España

CHA y PSOE negocian la fórmula para aprobar la reforma del impuesto de Sucesiones en Consejo de Gobierno

Podría incluir la exención hasta 500.000 euros, que CHA rechazará en la tramitación en las Cortes

ZARAGOZA, 9 (EUROPA PRESS)

Los socios del Gobierno de Aragón, Chunta Aragonesista (CHA) y PSOE, se han reunido este martes y miércoles, y lo continuarán haciendo, con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita aprobar en Consejo de Gobierno el proyecto de ley de reforma del impuesto de Sucesiones, para posibilitar su tramitación parlamentaria.

Ambos partidos coinciden en la necesidad de esta reforma, en mantener este impuesto y hacerlo con progresividad, según han explicado el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en representación de la parte socialista, y el presidente de CHA y consejero de Vertebración Territorial, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, como segundo socio gubernamental.

Este último ha reconocido que en su partido "generó sorpresa y malestar enterarnos a través de la rueda de prensa de Ciudadanos" del acuerdo alcanzado con el PSOE para reformar el impuesto de Sucesiones incluyendo una reducción del cien por cien en las herencias con base imponible de hasta 500.000 euros para parientes más cercanos y cónyuges.

Esto "no lo vamos a compartir nunca" y "CHA votará en contra de una propuesta en estos términos en las Cortes de Aragón", un tributo "que siempre hemos defendido" porque "es necesario para la redistribución de la riqueza" y "para completar un sistema fiscal, equitativo y justo", ha argumentado Soro.

No obstante, ha sostenido se precisa de una armonización en el conjunto del Estado para "evitar las desigualdades e injusticias que se pueden generar" y por eso también que "es necesario que haya un proyecto de ley en las Cortes de Aragón para reformarlo" para que "el debate que hay en la calle sobre Sucesiones pueda llegar al parlamento".

SOCIOS LEALES

Soro ha esgrimido que "entre socios leales, que hacen grandes cosas juntos, cuando hay situaciones como ésta, lo que hay que hacer es sentarse a hablar, negociar abiertamente las discrepancias y buscar soluciones" y por eso están "estudiando la fórmula para salvar esa situación" y "llevar un proyecto de ley a las Cortes para que se pueda tramitar, no solo la cuantía, sino otras cuestiones".

No obstante, Soro ha indicado que "todavía no hay un acuerdo" y por eso "vamos a seguir hablando", después de haber "valorado muchas cuestiones", unas conversaciones que están siendo "cordiales y con ánimo constructivo" y "confío en que al final encontremos esa solución" porque "hay voluntad de acuerdo".

A su entender, puesto que por ahora "no hay una mayoría clara que pueda apoyar" la exención hasta 500.000 euros, su inclusión en el proyecto de ley puede ser "instrumental" para permitir aprobarlo en Consejo de Gobierno y después en las Cortes "buscar acuerdos" y "diferentes mayorías", ya que es allí "donde se va a decidir la cifra final".

Ha añadido que "desde CHA tendremos plena libertad para presentar enmiendas, determinar nuestra posición sobre esa cifra y buscar las mayoría parlamentarias que puedan decidir cuál es la cifra final", para remarcar que quien va a tomar las decisión sobre el importe que quede exento "van a ser las Cortes de Aragón, diga lo que diga el proyecto de ley".

Soro ha asumido "que hay un acuerdo de una parte del gobierno con Ciudadanos" y con esos 500.000 euros "no hay escollo, aunque no los apoyamos", porque "hay mucho margen de maniobra" para que sea un proyecto de ley "que votemos todos los miembros del Gobierno", para rechazar que haya una crisis en el Ejecutivo.

Según ha relatado, tras el primer "desencuentro", el mismo lunes recibieron explicaciones de la parte socialista "y, a partir de ahí, no hay una crisis", sino que hay acuerdo "en lo fundamental", "que es la necesidad de reformar el impuesto y "en las grandes líneas".

Ha añadido que "una cifra, un guarismo, no puede bloquear todo", sino que "hay que ser responsables y pragmáticos para salvar esa situación", para mostrarse convencido de que las bases de CHA entenderá la postura de sus dirigentes "porque se lo vamos a explicar".

Sobre el resultado final de la reforma, ha esgrimido que "no hay que tener miedo al parlamentarismo", ha considerado que es "obligación" del Gobierno enviar el texto para su debate y que "las mayorías que hay esta legislatura en las Cortes tomen la decisión", para considerar que "al final habrá responsabilidad por parte de la izquierda" y ha comentado que también Podemos ha dicho que quiere reformar el impuesto.

HABILIDAD POLÍTICA

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, ha explicado que esta reforma se ha planteado "porque hay muchos ciudadanos que no entienden por qué en Aragón se paga y en otras Comunidades no y, como tienen razón, hemos abordado la reforma del impuesto", para apuntar que habrá armonización fiscal en España, pero "no sé si antes o después por el debate del sistema de financiación autonómica".

Por eso, como "somos conscientes de que somos un gobierno en minoría", hay que "tener la habilidad política suficiente para conseguir hacer una reforma que coincida con los intereses sociales que nosotros defendemos en este momento" y para eso se requiere de un proyecto de ley que se tramite ya que "esto no puede ser un debate eterno, tiene un plazo de caducidad", ha sostenido el consejero.

Según ha apuntado, ha mantenido conversaciones informales "con todo el mundo" y a partir de ahí llegó a un acuerdo con Ciudadanos, para poder tramitar el proyecto de ley. Ahora, "sabiendo lo que nos diferencia con CHA, que no comparten el criterio de los 500.000 euros", "en todo lo demás estamos intentando llegar a un acuerdo, a ver si lo conseguimos, para que el proyecto llegue a las Cortes de Aragón", donde, si se tramita, ha vaticinado que habrá una ley.

Gimeno ha argumentado que con su socio de gobierno, con quien "discutimos con normalidad y transparencia", coinciden "en la necesidad de la reforma del impuesto, en su progresividad y en que hay que mantenerlo" y "vamos a presentar una propuesta que compagine los intereses en juego".

Asimismo, ha deseado alcanzar el acuerdo "lo antes posible", para preguntarse que si "alguien se va a atrever a que no se tramite", si llega a las Cortes de Aragón, para apuntar que "cada uno asumirá la responsabilidad ante los ciudadanos" respecto a lo que ocurra durante su tramitación.

El consejero de Hacienda ha asegurado no renunciar a un acuerdo con Podemos en esta materia, y también quiere negociar con PP y PAR, que no aceptan "más que quitar el impuesto", pero que ahora "tienen que negociar; con ellos antes no podía, ahora sí", para estimar que se podría lograr un texto en el que no haya ningún voto en contra.

Preguntado por la posibilidad de tramitar una reforma del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA), Gimeno ha pedido abordar "tema a tema, no me agoten" y "primero terminamos esto, que estoy convencido de que lo terminaremos pronto y luego abordamos lo otro", ha respondido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin