Buscar

Guardia Civil controla 7.033 conductores, de los que 13 han sido detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol

8/05/2018 - 12:45
Más noticias sobre:

Más de un centenar de conductores han sido denunciados por alcoholemia y otros 68 por conducir habiendo consumido drogas

MURCIA, 8 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desplegado, en las fechas comprendidas entre el 1 y el 6 de mayo, un amplio dispositivo simultáneo de verificación de alcoholemias y drogas en distintas carreteras de la Región de Murcia, al objeto de cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y con la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020 de la Dirección General de Tráfico, coincidiendo con las fiestas de los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz y del festival WARM UP celebrado en Murcia.

En el dispositivo, en el que han participado cien agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, han sido controlados un total de 7.033 conductores, de los cuales 109 arrojaron resultado positivo en alcohol (1,55%), 13 de los cuales fueron detenidos y puestos a disposición judicial y los 96 restantes denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por alcoholemia.

Según informan fuentes de la Benemérita, 68 conductores han sido denunciados por circular habiendo consumido drogas u otras sustancias estupefacientes prohibidas y han sido detenidos tres conductores por conducir habiendo perdido la totalidad de puntos asignados.

MÁS DE LA MITAD DE LOS CONTROLES EN CARAVACA Y MURCIA

En especial, destaca el dispositivo desplegado en las carreteras próximas a la localidad de Caravaca de la Cruz y de esta capital, destino de multitud de personas con motivo de la celebración de las fiestas de los Caballos del Vino y del festival WARM UP, donde fueron realizadas más de la mitad de las pruebas de alcoholemia (3.726) de las que 73 resultaron positivas en alcohol (1,95%), con 5 conductores detenidos y el resto (68), denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. 17 fueron denunciados por positivo en consumo de drogas.

La Benemérita persiste en concienciar a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas y drogas con la conducción de vehículos, que pueden derivar en accidentes de circulación.

Tras lo que recuerda que conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/l, lleva aparejada la detención del conductor, por presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en todo caso la privación del permiso por un tiempo de 1 a 4 años.

De igual modo, conducir un vehículo a motor o ciclomotor habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente, lleva consigo la detención de su conductor por un presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Por otra parte, la conducción de vehículos a motor o ciclomotores con tasas de alcohol superiores a 0,25 mg/l (0'15 mg/l, conductores noveles y profesionales) y hasta 0,60 mg/l, tras la reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial, supone una sanción económica de hasta 1000 ? y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

La conducción habiendo ingerido drogas u otras sustancias prohibidas, pueden determinar la comisión de un supuesto delito contra la seguridad vial, o en su caso una denuncia administrativa, sancionadas en los mismos términos.

En estos casos, una vez realizada la prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, los conductores están obligados a facilitar una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado y contrastar el resultado provisional, conforme a la normativa vigente.

En todos los casos, los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentran en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos o desaparecida la presencia de las drogas, o bien, se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y previas las pruebas oportunas.