Buscar

Javier Ramos defiende que llevó a la Fiscalía el caso máster y que es la URJC la "gran perjudicada" por este asunto

21/06/2018 - 22:27
Más noticias sobre:

Insiste en que pensó que la información inicial y las actas que le dieron los profesores eran ciertas

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, ha defendido este jueves que fue precisamente el actual equipo de Gobierno de la universidad el que decidió llevar a la Fiscalía las presuntas irregularidades en el máster que cursó la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes en 2012.

Al término de una extensa comparecencia durante esta tarde, que se ha prolongado casi dos horas y media, Ramos ha comparecido brevemente ante los medios de comunicación para enfatizar que los hechos que se están investigando por parte del de Instrucción número 51 de Madrid son "muy anteriores" a su toma de posesión y que es la universidad la "gran perjudicada" por este asunto.

También ha destacado que, por ello, está colaborando con "absoluta transparencia" ante la Justicia y ha señalado que su declaración ha ido "bien".

Por otro lado y preguntado por si el documento que remitió la URJC al juzgado sobre múltiples llamadas del consejero de Educación, Rafael Van Grieken, donde le solicitaba documentación sobre la máster de Cifuentes alude a presiones de este departamento, el rector ha señalado que "eso no es así".

PENSÓ QUE LA PRIMERA INFORMACIÓN QUE LE DIERON ERA CIERTA

Junto a Ramos ha comparecido la catedrática Pilar Charro, secretaria general de la Rey Juan Carlos, y la sesión se ha centrado en lo ocurrido durante el día 21 de marzo en el que saltó la noticia de 'eldiario.es' sobre presuntas irregularidades en el cambio de notas de dos asignaturas del máster de Cifuentes.

En concreto, diversas preguntas que se han formulado a los testigos aluden a la polémica rueda de prensa de Ramos junto a los profesores del máster Enrique Álvarez Conde y Pablo Chico de la Cámara (ambos investigados), en la que se afirmó que lo ocurrido con esos cambios se debió a un "error de transcripción".

Al respecto, Ramos ha señalado en su comparecencia que creyó que la información recabada al principio sobre las calificaciones de la expresidenta y de la existencia del polémico acta del Trabajo de Fin de Máster eran reales, según han apuntado fuentes jurídicas.

El mismo día de la rueda de prensa, ya por la tarde, el rector decidió abrir una información reservada para investigar el polémico máster de la exmandataria regional ante las "inconsistencias" que presentaba el acta que le remitió Álvarez Conde. Previamente, había comparecido en rueda de prensa para exponer la información de la que disponía hasta ese momento.

Estos docentes firmaron un documento en el que expusieron que la versión que aportaron ese día al rector era cierta, algo a lo que el propio Ramos aludió cuando compareció el 6 de abril para informar de que había remitido a la Fiscalía el informe que habían elaborado los Servicios de Inspección de la URJC. Además, detalló que estos dos profesores lo hicieron delante de testigos.

A su vez, la profesora Alicia López de los Mozos (también investigada) señaló ante los Servicios de Inspección de la URJC que la firma que aparecía como miembro del tribunal del TFM no era su rúbrica, aspecto que motivó la decisión de remitir esa información al Ministerio Público.

Luego, en una entrevista radiofónica el catedrático Álvarez Conde, director del máster, relató que el documento que difundió la propia Cifuentes como acta del TFM se trataba de una "reconstrucción" y que se la remitió al rector por presiones.

En la comparecencia de Ramos ante la magistrada Carmen Rodríguez-Medel, se ha aludido al cruce de correos desde cuentas personales que tuvieron tanto el rector como los dos profesores con motivo de la información de este caso, así como el hecho de que luego hubiera también intercambios de email entre secretarias desde cuentas de la propia universidad.

Fuentes jurídicas han indicado que Ramos, en algunas preguntas sobre detalles concretos de ese día, ha respondido que no se acordaba de algunos pormenores.

Por su parte, Pilar Charco no ha querido realizar declaraciones a la salida de su comparecencia. Esta testigo, que custodiaba las actas, denunció veinticuatro horas antes de que se publicara la noticia que destapó el caso el robo de su ordenador. Al respecto, simplemente ha señalado que no se le ha preguntado por ese hurto.

En la causa penal se investiga un presunto delito de falsificación documental en relación al acta en el que constan las convalidaciones de asignaturas con firmas falsificadas.

Por otro lado, han comparecido esta mañana cinco alumnos que se matricularon en el máster, como el caso del exteniente de alcalde de Madrid en la época de Alberto Ruiz-Gallardón, Pedro Calvo. Estos exalumnos han señalado que les aprobaron asignaturas sin saberlo y que, como señaló el propio Calvo, abandonaron el curso.

"No hice ni el huevo, como se suele decir"., ha afirmado esta mañana el político madrileño tras comparecer durante unos veinte minutos ante la juez de Instrucción número 51 de Madrid en calidad de testigo.

Contenido patrocinado

Otras noticias