Buscar

Josep Rull, el único conseller de Puigdemont que fue a su despacho tras el 155

19/05/2018 - 15:03

Josep Rull i Andreu (Terrassa, Barcelona, 1968) ha vuelto a ser nombrado conseller de Territorio y Sostenibilidad pero ahora desde la cárcel de Estremera (Madrid), y fue el único de los consellers de Carles Puigdemont que fue a su despacho a trabajar tras aplicarse el artículo 155 de la Constitución.

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

Licenciado en Derecho por la UAB, casado y con dos hijos, se fotografió en su despacho al intervenirse la autonomía pese a estar cesado.

Diputado del Parlament desde 1997, fue ganando protagonismo, primero como diputado especializado en infraestructuras y 'fustigador' del conseller de Política Territorial durante los siete años de Govern tripartito, Joaquim Nadal, y luego como miembro de la Mesa, desde 2010.

Sus adversarios políticos dicen que admiran de él sus dotes oratorias, y el entonces presidente Jordi Pujol se sorprendió tras escuchar una intervención suya en una escuela de verano.

Su carrera profesional se ha visto marcada por su ingreso en prisión el 23 de marzo, cuando el juez del TS Pablo Llarena decretó su encarcelamiento junto al de los también exconsellers Raül Romeva, Dolors Bassa y Jordi Turull, y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Con Turull han compartido celda y muchos momentos profesionales, primero en CDC y sus juventudes y después en el PDeCAT, y guardan una estrecha relación: la última imagen de ambos antes de entrar en prisión es juntos frente al Tribunal Supremo.

UN HOMBRE DE PARTIDO

Militó en CDC desde 1989 y secretario de Organización entre 2012 y 2014, y coordinador general entre 2014 y 2016, para pasar después a formar parte del PDeCAT, del que es miembro del Consejo Nacional.

Ha sido concejal de Terrassa y diputado en el Parlament desde 1997, ostentado diversos cargos destacados, como la secretaría tercera de la Mesa y varias portavocías.

Es un hombre de partido y ha destacado por ser un independentista precoz: defendía la opción soberanista muchos años antes de que los convergentes virasen en esta dirección tras el congreso de CDC de 2012, en el que aprobaron avanzar hacia el Estado propio.