España

Cámara asegura que el Ayuntamiento "no encargó nada al Real Murcia y el protocolo firmado no tenía ningún valor"

El exalcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, ha insistido este miércoles en que el Consistorio, en su etapa de regidor capitalino, "no encargó nada al Real Murcia" para construir un estadio de fútbol y que el protocolo firmado no tenía "ningún valor" y todo se tramitó de acuerdo a la legalidad vigente.

MURCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Así lo ha defendido, a preguntas del Ministerio Fiscal y de su abogado defensor, en la primera sesión del juicio del caso 'Umbra' en el que se investiga una presunta corrupción urbanística en el municipio de Murcia, el proyecto urbanístico Nueva Condomina.

Cámara, cuyo interrogatorio se ha prolongado durante hora y media, ha dejado claro que nunca supo nada sobre la compra o financiación del terreno por parte de la empresa de Jesús Samper.

Igualmente, ha negado que diera instrucciones para bloquear ni desbloquear ningún proyecto, así como las supuestas desavenencias con el entonces concejal de Urbanismo, Ginés Navarro, referentes a este convenio.

Parte del interrogatorio del fiscal se ha centrado en los archivos de Samper, en los que se pone de manifiesto, ha advertido el Ministerio Público, que éste no estaba dispuesto a asumir el coste total del proyecto y que el Ayuntamiento iba a poner una parte "sí o sí", un extremo que Cámara ha negado con rotundidad.

Según el fiscal, Samper entendió que buena parte de la financiación del estadio debía correr por parte del Ayuntamiento de Murcia, en concreto el 70 por ciento, a lo que el exalcalde ha puntualizado que no se cuantificó el coste de la construcción del estadio.

"No recuerdo la financiación entorno a ese proyecto", ha asegurado Cámara, quien ha dejado claro que le trasladó a Samper la intención del Ayuntamiento de no estar dispuesto a asumir financiación alguna, aunque no recuerda que en el protocolo se hablara de plusvalías.

Es más, ha subrayado, el Ayuntamiento "no asumió ningún compromiso ni ellos declararon la intención de colaborar con el Ayuntamiento, ellos expusieron unas cuestiones que querían desarrollar, pero no se estableció ningún compromiso por parte del Ayuntamiento".

Cámara entiende que si el Real Murcia quería construir una zona deportiva, lo lógico era que en el entorno estuviera el nuevo campo y el Real Murcia el encargado de construir el nuevo campo.

"No hay ningún encargo del Ayuntamiento al Real Murcia", ha insistido en varias ocasiones. "El protocolo dice lo que dice, que el Ayuntamiento colaborará en las medidas de las posibilidades, porque el que iba a construir el estadio era el Real Murcia y no el Ayuntamiento", ha indicado Cámara.

También ha negado una supuesta reunión a la que ha aludido el fiscal, en la que se habló que el Ayuntamiento concedería una subvención a la empresa de Samper para construir el estadio. "No se habló de cantidades", ha dicho Cámara.

Por otro lado, el fiscal ha señalado que el secretario municipal trabajó en este expediente y cuando lo terminó lo presentó avalando que se podía firmar, pero en el protocolo no consta la firma del mismo, algo que Cámara ha reconocido.

El exalcalde, que se ha negado a declarar a las preguntas de las acusaciones, ha defendido que "era un buen y gran proyecto para la ciudad, lo reconoció el PP y el PSOE, y a pesar de las diferencias políticas que suelen haber en este proyecto encontramos un punto de unión, porque por encima de todo prevalecía el interés de la ciudad".

EL SOTERRAMIENTO DEL AVE SE 'CUELA' EN 'UMBRA'

A modo anecdótico, en este juicio de presunta corrupción urbanística se ha 'colado' el acuerdo que firmó la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y el Ministerio de Fomento para soterramiento del AVE en Murcia en el año 2006, ya que Cámara ha comparado el protocolo de Nueva Condomina con el que se firmó en aquella fecha.

Y es que, según el alcalde, este protocolo no tenía "ningún valor". Por ello, ha señalado que es el mismo respaldo que tiene el acuerdo que se firmó con el Ministerio para el soterramiento del AVE.

El fiscal ha preguntado para qué se firmó entonces el protocolo, a lo que Cámara ha respondido que es la finalidad que tiene cualquier protocolo marco, que "se firmaban mucho; enmarcan las premisas básicas en las que se puede realizar la colaboración de cara al futuro y después está sujeto a toda la tramitación".

"Valor jurídico de decisión no tiene y no me sirve como aval", ha asegurado Cámara, quien ha insistido en que "no había ningún compromiso, era una tramitación normal y nadie nos advirtió de la ilegalidad".

Cámara también ha negado conocer la existencia de una carta de Samper, en la que éste criticaba el tratamiento que el Consistorio les estaba dando en el año 2000; que existieran desavenencias con el concejal de Urbanismo sobre que el proyecto fuera objeto de concurso como prueba Samper en una carta, en la que destaca que Cámara "estaba por la labor de aprobar el proyecto y que entendió que el estadio le saldría gratis".

El Fiscal Anticorrupción de Murcia, Juan Pablo Lozano, pide diez años de inhabilitación especial para empleo o cargo público para Cámara como responsable de adoptar decisiones al margen de la legalidad en el marco del proyecto inmobiliario para obtener el estadio de fútbol Nueva Condomina favoreciendo a un promotor privado. En concreto, Cámara está acusado como autor de un delito continuado de prevaricación urbanística.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin