España

Comunitat Valenciana y Castilla-La Mancha piden al Gobierno reformar la financiación para desarrollar políticas sociales

Oltra dice que antes la Comunitat "exportaba corrupción y mal gobierno" y ahora el Botànic "es ejemplo de políticas, de mestizaje"

VALÈNCIA, 4 (EUROPA PRESS)

La Comunitat Valenciana y Castilla-La Mancha han resaltado este lunes la necesidad de que el nuevo Gobierno liderado por el socialista Pedro Sánchez reforme el sistema de financiación autonómica para poder prestar e impulsar las políticas sociales en sus autonomías.

Así lo han explicado la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha, José García Molina, tras mantener un encuentro en el que han abordado precisamente las políticas sociales puestas en marcha en ambos territorios.

Oltra ha señalado que con el cambio en Moncloa "se abren expectativas de que podría mejorar también la gestión de las comunidades" con el cambio en la financiación. Ha resaltado que la mayor parte de los derechos de los ciudadanos en su vida cotidiana son prestados por las comunidades y "ya va siendo hora de entender que la financiación de las comunidades en su conjunto ha de mejorar", especialmente para aquellas infrafinanciadas, como la valenciana, que está "en el furgón de cola".

Por su parte, García Molina ha incidido en que necesitan "una nueva financiación autonómica mucho más justa" y esta es una de las cuestiones que habrá que plantear al nuevo gobierno, "ya que el anterior parece que lo tenía en el congelador". "Si no hay una mejor financiación de la autonomía, mantener esos derechos y políticas sociales y de renta, que son esenciales, va a ser más complicado", ha agregado.

Ambos dirigentes se han pronunciado sobre las consecuencias del relevo en el Gobierno central, que Oltra considera "abre las expectativas" para que "rescatar personas, la participación, la democracia, el buen gobierno o la transparencia" se sitúen en el centro de las políticas.

"ORGULLO PARA LOS VALENCIANOS"

Para Oltra es un orgullo que en su discurso en el Congreso Pedro Sánchez pusiera el Acord del Botànic como "ejemplo de políticas, de funcionamiento, de mestizaje y como ejemplo de haber puesto la inteligencia colectiva al servicio de las personas en un proyecto de servicio común".

"Que seamos un ejemplo a exportar es un orgullo para los valencianos, sobre todo cuando en los tiempos del PP lo que se exportaban eran titulares ligados a la corrupción, y lamentablemente hoy en día también, otro expresidente valenciano del PP ha dado otro titular de corrupción en relación con el caso Erial", ha dicho.

Por ello, es "bueno" que ahora el Consell sea puesto como ejemplo frente a "exportar corrupción, mal gobierno, recortes a la ciudadanía, sufrimiento de la gente que vive aquí mientras otros se llenaban los bolsillos".

Preguntada por las reivindicaciones que se trasladarán al Gobierno central, ha señalado que están elaborando una lista con las prioridades de cada conselleria, algunas conocidas porque se han planteado desde 2015 y otras "que van surgiendo con el paso del tiempo". Estarán en ella la financiación y las inversiones, algo "fundamental", y hay cuestiones sectoriales como la financiación de la dependencia por parte del Estado, que según ha dicho es del 18% del coste, "el 12% en la Comunitat", cuando "debe aportar el 50%".

"UN TIEMPO POLÍTICO DIFERENTE"

José García Molina ha indicado que se está ante "un tiempo político diferente en el que las mayorías absolutas parece que han pasado a mejor vida" y en que "hay que celebrar que la política de rodillo ha dejado paso a una política de negociación".

Aunque entiende que "ese cambio de mentalidad todavía cueste", ha incidido en que "el acuerdo, la negociación, va a ser la tónica general". Ha puesto como ejemplo su gobierno, en el que PSOE y Podemos están de acuerdo en algunas medidas, de acuerdo con matices en otras y otras en las que no hay acuerdo y se trata de "un gobierno con dos almas" que prioriza trabajar en las medidas en las que hay acuerdo o se pueden negociar y dejar en segundo peldaño las que saben que es muy difícil llegar a un consenso.

Ha remarcado que tanto en la Comunitat Valenciana como en Castilla-La Mancha se ha generado "un marco de estabilidad y garantías" y en el Gobierno central "no solo es posible, sino que, además, es deseable".

"Si de verdad se quiere dar una estabilidad y no pensamos solo en una lógica de partido", es posible ese gobierno estable, "un gobierno de diversos, de personas que demuestran que saben dialogar, cooperar e ir a un programa de estabilización para un país que lo necesita".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin