España

Comunidad Regantes Calahorra rechaza modernización área agrícola para evitar enfrentamiento por concentración parcelaria

La Comunidad General de Regadíos de Calahorra solicitará mañana a la Consejería de Agricultura que derogue del decreto, aprobado el 26 de agosto de 2016, que declara de utilidad pública y urgente la concentración parcelaria en el área irrigada con la presa de Los Molinos. De esta manera quiere terminar con el enfrentamiento entre partidarios y detractores de este proyecto, según ha declarado a Europa Press el secretario técnico de la comunidad, Fernando Morales.

LOGROÑO, 29 (EUROPA PRESS)

Este trámite supone decir adiós a 17 millones de euros para la modernización de una de las zonas agrícolas más extensas de Calahorra; una inversión que contemplaba en un solo proyecto la unificación de fincas, la construcción de nuevos caminos con trazados lineales de gran anchura y la optimización de las redes y sistemas de riego.

El trámite de la Comunidad General de Regadíos llega después de que este mismo organismo haya desconvocado una Junta General Extraordinaria para los partícipes usuarios del regadío de Los Molinos, que se había señalado para el próximo 19 de junio en el Boletín Oficial de La Rioja y que se revoca por el mismo conducto.

Esa reunión iba a tratar precisamente "la aprobación o desestimación de la ejecución y condiciones de financiación de la Obra de modernización del riego a presión del regadío de Los Molinos, de acuerdo a las condiciones de ejecución y financiación ofrecidas por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, declarándola de interés general para los partícipes y usuarios de la misma".

La Comunidad General de Regadíos ha querido llegar a ese punto y "desactiva" todas las gestiones encaminadas a la realización de las obras en la zona agrícola de Los Molinos al estimar que las disensiones surgidas por la concentración parcelaria ponen en peligro la convivencia entre partidarios y opositores de la misma; desencuentros que han llegado a ser especialmente enconados entre los propietarios de Aldeanueva de Ebro que poseen aproximadamente la mitad de las fincas agrícolas en el área de referencia, según ha podido saber Europa Press.

A este respecto cabe recordar que un grupo significativo de agricultores -que aseguraba ser mayoritario- se posicionó frontalmente en contra de la concentración que percibían como "una expropiación" y que según alegaban conllevaría inversiones irrecuperables.

"Se antepone así la paz social a una mejora en los sistemas de producción agrícola que se está imponiendo en no sólo en otras regiones sino también dentro del propio territorio riojano; pero las cosas están tomando un cariz que hace prioritario velar por la buena convivencia", ha declarado el secretario técnico de los regantes, Fernando Morales.

De todos modos, la Comunidad General de Regadíos de Calahorra, en declaraciones a Europa Press, no ha podido ocultar su frustración al verse obligada a tomar una decisión "que tira por tierra diez años de trabajo con una magnífica disposición de los técnicos de la Consejería de Agricultura".

No obstante, en su trabajo a favor de la agricultura y la mejora de las redes de riego, la Comunidad General de Regadíos no descarta que se pudiera realizar más adelante "una mejora del regadío mediante presión prescindiendo de la concentración parcelaria"; pero según Morales, "está claro que no se llegaría a un punto de optimización como el que se alcanzaría con la ejecución del proyecto completo". Por otra parte habría que ver si las ayudas oficiales que se rechazan ahora para la obra general se podrían activar para la parte de regadío.

Además, el secretario técnico de los regantes da por "perdida para siempre" la mejora de unas infraestructuras viarias que ya hoy resultan de anchura justa para la maquinaria agrícola moderna y tienen un trazado sinuoso. En cualquier caso, insiste en que se renuncia también a esta mejora para evitar el enfrentamiento de unos propietarios contra otros: "No podemos pagar un precio de semejante calibre", ha declarado.

El perímetro de la zona de concentración que se desestima interesaba una superficie de unas 1.500 hectáreas, que limita al norte con el río Ebro, y a su vez con el Cidacos y la Comunidad Foral de Navarra; al sur con la línea ferroviaria de Bilbao a Castejón; al este con el término municipal de Aldeanueva de Ebro; y al oeste con la misma línea ferroviaria y el Cidacos. El número de parcelas iniciales a concentrar se estimó en torno a las 2.500 y el número de propietarios en 700, con una superficie media de 2,14 hectáreas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin