el Ministerio Fiscal solicita 20 años de prisión para Reynaldo C.E. por haber tratado de asesinar a su exmujer asestándole varias puñaladas mientras le decía cuando la tenía inmovilizada en el suelo: "Ahora vas a ver, mierda, vas a morir. ¿Esto es lo que tú querías? Vas a morir".

El escrito de acusación señala que el 25 de mayo de 2016 el procesado propinó una bofetada a su entonces mujer, con quien llevaba nueve años casado, motivo por el cual la víctima dio por finalizada la relación conyugal y abandonó el domicilio familiar. Dos meses más tarde y, dado que el acusado no aceptaba la ruptura sentimental, le envió varios mensajes amenazantes a través del móvil "ocasionando un profundo temor" en la víctima.

El 4 de agosto de 2016 Reynaldo, de 44 años, se dirigió al hospital donde trabajaba la víctima y se escondió en un callejón de escasa iluminación que da a la puerta de acceso al centro. Pese a que su exmujer estaba acompañada por una amiga logró en un momento de distracción abordarla e inmovilizarla en el suelo mientras le decía: "Ahora vas a ver, mierda, vas a morir. ¿Esto es lo que tú querías? Vas a morir".

Mientras vertía tales amenazas contra su expareja le asestó varias puñaladas causándoles cortes en cuello, cara, ojos, sien, pecho, abdomen, piernas y brazos. Hasta que escuchó que estaban avisando a la Policía y huyó del lugar. Un día más tarde, no obstante, volvió a enviar a la víctima un nuevo mensaje de texto a su móvil en el que se podía leer: "Si no eres para mi no serás para nadie. Vuelve conmigo sino a la próxima será letal", señala el escrito fiscal.

Ese mismo día, el 5 de agosto, el procesado fue detenido y el juez acordó la prisión provisional comunicada y sin fianza. Sobre el acusado pesa también una orden de alejamiento a favor de su expareja dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de Madrid. La Fiscalía reclama, además, 58.939 euros por las secuelas físicas causadas a su exmujer y otros como otros 6.350 euros por las lesiones sufridas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin