España

La Cámara de Comercio de Murcia advierte que la inestabilidad "no es buena" para la confianza empresarial

En el segundo trimestre de 2018 los empresarios murcianos han moderado su confianza sobre la evolución económica

MURCIA, 2 (EUROPA PRESS)

Los empresarios murcianos han moderado su confianza sobre la marcha de sus negocios en el segundo trimestre del año, según señala el Índice de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia, que se sitúa en el 11,4 por ciento, aunque espera que estas cifras empeoren el próximo trimestre si la incertidumbre política se alarga debido a la moción de censura de Mariano Rajoy y a los ajustes del nuevo gobierno, ya que la inestabilidad "no es buena" para la confianza empresarial.

Estas cifras suponen una pérdida de 7,5 puntos respecto al primer trimestre del año (189 por ciento) que fue el máximo nivel desde que el índice recupera su tendencia positiva en la segunda mitad de 2013.

De esta forma, los empresarios murcianos ponen de relieve un saldo positivo de la confianza empresarial que se sustenta en un crecimiento sólido y estable, con cuatro años consecutivos en los que aumenta el PIB y perspectivas de que lo siga haciendo.

Sin embargo también se aprecia cierta moderación o prudencia tanto en lo que se refiere a los resultados observados durante los primeros meses del año, como a las expectativas para el segundo trimestre.

Analizando la evolución de cada uno de los dos periodos que componen el indicador, se advierte una evolución muy similar, ya que el índice relativo a la situación del primer trimestre recorta 7,3 puntos hasta el 11,2 por ciento, mientras las expectativas para el segundo trimestre se sitúan en el 11,6 por ciento, tras un recorte de 7,6 puntos.

PRINCIPALES RESULTADOS

La cifra de negocio es la variable en la que los empresarios murcianos más basan su confianza de cara al segundo trimestre (+26,3), mejorando notablemente el dinamismo de esta variable en sus resultados del primer trimestre (+5,4).

Por su parte, el 25,4 por ciento neto de los empresarios encuestados que realizan exportaciones señala haber aumentado sus ventas al exterior en los tres primeros meses del año.

Por su parte, las previsiones para los tres siguientes meses señalan un moderado descenso en el -0,2 por ciento de las empresas exportadoras, el único signo negativo de las variables analizadas, aún más significativo teniendo en cuenta que debemos remontarnos varios años atrás para ver un descenso en este parámetro.

En estas expectativas parecen pesar incertidumbres como el aumento de los costes que supone la subida de los precios del petróleo, los efectos del Brexit o los de las medidas proteccionistas del gobierno de EEUU.

El mercado laboral también ofrece perspectivas más moderadas, ya que continuará aumentando en el segundo trimestre según indica el 4,6 por ciento neto de los empresarios encuestados, frente al 22,4 por ciento neto que dicen haber aumentado sus plantillas en el primero. Así lo refrendan los datos de afiliación y paro en abril que ponen de manifiesto que la Región cuenta con 5.148 parados menos que hace un año (-4,7 por ciento) y 15.268 afiliados más (+2,7).

La inversión también reduce su ritmo de avance en este trimestre, hasta situarse el saldo de aumento en el 3,7 por ciento neto de los empresarios, mientras la situación observada en el primero fue ligeramente mejor, al haber aumentado en el 5,9 por ciento neto de las empresas.

Los precios de venta para el segundo trimestre aumentarán según el 9,9 por ciento neto de las empresas encuestadas, remontando la situación del anterior donde el 3,9 por ciento neto de los empresarios dicen que se han reducido.

A este respecto, las principales previsiones apuntan a que, en el conjunto del año y siempre que no haya fluctuaciones significativas en los precios del petróleo, la inflación regional se incrementará de forma paulatina y moderada, ya que el IPC en la Región de Murcia registra en abril una tasa interanual del 0,7 por ciento, el más bajo de las Comunidades Autónomas junto con Asturias.

FACTORES QUE LIMITAN LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

Entre los factores que limitan la actividad empresarial destaca la debilidad de la demanda, citada por el 44,2 por ciento de los encuestados(49,8 por ciento del trimestre anterior); el aumento de la competencia (40 por ciento); y las dificultades de financiación o tesorería, el tercero de los factores en importancia (20,7 por ciento de los encuestados).

Finalmente, el apartado relativo a otras causas mantiene su ponderación apareciendo de nuevo los aspectos relativos a la escasa inversión en infraestructuras, economía sumergida, elevada carga fiscal, escasez de agua y los excesivos trámites administrativos que afrontan las empresas al realizar su actividad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin