España

Brexit. dastis observa una "actitud receptiva" del reino unido para acordar la aplicación del periodo de transición en gibraltar

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, subrayó este martes que observa una "actitud receptiva y constructiva" por parte del Reino Unido para alcanzar un acuerdo para incluir a Gibraltar en el periodo de transición tras la consumación del 'Brexit'.

Así se pronunció el jefe de la diplomacia española durante su comparecencia en la Comisión Mixta para la UE de la Cámara Baja, en la que analizó el momento actual de las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el futuro de Europa y las perspectivas financieras en el Viejo Continente.

La UE y el Reino Unido alcanzaron ayer un acuerdo sobre el periodo de transición tras la salida británica de la Unión Europea, que irá desde el 29 de marzo de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020.

El Reino Unido consiguió incluir al Peñón en el periodo de transición, a la espera de que los Gobiernos español y británico concreten las condiciones de manera bilateral.

El ministro explicó que existen "esperanzas" para alcanzar un acuerdo con las autoridades británicas que posibilite la aplicación del periodo de transición a Gibraltar, lo que será, según Dastis, "beneficioso para todos", especialmente para los ciudadanos de la comarca del Campo de Gibraltar.

Señaló como la "principal prioridad" del Gobierno español el garantizar el futuro de los trabajadores que cruzan a diario la Verja de Gibraltar, evitando que haya "efectos negativos" para ellos tras el 'Brexit'.

Asimismo, dejó claro que el Ejecutivo apuesta por "soluciones pragmáticas" sobre esta cuestión, "sin renunciar al objetivo de recuperar Gibraltar" a partir de aquellos "mecanismos que sean necesarios" y mediante los "plazos más cortos posibles".

"No queremos que la negociación con el Reino Unido sea rehén de la cuestión de Gibraltar", sentenció.

Explicó, además, que el Gobierno gibraltareño ha amenazado con acciones legales y con rescindir los contratos de aquellos trabajadores transfronterizos si la UE margina al Peñón en el acuerdo de transición hasta la salida británica de la UE. Ante esta situación, se limitó a decir que "son ellos quienes ponen en peligro el futuro de la relación. No es mi estilo".

Por ello, reiteró que la "principal prioridad" del Gobierno son los trabajadores transfronterizos para "asegurarles su sustento como lo hacen hasta ahora". "Tengo dudas de que Gibraltar pueda subsistir sin los trabajadores que a diario contribuyen a su economía", destacó.

Dastis dijo que actualmente España negocia con Reino Unido, que, a su vez, mantiene conversaciones con las autoridades de Gibraltar. Entre los puntos objeto de negociación se encuentran el uso compartido del aeropuerto de Gibraltar, que está en un istmo "no cedido" en el Tratado de Utrecht, el contrabando de tabaco, la transparencia fiscal y las cuestiones medioambientales. "Merece la pena intentarlo para conseguir una relación madura que beneficie al Campo de Gibraltar", aseveró.

LOS CIUDADANOS, "PILAR FUNDAMENTAL"

Por otro lado, el ministro señaló a los ciudadanos como un "pilar fundamental" del acuerdo sobre el 'Brexit' y destacó la labor de la ventanilla única que se ha habilitado en la Embajada de España en Londres para atender las consultas que los españoles residentes en el Reino Unido realicen acerca de las consecuencias que el 'Brexit' pueda tener sobre su situación personal y la de sus familiares.

Apuntó que esta ventanilla ha resuelto más de 1.500 consultas electrónicas y más de 200 citas presenciales, mientras que el embajador español en Londres ha mantenido una reunión con 150 personas para responder a sus preocupaciones.

Dastis defendió que los ciudadanos deben sentir "lo menos posible" el impacto del 'Brexit' y mantener los mismos derechos que ahora disfrutan (especialmente los sociales y de circulación). Estos derechos, dijo el ministro, serán aplicables para aquellas personas que lleguen al Reino Unido durante el periodo transitorio.

Por otra parte, manifestó que la cuestión de Irlanda del Norte es una "línea roja" para el Reino Unido e indicó que el problema actualmente consiste en combinar la pretensión británica de quedarse fuera de la unión aduanera y del mercado interior con el hecho de que no haya frontera dura entre las dos irlandas o entre Reino Unido e Irlanda del Norte.

Finalmente, elogió al Reino Unido como un "gran contribuyente" a la defensa europea y comentó que tras su salida de la UE se pueden mantener los lazos en el futuro en organizaciones como la OTAN. Reconoció que ello representa un "reto y una oportunidad" pero mostró su confianza en actuar conjuntamente en las áreas de vecindad que afectan a ambas partes -Reino Unido y UE-, haciendo frente a las amenazas que les acechan.

(SERVIMEDIA)

20-MAR-18

MST/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin