España

Save the Children alerta del riesgo de colapso de centros andaluces por la llegada de menores extranjeros no acompañados

Andalucía es la comunidad que más menores extranjeros noacompañados tutela, un 34,44 por ciento del total en España en 2017, según el informe 'Los más solos', presentado por Save the Children, donde denuncia los fallos en el sistema de acogida, protección e integración de los niños y adolescentes migrantes que llegan solos a España y donde ha alertado del "riesgo de colapso de las instalaciones de los centros de protección en los momentos de picos de llegadas".

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

Según ha indicado Save the Children en una nota, esta organización ha presentado su informe 'Los más solos', donde analiza los fallos en el sistema de acogida, protección e integración de los menores extranjeros no acompañados (MENA) que llegan a España, apuntando que "ellos son los niños que más vulneraciones de derechos sufren y protegerlos debe ser una prioridad para las administraciones".

En dicho informe y según datos del Ministerio del Interior, la ONG alerta de que Andalucía "es la comunidad que más menores extranjeros no acompañados acogió y protegió en 2017, un 34,44 por ciento del total".

Ha precisado que concretamente, la Junta de Andalucía tutelaba a 31 de diciembre de 2017 a 2.209 menores extranjeros no acompañados, lo que supone un 59,15 por ciento más que el año anterior.

Por otro lado, citando datos de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, 4.179 menores no acompañados fueron atendidos por el sistema de protección de menores andaluz, "provocando el riesgo de colapso de las instalaciones de los centros de protección en los momentos de picos de llegadas", tal y como ha denunciado el Defensor del Pueblo y del Menor de Andalucía en su último informe.

Save The Children ha explicado que los flujos migratorios con destino a Europa han aumentado "considerablemente" en los últimos años y España "es uno de los países donde más ha crecido el número de personas que llegan por la ruta marítima". Así, ha precisado que el año pasado 28.349 migrantes llegaron a España, tan solo 1.369 menos que a Grecia, una de las rutas más mortíferas de los últimos tiempos.

El informe 'Los más solos' señala cómo un 14 por ciento de las personas que han llegado a España por tierra o por mar son niños. A pesar de la magnitud de las cifras, España "sigue sin estar preparada para acoger a los niños que llegan solos y les condena a la invisibilidad y la exclusión", considera esta ONG.

El informe analiza con detalle las causas que empujan a los niños a dejar sus hogares, las distintas rutas por las que viajan hasta España y la situación que se vive en sus países de origen.

Save the Children ha explicado que los niños migrantes que viajan solos hacia España "lo hacen por varios motivos, entre los que están principalmente la violencia y la pobreza, pero todos con el mismo sueño de encontrar un lugar donde poder construir un futuro". "Sin embargo, a los obstáculos que se encuentran durante el viaje se suman los impuestos por Europa, que ha priorizado la seguridad de las fronteras por encima de la de las personas", ha añadido esta organización.

El informe apunta que en el último año, el número de menores migrantes que han llegado solos a España ha aumentado un 60,47 por ciento con respecto al anterior. Solo en 2017 se registraron 2.417, principalmente de nacionalidades marroquí y argelina.

El informe ha añadido que "en las cifras oficiales no se recogen todos los niños que llegan solos a España, muchas veces estos chicos esconden su condición de menor para evitar ser tutelados en una comunidad en la que no desean quedarse, otras veces dicen ser mayores de edad para llegar a la península y acceder al mercado laboral y otras son los propios mecanismos obsoletos e ineficaces de identificación de la edad los que les declaran adultos cuando en realidad son menores".

La organización ha asegurado que "las cifras tampoco recogen a los niños que abandonan las instituciones voluntariamente y dejan de vivir bajo la tutela pública". En 2016 abandonaron los servicios deprotección y figuran "en fuga" 825 menores de los que se ignora su paradero actual. De ellos, 331 estaban en Andalucía.

A pesar del aumento de las llegadas de menores que pueden obtener protección internacional, las solicitudes de asilo de menores migrantes que llegan solos sigue siendo muy baja. Según el Ministerio del Interior, en los últimos cinco años han pedido asilo un centenar de niños, de los que solo lo han conseguido 31, "lo que significa que dos de cada tres peticiones de asilo por parte de menores son rechazadas".

La mayoría de los chicos con los que ha hablado Save the Children para la realización del informe han contado que llegan a España sin documentación que les identifique y apunta al "miedo a ser deportados 'en caliente', porque si las autoridades conocen la procedencia pueden enviarles de vuelta".

Asimismo, han apuntado que no se respeta lo establecido en la Ley de Extranjería, que prohíbe detener a ningún menor de edad por su condición de migrante o su entrada irregular. En ese sentido, ha indicado que España "ha sido señalada por las prácticas invasivas y poco fiables de determinación de la edad de los menores migrantes que llegan solos".

Han criticado las malas condiciones de los centros donde permanecen y los chicos denuncian la falta de personal y la mala organización como origen de los conflictos.

Ha agregado que en la península "también hay menores migrantes noacompañados que deciden escapar de los centros y quedarse en la calle para escapar de las condiciones en las que viven y de los malos tratos que a veces denuncian por parte del personal de los centros".

A juicio de Save the Children, "sin políticas educativas y de empleo, el futuro de estos niños queda condenado a la precariedad y la exclusión y el día que cumplen 18 años se quedan desprotegidos, sin ningún tipo de apoyo de la Administración, que ha sido su tutor hasta entonces".

"A nadie se le ocurriría dejar abandonado a su suerte a su hijo el día de su 18 cumpleaños, los estados tampoco deberían hacerlo. Los esfuerzos orientados a la inclusión del menor en la sociedad no sirven de nada sin medidas orientadas a su integración como adulto", explica Andrés Conde, director general de Save the Children.

Los menores migrantes que llegan solos "son uno de los colectivos más vulnerables e invisibilizados en España, y el Estado y las comunidades autónomas, como responsables de estos menores, debe tomar las medidas necesarias para protegerlos y darles el futuro que vienen buscando".

PROPUESTAS

Para ello, Save the Children considera urgentes, entre otras, medidas como una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana para prohibir la práctica de las 'devoluciones en caliente' introducida en 2015; la reforma del registro de menores extranjeros no acompañados que incluya a todos los que llegan a España; la creación de la figura de un asesor independiente y voluntario que intervenga desde el primer contacto del menor con las autoridades; reformar la Ley del Menor (LOPJM), la legislación de extranjería y el protocolo marco para menores extranjeros no acompañados que garantice que las pruebas de determinación de la edad se apliquen como último recurso y nocuando el niño tenga un documento.

También pide la eliminación del período de seis meses desde el abandono voluntario del centro como causa del cese de tutela de un menor; la concesión automática de la autorización para trabajar cuando los menores alcancen 16 años; introducir un módulo obligatorio de formación para todos los profesionales de los centros de acogida; la revisión del sistema de acogida, que impida que los menores pasen largas temporadas en centros diseñados para estancias temporales; o la inclusión del colectivo de menores extutelados para que tengan acceso preferente a vivienda, empleo, formación y prestaciones sociales.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin