España

Deficiencias en el edificio del futuro mercado gourmet de Torremolinos obligan a aumentar el presupuesto de obra

El Ayuntamiento de Torremolinos (Málaga) tendrá que afrontar una reforma del proyecto original de las obras de rehabilitación de la antigua Casa Consistorial, y después oficinas del Patronato Provincial de Recaudación, donde se ubicará el Mercado Gourmet, en la plaza de La Independencia, para resolver las "graves deficiencias estructurales" detectadas en el inmueble tras el comienzo de los trabajos.

TORREMOLINOS (MÁLAGA), 13 (EUROPA PRESS)

Así lo ha asegurado este viernes en rueda de prensa la concejala de Urbanismo, Maribel Tocón, quien ha apuntado que el edificio, objeto de sucesivas reformas, "corría un serio riesgo de derrumbe, al detectarse la falta de hasta cuatro pilares de sustentación del inmueble". Así, será necesario ampliar el proyecto de obras con 65.000 euros con cargo a los presupuestos municipales.

Esta situación será objeto de una investigación interna por parte de ese área para definir en qué momento se produjo esa "actuación irresponsable" y dirimir las posibles responsabilidades, ha apuntado la edil.

El inicio el pasado 26 de febrero de las actuaciones de reacondicionamiento del edificio municipal ha sacado a luz "una serie de defectos estructurales que amenazaban la estabilidad del inmueble".

Los trabajos previstos en el proyecto de demolición de un muro del edificio, pared que se suponía ocultaba hasta cuatro pilares de sustentación del edificio, han revelado que estas columnas "han sido en algún momento eliminadas, a lo que además se suman las grietas detectadas en las arcadas exteriores del edificio".

"No sabemos el cuándo, el cómo ni el por qué", ha expresado Tocón, quien ha apuntado que "lo que sí es un hecho cierto y fehaciente es que ésta es una situación grave, que ha arriesgado la seguridad de las personas y que ahora supone un perjuicio económico para el Ayuntamiento".

INVESTIGACIÓN

Por esto, ha dicho, es "necesario que abramos una investigación interna mediante el traslado de todos los expedientes de modificación y obras de mantenimiento acometidas en ese edificio en los últimos años para comprobar que todas se han hecho con su correspondiente proyecto, han contado con la autorización del concejal del turno y se han ejecutado conforme a la ley y normativa urbanística".

El proyecto de rehabilitación de la antigua Casa Consistorial para su conversión en el Mercado Gourmet Sabor a Málaga tienen un plazo de ejecución hasta el 15 de noviembre de este año. Financiadas por la Diputación de Málaga por un importe de 329.787,36 euros, ahora se hace necesario ampliar el proyecto de obras con 65.000 euros más para resolver las deficiencias detectadas.

Este importe "está dentro del límite de desvío presupuestario del 20 por ciento que permite el pliego del concurso público de adjudicación de las obras", ha asegurado la concejala. En este caso, "esa aportación dineraria adicional tendrá que afrontarla el Ayuntamiento con cargo a su presupuesto", ha apuntado.

El reformado del proyecto, así como la adopción de todas las medidas de seguridad, se ha realizado en coordinación con los técnicos de la Diputación, ha señalado la concejala, quien ha significado que "se trata de una actuación necesaria para devolver la estabilidad al edificio".

"Las últimas obras que se realizaron en ese edificio fueron para albergar las oficinas del Patronato de Recaudación y otras de mantenimiento y reparación de la cubierta, todas ellas correspondientes en la anterior legislatura de 2011 a 2015", ha recordado Tocón, quien ha precisado que "en esta legislatura no se ha tocado nada".

En este sentido, ha dicho desconocer "si la desaparición de los pilares se produjo dentro de esas últimas obras o anteriormente", circunstancia que va a ser objeto de investigación.

Tocón ha hecho un "llamamiento a responsabilidad de esos políticos que hacen obras sin proyecto porque puede ocurrir esto, que tengamos un edificio con una cubierta reparada pero que es una estructura no sólida que podría haber colapsado en cualquier momento". "Un edificio que tiene un uso ciudadano", ha hecho hincapié.

Así, ha dicho no entender "que los políticos hayan autorizado esas obras y eliminado pilares incurriendo en un grave perjuicio para la integridad de las personas que han visitado ese edificio". "Este equipo no va a permitir que se ponga en peligro la seguridad de las personas por un capricho político", ha manifestado.

Las obras en curso recuperarán la actividad histórica de ese edificio como mercado, en este caso como Mercado Gourmet de productos englobados bajo la marca Sabor a Málaga. Contará con 22 puestos de venta directa de empresas productoras malagueñas e incorporará al corazón comercial de Torremolinos un nuevo activo.

Este espacio pondrá en valor los productos agropecuarios malagueños y "es una apuesta de este municipio para el desarrollo y proyección del sector hotelero y de restauración", recalcó en su día el alcalde, José Ortiz, quien destacó la repercusión "positiva" que para la oferta turística de Torremolinos tiene este proyecto gastronómico.

Las obras de rehabilitación se centran fundamentalmente en el edificio en sí y en su perímetro y comprenden la demolición o desmontaje de los elementos añadidos en el inmueble, así como de toda la tabiquería interior al objeto de dejarlo como un espacio diáfano, excepto la parte de aseos que se mantendrán.

El uso gastronómico que tendrá el edificio requerirá la instalación de un nuevo sistema de abastecimiento de agua, conexión de los puestos a la red de saneamiento y a la red de aguas pluviales. También se procederá a la renovación integral de la solería.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin