España

La empresa cordobesa Enchufe Solar comienza a operar en Málaga con una importante instalación solar

La empresa cordobesa Enchufe Solar, con sede social en Lucena, ha empezado a operar en la provincia de Málaga, tras haber sellado un contrato con la compañía Perymuz, dedicada desde 1990 a la distribución en el sector de la Hostelería y la Restauración en Málaga, y que va a ser una de las primeras firmas de la provincia en instalar una planta de autoconsumo de energía solar fotovoltaico, con la que va a poder ahorrarse un 80 por ciento de su consumo diurno.

CÓRDOBA, 1 (EUROPA PRESS)

Así lo ha indicado Enchufe Solar en una nota en la que ha detallado que es la empresa detrás de la mayor planta solar de autoconsumo agrícola del Sur de Europa, puesta en marcha en la localidad de Cabra (Córdoba), esta nueva firma es un paso más en su estrategia de expansión regional y nacional, en este caso en Málaga, que es una de las tres ciudades con más horas de radiación solar de España.

El director comercial de Enchufe Solar, Antonio Gómez, ha asegurado que 2018 "marcará un punto de inflexión en la industria de la Costa del Sol en lo que respecta a la energía solar". "Hablamos de una ciudad y una provincia que miran al sol y con un gran tejido empresarial, en un momento en el que el precio de una instalación para autoconsumo ha pasado a ser rentable por el descenso de coste de los paneles", ha agregado.

En este sentido, Gómez ha resaltado que "ambos datos son un 'mix' perfecto para que tanto empresas como todo el que pueda colocar placas en su tejado lo aproveche".

Perymuz es una empresa familiar con un consumo diurno de 85.000 kilovatios por hora al año, principalmente destinados a cámaras de frío, iluminación y climatización, por lo que la estrategia de pasar a generar su propia energía les va a permitir blindarse ante futuras subidas de la luz. En este sentido, cabe resaltar que la energía autoproducida "no va a superar los tres céntimos el kilovatio por hora".

La planta proyectada por Enchufe Solar y Perymuz constará de un centenar de módulos fotovoltaicos, un campo de paneles solares con un potencia de 32,4 kilovatios, lo que se traducirá en un ahorro de 250.000 euros durante la vida óptima de los paneles y que reducirá la emisión de 31 toneladas de CO2 anuales, equivalente a plantar 3.050 árboles.

Todo ello con el añadido de que la inversión se amortizará en un plazo de apenas cinco años y con otras ventajas, dado que la instalación de paneles solares sobre las cubiertas de las compañías de este sector actúan como aislantes térmicos, y eso facilita el mantenimiento de la temperatura baja en las cámaras frigoríficas y genera un importante ahorro económico.

El gerente de Perymuz, Salvador Pérez, ha explicado que, tras valorar varias posibles medidas, el autoconsumo a partir de energías limpias siempre fue "la mejor opción disponible", y más concretamente el autoabastecimiento con paneles solares, ya que "no depende de ningún tipo de subsidio y es perfectamente legal desde octubre de 2015".

Además, Pérez ha añadido que también ha valorado el hecho de que el salto a este tipo de energía es una excelente medida de carácter medioambiental que tendrá efectos positivos en la visión del cliente sobre su compañía.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin