España

Familiares del gerente de una empresa de Nueva Rumasa afirman que los Ruiz-Mateos conocían la estafa de 1,5 millones

Se le acusa de estafar un millón y medio a sus familiares a sabiendas de que la empresa estaba en quiebra

Se le acusa de estafar un millón y medio a sus familiares a sabiendas de que la empresa estaba en quiebra

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Familiares del gerente de la empresa Cavas Hill S.A., filial de Nueva Rumasa, han asegurado en el juicio que se celebrá contra este empresario que presuntamente José María Ruiz Mateos y sus hijos conocían la estafa de la que fueron víctimas al ser conocedores de que Nueva Rumasa estaba en quiebra.

Pere Varias Font, un antiguo administrador y gerente de la sociedad Cavas Hill S.A., convenció a varios de sus familiares para invertir en pagarés en dicha empresa. Ahora, le acusan de apropiación indebida de más de un millón y medio de euros.

El fiscal le acusa de un delito continuado de estafa y le reclama una indemnización de 712.199 euros para las tres personas que estafó, todas ellas familiares.

Hace unas semanas, el acusado negó que se hubiera quedado con el dinero, manifestando que se destinó íntegramente a la bodega asentada en el Penedés. La empresa elaboraba cavas y vinos amparados en la Denominación de Origen Penedés.

El juicio se ha retomado este lunes con la declaración de los familiares, que han afirmado que el clan familiar de los Ruiz-Mateos, algunos de ellos en prisión preventiva, eran conocedores de la estafa de la que fueron víctimas. Además, han definido al procesado como la 'mano derecha' de Ruiz-Mateos en el Pendes (Barcelona).

Según su relato, hubo una reunión en la finca de Somosaguas de los Ruiz-Mateos y el empresario ya fallecido les comentó que podrían invertir sin problemas.

"Siempre habíamos ganado dinero con Ruiz-Mateos", ha asegurado una de las denunciantes. Además, ha asegurado en su declaración ante el tribunal que el clan familiar les dio su garantía de que podían invertir cuando la empresa estaba ya en quiebra.

RELATO FISCAL

Según el fiscal, el acusado "consciente" de la situación de insolvencia por la que atravesaba Nueva Rumasa y "con ánimo de enriquecimiento injusto", ofreció durante los años 2009 y 2010 a sus cuñados y sobrinos la venta de pagarés de Cavas Hill S.A. manifestándoles que la empresa estaba en "óptimas" condiciones financieras.

Con dicha venta de pagarés sus familiares prestaban dinero a la sociedad para que Nueva Rumasa adquiriera a su vez a otro grupo empresarial.

Dos de los familiares de Varias Font le entregaron dos cheques en favor de Cavas Hill S.A. por importe de 100.000 y 150.000 euros, respectivamente. Otros cuatro familiares distintos a los anteriores ordenaron otras tantas transferencias bancarias a favor de Cavas Hill S.A. por un importe total de 1.190.00 euros. Finalmente otro cuñado del acusado ordenó otra transferencia a la misma empresa por valor de 43.468.78 euros.

En octubre de 2011 se dictó Auto de Concurso voluntario por el Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Barcelona de la empresa Cavas Hill, S.A, no constando en la contabilidad de Cavas Hill todos los pagarés entregados.

En concreto faltaban dos pagarés por importe de 149.718 euros y otro de 144.902,71 euros. Existía además una diferencia entre el dinero entregado por uno de sus sobrinos a Cavas Hill, S. A y la cantidad reflejada en los pagarés de éste de 417.579 euros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin