España

Quim Monzó alerta de tiempos en los que haya que "escapar de injusticia, opresión y tiranía"

Recibe el 50 Premi d'Honor de les Lletres Catalanes con Torra y Torrent

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

El escritor Quim Monzó, que ha recibido la noche de este lunes el 50 Premi d'Honor de les Lletres Catalanes de Òmnium Cultural en el Palau de la Música, ha recordado cuando después de la Guerra Civil hubo que llevarse a autores en bibliobús al exilio, y se ha preguntado si algún día habrá que volver a "escapar de la injusticia, la opresión y la tiranía".

El acto ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, quienes al entrar han recibido un largo aplauso al grito de 'Libertad' por parte de los asistentes, entre quienes estaba el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la nueva consellera de Cultura, Laura Borràs, quienes han acabado entonando 'Els Segadors', al grito de 'Libertad presos políticos' e 'Independencia'.

El premiado ha empezado diciendo: "Sé que tengo que decir algo, porque no puede ser que coja el premio y me vaya a mi casa"; y ha hecho después una descripción sobre el ritual de recoger galardones, un ritual para el que ha recomendado hablar de seres queridos que ya no están o de los padres.

Ha dicho que en su caso todo empezó en sus inicios, de los que no recuerda nada porque, ha bromeado, nació estrangulado del cordón umbilical, y ha dicho que si hubiera nacido ahora quizás sería 'youtuber', "lo que no es distinto a hacer teatro", y ha recordado que en su infancia que en las casas había una radio y basta.

Ha agregado que descubrió de pequeño un 'bibliobús' en el barrio de Sants, que junto a los libros del Mercat de Sant Antoni, fueron su principal fuente literaria, y ha reivindicado que "leer permitía crecer", y ha dicho que escribía porque odiaba el mundo que le rodeaba hasta que se acostumbró.

Ha lamentado que aquel 'bibliobús' que le nutrió literariamente, se usó a partir de 1939 para llevar a autores como Mercè Rodoreda, Francesc Trabal, Armand Obiols y Joan Olivé al exilio, y ha criticado que el hecho de que aquel bibliobús, en lugar de prohibir los libros, tuviera que llevar a los autores al exilio "es la imagen más clara de lo que hemos vivido y vivimos aún".

"Me pregunto si algún día no muy lejano tendremos que volver a usar un bibliobús para que las personas, sean escritores o no, escapen de la injusticia, la opresión y la tiranía", ha añadido.

MENSAJE POR CARTA

El presidente de la entidad, Jordi Cuixart, ha lamentado a través de una carta --leída por el actor Lluís Marco-- no poder estar presente en un acto de amantes de "la cultura y la libertad", y ha destacado que la palabra es su ventana al mundo, y que las cartas que le envían a prisión nutren la memoria colectiva de Catalunya.

Cuixart ha destacado que el antídoto hacia el totalitarismo "siempre será la cultura", y ha agregado que quienes le escriben cartas convierten los muros de la prisión en paredes de cristal.

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha retomado las últimas palabras de Cuixart en el último Premi d'Honor, y ha recordado a los presos soberanistas y exdirigientes en el extranjero, añadiendo: "Ha sido compartiendo y confrontando proyectos que ha avanzado un país que no quiere renunciar a nada ni puede prescindir de nadie", y ha reivindicado una Catalunya mestiza.

Mauri ha repasado la historia de este premio, al que no se impuso "ni el Franquismo", porque saben que la cultura y la educación son los fundamentos de las personas críticas, poniéndolos a salvo de las amenazas, ha agregado Mauri.

También ha recordado el 1 de octubre y ha avisado de que Catalunya "no volverá a ser un país normal hasta el regreso de los presos, hasta que se pida perdón por las cargas del 1 de octubre y hasta que no se reconozca su derecho inalienable a la autodeterminación".

Sobre el premiado ha destacado que internacionaliza la lengua catalana y que permite a los catalanes reconocerse como colectividad; y le ha definido como un obrero de la lengua, además de haber contribuido a hacer del catalán un idioma para todos: "Viva la libertad, viva la cultura y viva Catalunya", ha terminado.

EL HUMOR CENTRA EL ACTO

El acto ha sido una glosa-collage de notas de humor asociadas al escritor, como por ejemplo un vídeo de las Supremas de Móstoles cantando 'Eres un enfermo' compartido por el propio Monzó en sus redes.

También una chica y un chico completamente desnudos --ella, en lugar de darle mano le ha dado el pene para sorpresa del público--; unas máscaras de superhéroe para el público, y una extravagante actuación de Albert Pla con la canción sobre una ruta por la fiesta de Catalunya 'Bona nit'.

También han hablado de su trayectoria los periodistas Mònica Terribas y Jordi Basté, quienes han recordado de primera mano su paso por la televisión, y han destacado su gran capacidad de improvisación, así como su pesimismo; han descrito sus aptitudes también diversos traductores de diferentes idiomas, quienes, entre otros, le han considerado el Leo Messi de las letras.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin