España

El Hospital Reina Sofía organiza una campaña especial de donación de sangre

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha organizado, en el segundo día de la Semana del Donante, una campaña especial de donación de sangre en junto con el Centro de Transfusión, Tejidos y Células y en colaboración con la Asociación Hermandad de Donantes de Sangre de Córdoba durante toda la mañana.

CÓRDOBA, 5 (EUROPA PRESS)

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, el objetivo es seguir sumando generosidad, esta vez con un recurso que solo puede obtenerse mediante la donación y que es imprescindible para el funcionamiento de un centro sanitario como es la sangre.

La directora gerente del hospital, Valle García, la directora del Centro de Transfusión, Gema Fornés, el coordinador de Trasplantes José María Dueñas, la responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología, Encarnación Ibarra, el oftalmólogo del hospital Javier Giménez-Almenara, el responsable técnico del banco de tejidos, Rafael Villalba y miembros del equipo directivo han acudido a donar sangre a los siete puestos que se han instalado en el vestíbulo del Hospital General.

Durante toda la mañana, ocho profesionales del Centro de Transfusión atenderán a los profesionales del hospital y familiares de pacientes que quieran sumarse a esta semana de solidaridad ayudando a mantener las reservas de hemoderivados. La previsión es superar el medio centenar de donaciones de sangre.

También se han sumado a esta iniciativa los famosos que han querido participar en la campaña de promoción de la donación de órganos del hospital como son el futbolista José Manuel Jurado y el cantaor Arcángel. Tras firmar en el libro de oro, posar con la camiseta roja de la donación y el carné de donante, José Manuel Jurado y Arcángel han donado sangre dando ejemplo al resto de la sociedad.

Igualmente, han participado en la campaña especial de donación de sangre algunos de los miembros del equipo directivo que han querido donar sangre y servir de estímulo a otros profesionales del complejo hospitalario.

Así, durante toda la mañana, el programa local de Onda Cero dirigido por la periodista Pilar Sanabria ha ido retransmitiendo las diferentes actividades programadas y ha contado con testimonios de profesionales y pacientes que han podido hacer un llamamiento a la donación de órganos a través de su experiencia vital.

NUEVO HITO

Este martes también se ha dado a conocer un nuevo hito conseguido por los oftalmólogos del Hospital Universitario Reina Sofía, quienes han realizado con éxito el primer trasplante de Andalucía de membrana de Bowman en casos de queratocono avanzado. La Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología ha sumado un nuevo logro gracias a la intervención que se produjo hace dos semanas a una paciente de 60 años. Se trata de la primera vez que se ha realizado en nuestra comunidad autónoma.

El trasplante de membrana de Bowman está indicado para pacientes que no son candidatos a otras técnicas y que normalmente son jóvenes con queratocono muy avanzado --afectación ocular por la que la córnea se afina y comienza a abultarse en forma de cono-- o pacientes cuya situación implica dificultad en el seguimiento --residentes en otros municipios o personas con algún tipo de discapacidad--.

Según ha explicado el oftalmólogo que realizó la intervención, Javier Giménez-Almenara, "la técnica consiste en la realización de una pequeña incisión en la córnea, se genera una especie de bolsillo donde se introduce y se implanta la membrana de la córnea del donante. La intervención es muy rápida, manual, con escasa complicación y una duración aproximada de media hora".

Previo a la realización del trasplante, los oftalmólogos del hospital realizan la extracción de la membrana de la córnea del donante que se va a utilizar en el Banco de Tejidos de Córdoba, donde el tejido se 'criopreserva' sometiéndolo a un proceso químico y de baja temperatura.

Este último paso es de gran importancia, ya que garantiza que el tejido mantenga su estructura con la máxima viabilidad minimizando su antigenicidad, lo que implica que se reduzca en lo posible un rechazo por el receptor.

Gracias al trasplante de membrana de Bowman se logra estabilizar la córnea y la progresión de la enfermedad del paciente (queratocono), logrando mejorar así su visión y su calidad de vida, ya que antes, este perfil de paciente solo tenía como opción de tratamiento el trasplante completo y con un pronóstico de éxito bastante bajo.

Otra de las ventajas para el paciente es la pronta recuperación, ya que el tratamiento postoperatorio es muy sencillo (gotas), sin complicaciones (como úlceras) y rápido (una media hora). Se estima que esta técnica pueda beneficiar a una media de dos a cuatro pacientes al año.

Por último, la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología, Encarnación Ibarra, ha señalado que "las nuevas técnicas de trasplante parcial que estamos incorporando implican también una ventaja para el sistema de Donación y Trasplante, ya que permite aprovechar una misma córnea para varios pacientes".

"Una misma córnea serviría para un paciente que tenga dañada la parte interior y también para otro que presente problemas en la exterior, como sucede en el caso de los pacientes con queratocono", ha explicado.

NOVEDADES EN LA CARTERA DE SERVICIOS

La Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología ha ido incorporando novedades en su cartera de servicios en los últimos años. En este sentido, también destaca la realización de la técnica de trasplante selectivo de córnea para sustituir las capas más profundas sin afectar al resto.

Esta técnica se denomina DMEK y es utilizada para trasplantar dos capas de la córnea, descemet y endotelio. Se aplica en pacientes con el endotelio dañado y cuya evolución deriva en la pérdida de visión, ya que se produce un exceso de líquido que va restando transparencia a la córnea y tiñéndola de blanco.

Según han explicado los oftalmólogos del hospital, se trata de una técnica poco invasiva que requiere una pequeña incisión, lo que permite una rápida rehabilitación, y el grado de visión que ofrece al paciente es mayor que el que se consigue con el trasplante tradicional.

La unidad de Oftalmología practica la técnica DMEK desde hace casi tres años, gracias a la estrecha colaboración con el Banco de Tejidos de Córdoba, donde se extrae la capa necesaria de la córnea en una sala blanca, se evalúa su calidad y se conserva hasta el implante.

Por otro lado, según ha remarcado el especialista en Oftalmología Javier Giménez- Almenara, "la incorporación de este nuevo servicio ha permitido mejorar el pronóstico y la calidad de vida de nuestros pacientes, pues el tratamiento que recibían con anterioridad era el trasplante completo, lo que implicaba un postoperatorio muy largo y mayor riesgo de complicaciones".

Así, ha añadido, "frente a un periodo de recuperación de un año con la técnica anterior, los pacientes que reciben el trasplante selectivo de córnea pueden volver a su vida normal en dos semanas aproximadamente".

Desde que se realizara el primer trasplante DMEK a principios de 2016, los oftalmólogos del Hospital Reina Sofía han realizado más de 80 injertos y los buenos resultados y la pericia adquirida han permitido que también se extraigan capas que son utilizadas en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, al que han nutrido hasta el momento de una decena de membranas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin