España

La dirección de En Marea insiste en que el caso Quinteiro está "cerrado" y asegura que no estudia tomar nuevas medidas

Reivindica la "adscripción individual" frente al modelo de coalición que ofrecen IU y Podemos como "única alternativa" ante el PP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

La dirección de En Marea insiste en que el caso de Paula Quinteiro, la diputada que se vio envuelta en un incidente con la policía y cuya dimisión reclamaron los inscritos del partido instrumental en una consulta, está "cerrado" y no está previsto tomar nuevas medidas para forzar la renuncia de la parlamentaria, que desoyó el dictamen de las bases porque considera que no tiene motivos para dimitir y porque cree ser víctima de un procedimiento "irregular" por parte de la dirección.

Este jueves, las portavoces de la coordinadora Victoria Esteban y Ana Seijas han ofrecido declaraciones a los medios en una rueda de prensa en la que han defendido el modelo de "adscripción individual" como "única opción posible" para facilitar "la participación" de la sociedad en los proyectos políticos.

Las portavoces de la dirección del partido instrumental han pronunciado estas palabras a raíz del acuerdo marco alcanzado a nivel estatal por Izquierda Unida, Podemos y Equo para la configuración de candidaturas de confluencia de cara a las elecciones municipales del próximo año y que apuesta por establecer las alianzas con otras fuerzas en formato de coalición.

De este modo, En Marea reivindica su ofrecimiento para ejercer como "paraguas" de las mareas municipalistas en la cita con las urnas del próximo año para, así, aumentar el peso del rupturismo en las diputaciones; algo que rechazan Podemos Galicia y EU, así como otros proyectos locales.

"Nuestro paraguas no entra en conflicto con nadie", ha asegurado este jueves Ana Seijas, que ha aseverado que el modelo de "adscripción individual" alejado de las coaliciones de partidos es el más adecuado para "articular una alternativa de país".

PAULA QUINTEIRO

Por otra parte, la dirección de En Marea remarca que el caso de Paula Quinteiro está "cerrado", ya que "el partido tomó las decisiones que tenía que tomar" y "dio los pasos que tenía que dar"; por lo que la pelota continúa en el tejado de la parlamentaria sin que la cúpula del partido instrumental estudie llevar a cabo nuevas medidas para forzarla a presentar su dimisión.

Así las cosas, Seijas ha recordado que el acta pertenece a los diputados, por lo que corresponde a Quinteiro tomar una decisión sobre su futuro que, como recalcó la propia parlamentaria el mismo día en que se conocieron los resultados de la consulta, no pasa por presentar la dimisión.

Las portavoces de la coordinadora han negado que se trate de "dos meses perdidos" en la organización pese a que la situación sobre Quinteiro esté en la misma posición que al inicio del conflicto, con la dirección reclamando su dimisión y ella enrocada en su continuidad con el respaldo del sector crítico y la mayoría del grupo parlamentario.

En este sentido, han asegurado que el proceso interno "ha reforzado" la organización porque "se puso la ética como algo primordial" dentro del partido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin