España

Orengo niega irregularidades en los contratos del PSPV con Crespo Gomar y defiende que "nadie se ha llevado nada"

En un rifirrafe con el PP, que ve esta "trama" más grave que Gürtel, dice: "Soy un gordito cobarde, estoy dispuesto a contarlo todo"

MADRID/VALÈNCIA, 18 (EUROPA PRESS)

El exalcalde de Gandia (Valencia) y asesor de Presidencia de la Generalitat Valenciana, el socialista José Manuel Orengo, ha asegurado este viernes en la comisión del Senado que investiga la presunta financiación irregular del PSPV que "nadie se ha llevado nada" y ha lamentado que se pongan "en sospecha" los contratos "limpios y lícitos" que suscribió la corporación municipal con la empresa Crespo Gomar.

Orengo --que ha arrancado reivindicándose como socialista "con mucha honra"-- ha insistido en poder mostrar un adjunto con "30 o 40 contratos" de su etapa como primer edil, y ha lamentado que no le dejen hacerlo hasta el final de la comparecencia como "una estrategia" para que diga que no los recordaba. "Ya lo he dicho: soy un gordito cobarde, estoy dispuesto a contarlo todo, todo, todo".

Así lo ha afirmado en este punto de su comparecencia en la comisión de investigación de la financiación de los partidos de la cámara alta, donde ha sido interpelado por el senador del PP Luis Aznar. Ambos han protagonizado un rifirrafe en la mayoría de la sesión: el 'popular' le ha acusado de "boicotear" con su "verborrea" y Orengo ha criticado su "monólogo" y "especie de rezo basado en premisas falsas".

Aznar ha sostenido en su intervención que si "la Gürtel es una desgracia", la presunta financiación irregular del PSPV "es muchísimo más grave, porque se ven no solo inmersos empresas y sinvergüenzas, como en Gürtel, sino también instituciones, ayuntamientos y ministerios de la etapa socialista".

La Justicia estudia la adjudicación de un contratos de publicidad a la empresa de comunicación Crespo Gomar, que supuestamente facturaba servicios para el PSPV que pagaban empresas a cambio, presuntamente, de adjudicación de contratos. En concreto, juzgados madrileños investigan contratos de publicidad relacionados con los Ministerio de Sanidad y de Vivienda durante la etapa del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Preguntado por los 13 imputados en esta causa, Orengo ha lamentado que se haya utilizado como "arma arrojadiza" contra el PSOE y que se haya puesto "la acción política en manos de los jueces", si bien ha defendido que "no tienen más remedio" que citarlos como investigados cuando abren el proceso. "Cuando tengo un compañero imputado, máximo respeto hasta la apertura de juicio oral", ha recalcado, para añadir: "Cuando he entendido que ha hecho algo realmente obsceno aunque no tenga responsabilidad penal, inmediatamente le he apartado".

Y ha subrayado: "En Gandia, que hay una investigación abierta, puedo asegurar con toda rotundidad que todo acabará archivado en diligencias previas, sin miedo a equivocarme y para la tranquilidad de todo el mundo".

"CUATRO A CERO"

Como "apreciación simpática", ha añadido acto seguido que puede afirmarlo porque va "cuatro a cero". Según él, de cuatro veces que le han imputado, "todas han sido sobreseídas en diligencias previas".

Respecto al informe policial sobre la presunta financiación en B del PSPV, Orengo ha sostenido que lo ha leído "en diagonal" y que "lo pondría en duda por el origen", que ha situado en el exalcalde del PP Arturo Torró.

A pesar de sus imputaciones por esas denuncias de Torró que han acabado archivadas, ha destacado que el PSPV 'creyó' en él y le mantuvo como portavoz del grupo socialista en la Diputación, en 2015. En este puesto, ha explicado que se encargaba de "separar o no a los compañeros que tuvieran algún tipo de imputación", un criterio del que se ha enorgullecido: "Eso se llama jugársela un poco". Más tarde, ha añadido que participó en la negociación del nuevo Consell "con la tranquilidad máxima de que era una denuncia falsa".

Por otro lado, sobre su relación con Crespo Gomar y Alberto Gomar, ha reconocido conocerlos pero ha puntualizado que la relación era profesional con Gandia, "tanto como de amistad no". Y ha negado que esta empresa prestara servicios ilegales al PSPV: "Tengo una completa seguridad, sin ningún tipo de matiz o prevención, sin guardarme absolutamente nada; este que habla nada ha tenido que ver en el caso hipotético que se haya producido".

RIFIRRAFE CON EL PP

En el rifirrafe con el 'popular', del que Orengo ha lamentado que le "caía bien" cuando vio sus vídeos y durante el que la presidenta de la mesa le ha pedido respeto en varias ocasiones, ha remachado: "No me torture más, aquí tiene todos los contratos con Crespo Gomar, absolutamente todos lícitos".

Ante las insinuaciones del PP por el hecho de que Crespo Gomar fuera dirigida por el hijo del teniente de alcalde de Gandia (Toni Gomar) durante su etapa, se ha desligado de cualquier trama y ha alegado que, en su periodo, el Ayuntamiento facturó una cantidad muy inferior a esta empresa en comparación con los tiempos del PP.

El portavoz del PP ha subrayado que "esta empresa le iba muy bien durante la crisis y se hunde en 2011 cuando el PSOE pierde las elecciones. El éxito o el fracaso de esta empresa dependía directamente de los contratos que ustedes les adjudicaban".

A lo que Orengo le ha respondido: "Si quiere darse un discurso a sí mismo que lo haga por la mañana cuando se afeita, no nos haga venir al Senado, es de muy poca vergüenza".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin