España

La policía detiene a dos personas por su posible relación con el secuestro de un hombre en lloret de mar en 2017

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra, en una operación conjunta, han detenido a dos hombres e investigado a un tercero de nacionalidades española, colombiana y ecuatoriana presuntamente relacionados con el secuestro de otro hombre en Lloret de Mar (Gerona) en 2017.

Según informaron ambos cuerpos policiales, uno de los arrestados habría participado en el traslado del secuestrado y fue el encargado de custodiarlo en Toledo, el otro facilitó la casa donde fue retenido y se encargó de su custodia durante los cinco días que estuvo en Cataluña. Los agentes también investigan la implicación de un tercero que habría dado apoyo logístico al grupo de secuestradores, puesto que habría pagado los gastos de los desplazamientos con una tarjeta de su propiedad.

En junio de 2017 agentes de la Sección de Secuestros de la Policía Nacional y de la Unidad Central de Secuestros de la DIC liberaron en Toledo un hombre que había sido secuestrado en Blanes (Gerona) y detuvieron cinco de sus secuestradores, que ingresaron en prisión. Fruto de estas detenciones y de la acción policial del equipo conjunto consiguió nueva información que permitió iniciar una segunda fase de investigación.

Los investigadores lograron identificar a la persona que había facilitado la casa a los secuestradores durante su estancia en Cataluña y que se había encargado de la custodia de la víctima durante cinco días, antes de que el grupo la trasladara a Casarrubios del Monte (Toledo). Este hombre de nacionalidad española cedió al grupo una casa que él había ocupado en Cervelló (Barcelona) y que usaba como residencia habitual.

Las indagaciones policiales también permitieron identificar la persona que hizo de nexo de unión entre los grupos de Madrid y Cataluña. Un hombre de nacionalidad colombiana con domicilio a Arroyomolinos (Madrid), el cual tenía varios antecedentes por realizar robos con fuerza, con violencia y asaltos y que también había sido detenido por haber participado en una detención ilegal en 2012.

Los agentes identificaron asimismo a una persona que habría facilitado al grupo la logística para poder desplazarse de Cataluña en Madrid una vez materializado el secuestro, un hombre de nacionalidad ecuatoriana con domicilio en Madrid.

Con esta información, el día 12 de junio los agentes establecieron un segundo dispositivo policial conjunto que permitió localizar los tres hombres y detener dos de ellos, uno a Arroyomolinos, y el otro en Cervelló. El tercero, que se localizó en Madrid, fue citado como investigado para declarar ante el juez cuando sea requerido. El mismo día los agentes realizaron la entrada y registro en el domicilio de Cervelló donde estuvo secuestrada la víctima y donde localizaron el habitáculo que el grupo acondicionó para instalar en el secuestrado.

Los hechos se remontan al mes junio de 2017, cuando una mujer se presentó en la comisaría de Lloret de Mar para denunciar que había recibido una llamada, desde el teléfono de su marido, de un hombre que afirmaba que habían secuestrado su marido y que le reclamaba un rescate de 1,5 millones de euros si quería que lo liberaran con vida.

El 22 de junio los secuestradores se pusieron en contacto con la familia para darles un ultimátum: o hacían el pago o matarían el rehén. El intercambio se tenía que hacer el mismo día por la tarde al aparcamiento de un hotel del A-42, la autovía que une Madrid y Toledo.

Alrededor de las tres de la tarde, unas horas antes de la cita para hacer el intercambio, los agentes observaron como intentaban introducir a la parte posterior de una furgoneta a la víctima, sentada en una silla de ruedas. Pero rápidamente desistieron de la acción posiblemente al sospechar que podía haber presencia policial a la zona e intentaron volver a esconderse dentro del inmueble.

En este momento los jefes del operativo policial conjunto decidieron realizar las detenciones para detener a los secuestradores y evitar así eventuales represalias contra el rehén. La acción policial permitió rescatar la víctima sana y a la vez arrestar a todos los miembros del grupo, salvo uno de ellos que consiguió escapar por el tejado de un edificio anejo.

(SERVIMEDIA)

21-JUN-18

GJA

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin