España

Turismo.- Sindicatos y patronal mantienen sus diferencias en la negociación del convenio de hostelería

La reunión de la mesa negociadora del convenio de hostelería de la provincia de Málaga, entre patronal y los sindicatos CCOO y UGT, ha concluido este miércoles de nuevo sin acuerdo.

MÁLAGA, 30 (EUROPA PRESS)

Los responsables de Hostelería y Turismo de CCOO y UGT en Málaga, Lola Villalba y Sergio de Oses, han asegurado a Europa Press que la patronal hotelera se ha sentado a negociar llevando medidas "aún más agresivas para los trabajadores y la calidad del empleo".

Esta es la segunda reunión en la misma semana, después de la del lunes, en la que no se alcanzó ningún acuerdo y las partes se reprocharon mutuamente "el inmovilismo". En esta ocasión el encuentro se ha producido a instancias de Mahos, la asociación de hostelería de Málaga.

Los sindicatos han recordado que si no se producían avances no descartaban la convocatoria de una huelga en el sector, de hecho, De Oses ha indicado que se dan de plazo hasta el próximo martes, cuando se ha cerrado una nueva reunión.

"Necesitamos a alguien que se siente en la mesa con poder de negociación si hace falta ir al Sercla, iremos", ha dicho De Oses, quien ha agradecido la mediación propuesta por el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía y de Málaga, Javier González de Lara.

Así ha explicado que Aehcos quiere "quitar los tres primeros días de la baja por incapacidad temporal y que obligatoriamente esta la dé la Seguridad Social". Según los sindicatos, también han asegurado que "no van a incluir en ningún caso propuestas que afecten a trabajadores que no sean del sector", en referencia a los de mantenimiento o recepcionistas, por ejemplo.

De Oses ha apuntado, asimismo, que quieren "quitar el tope de cuatro horas mínimo para hacer un contrato en la hostelería". "Eso es una calidad nula", ha dicho, incidiendo en que, además, "quieren poder poner los cuadrantes de dos semanas y no de cuatro como hasta ahora, y ahora ya les cuesta cumplirlo".

Los representantes de CCOO y UGT han coincidido en que se han quedado "sin palabras", por lo que han reclamado "alguien con poder de negociación porque el presidente de la patronal no ha levantado la cabeza en toda la reunión".

DIEZ REUNIONES

Desde que el anterior convenio de hostelería finalizó en diciembre del pasado año, la mesa negociadora se ha reunido en diez ocasiones, contando esta. La falta de acuerdo y la postura "regresiva", según los sindicatos, de la patronal, llevó a los representantes de los trabajadores a realizar una marcha que salió el 22 de mayo desde Marbella (Málaga) y concluyó tres días después en la capital, en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga.

Durante esa jornada final fueron muchos los cánticos a favor de la huelga y contra la patronal, a la que los sindicatos reprochan no sólo no atender la subida salarial pretendida, de un cuatro por ciento anual; sino por la "merma" en las condiciones laborales pretendidas.

El consejero de Turismo y Deporte de Andalucía, Francisco Javier Fernández, ha apoyado a los empleados del sector y ha emplazado en diversas ocasiones a los empresarios a ser "generosos" y compartir parte de los beneficios de esta industria con los trabajadores, "que fueron responsables durante la crisis económica". Así, este mismo lunes insistió en "capacidad, generosidad y posibilidades de entendimiento": "Creo que una huelga no nos vendría bien a nadie ni creo que la desee nadie".

También el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y de Málaga (CEM), Javier González de Lara, se mostró dispuesto a que la organización mediara para alcanzar una solución a este conflicto.

Desde Aehcos emitieron un comunicado este pasado martes en el que salieron al paso y aseguraron que se había ofrecido una subida salarial a cambio de aceptar "medidas de flexibilidad recogidas en la ley y en convenios colectivos del sector en zonas turísticas competidoras".

Así, aseguraron que no quieren reducir el descanso semanal sino "flexibilizarlo, pese a que los sindicatos insisten en que se quieren reducir los dos días de descanso por el incremento de la demanda". "No queremos imponer una jornada de 14 días seguidos, sólo se ha propuesto acumular descansos en momentos de real necesidad", han añadido. Estos dos puntos, según la patronal, responden a la "nueva realidad del mercado y los altibajos en la ocupación, a la que el sector se tiene que adaptar".

La patronal criticó que los sindicatos "no aceptan el cambio de tendencia que se ha producido" y tampoco admiten que mucho del éxito turístico del destino se deba al incremento de las pernoctaciones en viviendas de uso turístico, no sólo en los hoteles.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin