España

Narbona defiende las desaladoras coincidiendo con la investigación judicial sobre acuamed

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

Cristina Narbona, presidenta del PSOE y exministra de Medio, considera que España debe seguir apostando por las desaladoras y llevar a cabo una "auditoría hidrológica" para conocer los derechos concesionales y las infraestructuras relacionadas con el uso del agua.

Narbona se refiere a esta cuestión en el número de mayo de la revista 'Temas', donde la presidenta socialista incluye un artículo, recogido por Servimedia, que lleva por título 'Agua y cambio climático: un desafío ético y político'.

La publicación del artículo de la exministra ha coincidido con la decisión tomada este mismo lunes por el juzgado de Instrucción número 43 de Madrid de citar a declarar en calidad de investigados a ex altos cargos de la etapa de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a los que se investiga por contratos de publicidad de 2008 que pudieron servir para financiar al PSPV y al Bloc.

En el marco de esta investigación se analizan contratos adjudicados a empresas del grupo de comunicación Crespo Gomar por el Ministerio de Medio Ambiente a través de las empresas públicas Acuamed y Aguas del Júcar. Algunos de estos contratos habrían servidos para promocionar desaladoras impulsadas cuando Zapatero estaba en La Moncloa.

"POTENCIAL DE CRECIMIENTO"

Respecto a la gestión del agua en España, Narbona dice en el artículo del número de mayo de la revista 'Temas' que la Ejecutiva de su partido aprobó el pasado mes de marzo una resolución sobre 'Bases para un acuerdo sobre el agua'.

Según la presidenta del PSOE, su partido considera necesario realizar en España una "auditoría hidrográfica" que permita "conocer con rigor cuál es la situación actual de los derechos concesionales y de las infraestructuras existentes" en el país sobre el agua.

Narbona señala que su formación considera necesario "considerar el binomio agua-energía con criterios de sostenibilidad", respecto a lo que explica que actualmente "es ya viable el uso de las energías renovables para la desalación, la depuración o el regadío, reduciendo así las emisiones de CO2 asociadas al consumo de energías en dichas actividades".

"España cuenta", añade la exministra, "con empresas líderes a nivel mundial en las tecnologías del agua y de las energías renovables, que actualmente no despliegan toda su capacidad en nuestro país a causa del marco normativo vigente".

(SERVIMEDIA)

07-MAY-18

NBC/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin