España

La Xunta acerca posturas con los sindicatos en educación, que exigen aplicar la subida "entre 2018 y 2019"

La CIG acusa al resto de organizaciones de buscar el acuerdo "antes de las elecciones sindicales": "están jugando a hacer que negocian algo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 (EUROPA PRESS)

La Xunta y los sindicatos con representación en la mesa sectorial de educación no universitaria --CIG, UGT, ANPE y CC.OO.-- han acercado posturas en las negociaciones de este viernes. No obstante, tres de las organizaciones han exigido que la subida se aplique "cuanto antes, entre 2018 y 2019".

Después del diálogo, CC.OO. ha disminuido su oferta a 105 euros mensuales más para cada docente, mientras que el Gobierno gallego la ha elevado hasta los 75 euros. UGT y ANPE, con la intención de mantener la "unidad sindical", han reducido su postura hasta los 115 mensuales, mientras que la CIG se ha mantenido en 150.

Con todo, las tres organizaciones que han movido sus posturas han advertido de que sus reivindicaciones actuales están "al límite" o "llegando al final" de donde las pueden situar.

Asimismo, de acuerdo con el diálogo de la mesa del martes, la Consellería de Educación ha modificado su propuesta de calendario de aplicación del acuerdo, de modo que la subida comenzaría a hacerse efectiva en octubre de 2018, con un incremento de 10 euros. Del mismo modo, en enero de 2019 se aumentarían otros 10, y los 50 restantes se repartirían entre 2020 y 2021.

"LLEGANDO AL FINAL"

Según ha asegurado a Europa Press el portavoz de CC.OO. en la mesa, José Manuel Fuentes, la bajada de su propuesta se ha debido a esta modificación del calendario propuesto por la Xunta. Sin embargo, lo ha tachado de "absolutamente inviable": "No podemos llegar hasta el año 2021. Queremos que sea entre 2018 y 2019".

Además, ha afirmado que la cifra de la Dirección Xeral de Centros e Recursos Humanos dejaría al profesorado "muy cerca del sexto lugar" en la tabla comparativa entre las autonomías. "Queremos llegar casi al quinto, pero nunca pegados al sexto", ha expresado.

A renglón seguido, Fuentes ha dicho que la negociación de la homologación salarial "no significa que renunciemos a negociar otras cuestiones" como las condiciones laborales, la devolución de las pagas extra y la inclusión de una cláusula de garantías.

CIFRAS "MUY AJUSTADAS"

Por su parte, la portavoz de UGT, Paula Carreiro, ha indicado que tanto su organización como ANPE han hecho "algún movimiento más" para situar su postura en 115 euros mensuales, una cifra que ven "muy ajustada" pero que piden que se aplique en dos mitades, una en junio de 2018 y otra en 2019.

En este contexto, ha defendido la "unidad sindical" que mantiene con ANPE, para después esgrimir que la CIG "va por libre" y CC.OO. "baja demasiado rápido" en su "mercadeo" con la Xunta, de modo que supone "un problema" para UGT.

"Está interrumpiendo la negociación porque hace que el resto reproduzcamos la cantidad. Vende al profesorado gallego", ha espetado a la organización de José Manuel Fuentes.

Asimismo, el representante de ANPE en la mesa, Julio Díaz, ha reiterado que "no quieren hacer una feria" del diálogo de la homologación ni "jugar a los ascensores subiendo o bajando de cinco en cinco". "Esto lleva muy mal camino", ha lamentado.

"UN MÍNIMO DE DIGNIDAD"

Así a todo, el secretario nacional de la CIG-Ensino, Suso Bermello, ha pedido al resto de sindicatos que "tengan un mínimo de dignidad" y a no ceder a las condiciones que la Consellería, a su modo de ver, "impone". "Son las demás organizaciones las que lo aceptan", ha apuntado.

"Ellos bajan cinco euros cuando la Consellería accede a modificar el calendario en el único sentido que les interesa, que es que los primeros pagos sean antes de las elecciones sindicales de finales de año. Parece que lo que les interesa es presentarse con el papel de conseguidor", ha esgrimido.

Además, la CIG --que representa al 53 por ciento del profesorado gallego-- ha censurado la "práctica" de las demás organizaciones, puesto que, a su modo de ver, "vetan" junto a la Consellería el diálogo por la recuperación de condiciones laborales y las pagas extra retiradas entre 2013 y 2016. "La novela sigue. Esto es un escándalo, todo el mundo está jugando a hacer que negocia algo", ha censurado.

En todo caso, Educación dice estar "acercando posturas", pero la distancia entre ambas partes, que intentarán reducir en la mesa del próximo jueves, es todavía de un mínimo de 40 euros.

Con todo, la oferta de 75 euros más al mes suponen la mitad del acuerdo alcanzado en 2006, cuando la Xunta y los sindicatos firmaron un incremento de 150 euros --105 de homologación y otros 45 de complemento autonómico de tutoría--.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin