España

El Museo del Fuego acoge una muestra sobre los bomberos con casi 400 piezas entre miniaturas y juguetes

El Museo del Fuego y los Bomberos de Zaragoza acoge desde este lunes, 11 de junio, y hasta 15 de octubre una exposición con cerca de 400 piezas compuestas por juguetes, maquetas y miniaturas vinculadas con esta profesión.

ZARAGOZA, 11 (EUROPA PRESS)

Se trata de un material perteneciente a las colecciones particulares de Mariano Rodríguez y Miguel Pascual, que han presentado esta muestra junto con el consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés.

Este último ha explicado que esta exposición temporal lleva por título 'Jugar con fuego. Juguetes y miniaturas de bomberos', que se une a la que habitualmente ofrece el museo y que está destinada a todos los públicos.

El visitante puede contemplar miniaturas, maquetas y juguetes relacionados con la automoción, ópticos, figuras de acción, disfraces, cuentos, recortables, rompecabezas, juegos de mesa y edificios, elaborados con cartón, madera, plomo, hojalata --pintada o litografiada--, plásticos, resina o la combinación de varios de ellos.

Rivarés ha esgrimido que esta muestra "refleja el ansia y la adoración" por el trabajo de los bomberos con el que muchos "hemos soñado en la infancia", una exposición "que recoge la historia y la emoción de esos juegos y juguetes", con piezas que en su mayoría se enmarca entre los años 50 del siglo pasado y principios del siglo XXI.

El consejero ha comentado que quien se acerque a esta muestra podrá revivir el pasado, conocer el presente e incluso pensar en el futuro, en su posible profesión. La exposición se puede visitar de 10.00 a 19.00 horas de martes a sábado y de 10.00 a 14.00 horas los domingos y festivos.

Por otra parte, Rivarés ha informado de que este museo ha recibido desde su inauguración en junio de 2012 unas 120.000 visitas y, en lo que va de año, hasta 15.000, un espacio que posee una exposición permanente y que también acoge otras temporales, además de organizar diferentes actividades.

ILUSIÓN

Uno de los dos propietarios de las piezas, Mariano Rodríguez, ha detallado que es coleccionista de juguetes desde hace muchos años y, en este caso, exhibe, junto con Miguel Pascual, "una pequeña muestra de nuestra colección particular" con "una ilusión muy grande" porque son "nuestros pequeños tesoros".

Según ha dicho, "muchos han sido jugados", algunos de ellos por sus hijos o por ellos mismos. Rodríguez ha indicado que esta exposición puede ser interesantes tanto para padres y madres, que reconocerá algunas de las piezas de su infancia, como para los niños, "que también verán algunos de sus juguetes".

Ha reconocido que la selección ha sido "ardua" y ha requerido "sacar todas las piezas, anotarlas, referenciarlas y fotografiarlas", una tarea que "hasta que no la realizas, no te haces idea de lo que tienes".

En su opinión, "todos hemos soñado con ser bomberos" y ha agradecido la colaboración y amabilidad del Cuerpo de Bombeos de Zaragoza para abrirles sus puertas.

PIEZA DE MÁS DE CIEN AÑOS

Miguel Pascual se ha referido a la pieza más antigua que se muestra, de principios del siglo XX, una pequeña linterna mágica que pertenece a su familia, que está muy bien conservada y "ha sobrevivido a muchas manos", cuando "los juguetes de ahora no duran tanto", han comentado su compañero Mariano Rodríguez.

Pascual ha detallado que esta pieza está presente porque, por un lado, funcionaba con fuego, y, por otro, ya que "las vistas de cristal que se proyectaban son escenas de bomberos de principios de siglo".

Otra de las piezas más antiguas es una pantalla panorámica de Cine Super Nic en la que se podía ver una película titulada 'Miau Bombero', relativa "a un gato que quiere ser bombero", ha comentado el propietario.

Miguel Pascual ha dicho que se han quedado fuera de la exposición algunas piezas, y de las presentes ha destacado un camión de bomberos que le regalaron los Reyes Magos cuando tenía cinco o seis años, así como otros juguetes conservados de su infancia y heredados de otros.

Según ha apuntado, "ver la cantidad de piezas impresiona", para señalar que los niños "todavía siguen diciendo que de mayores quieren ser bomberos" y el color rojo que caracteriza a los vehículos que éstos utilizan "llama la atención de los más pequeños".

Pascual ha manifestado que la organización de la exposición ha requerido tareas de limpieza y restauración de algunas de las piezas y la localización de otras que estaban almacenadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin