España

PSOE-A y Cs, favorables a eliminar las adjuntías del Defensor del Pueblo andaluz que defienden el PP-A e IU

Podemos quiere reunirse con Maeztu para conocer sus necesidades antes de posicionarse al respecto

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El PSOE-A y Ciudadanos se han mostrado favorables a suprimir las tres adjuntías con las que cuenta la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, una postura que no comparten ni el PP-A ni IULV-CA, que defienden su labor en tanto que consideran que refuerza y fortalece el papel de la institución, según han informado a Europa Press fuentes de los distintos partidos.

Después de que esta misma semana haya caducado el mandato de Jesús Maeztu al frente de la Defensoría del Pueblo Andaluz, que ha ocupado cinco años el cargo y que continuará haciéndolo en interinidad hasta que se actualice, se abre el debate para su renovación y, por tanto, el periodo de negociación entre los partidos andaluces al tratarse de un órgano de extracción parlamentaria.

Precisamente, buscando facilitar la negociación entre las distintas fuerzas para su renovación, los socialistas andaluces han considerado que eliminar a los tres adjuntos sería "un buen punto de partida" para desbloquear la situación, a la par que se han mostrado en contra de que, en ningún caso, pueda ampliarse el número.

Con todo, desde el PSOE-A han expresado su satisfacción con la labor que ha desarrollado en los últimos cinco años Jesús Maeztu como Defensor del Pueblo Andaluz, de modo que ha manifestado su disposición a que pudiera seguir en el cargo y, por tanto, ser reelegido por la Cámara autonómica

En la misma postura se sitúa Cs, que considera que si se eliminan a los tres adjuntos "dejará de haber intereses partidistas y la Oficina del Defensor podrá seguir trabajando en beneficio de todos los andaluces". De hecho, desde el partido naranja, además de proponer esta supresión, también ha asegurado que van a retirar su enmienda a la ley de la violencia de género por la que pedían una adjuntía más dependiente del Defensor.

Cs espera así que se desbloquee la situación de esta Oficina, para que pueda seguir desempeñando su labor, toda vez que ha hecho hincapié en que su trabajo "refleja todas las demandas y preocupaciones de los andaluces", a pesar de que el Gobierno andaluz "no atiende a sus informes ni a las quejas de los ciudadanos" pues siempre contienen "las mismas preocupaciones".

Pero el PP-A discrepa con estas posturas del PSOE-A y Cs. Para el partido que lidera en Andalucía Juanma Moreno, las tres adjuntías son necesarias "en tanto que refuerzan y fortalecen el papel de la institución" al dedicarse a cuestiones y políticas concretas como la vivienda o la sanidad.

De este modo, los populares andaluces apuestan por una institución "fuerte", a la par que reclaman que sus informes sean más vinculantes y sus demandas, reivindicaciones y su papel en general "sea más tenido en cuenta por el Gobierno andaluz".

Desde IU, si bien saluda que se abra un espacio de diálogo en aras a adoptar medidas que refuercen y respalden la labor de la Oficina del Defensor, defienden el trabajo de los tres adjuntos porque "desarrollan un trabajo contrastado, solvente e independiente, al tiempo que aportan ángulos plurales de análisis y abordaje de los asuntos que trata, que los enriquece y acerca a la pluralidad social y política de Andalucía". "Lo que funciona no es acertado cambiarlo", añaden.

IU APUESTA POR UNA DEFENSORA

IU cree que hay otras consideraciones a tener en cuenta ahora que se abre el debate. Por ejemplo, sostiene que la calidad de sus informes y lo atinado de sus recomendaciones "se debilita ante la falta de vinculación por parte del Ejecutivo", por eso apuestan por otorgar carácter vinculante "al menos a las recomendaciones que son fruto de la constatación de incumplimientos presupuestarios, de una actitud poco diligente del Ejecutivo o las que traigan causa de mala praxis".

Además, aunque ensalza la labor de Maeztu al frente de la Oficina, la coalición de izquierdas cree es el momento adecuado para elegir, por primera vez, una Defensora del Pueblo Andaluz para "garantizar la presencia y participación activa de las mujeres en todos los ámbitos, lo que desde luego incluye a las instituciones".

Y por último, IU pide encarar este debate afrontando la necesaria renovación de todos los órganos de extracción parlamentaria que están sin renovar, una situación que afecta también al Consejo de Administración de la RTVA, la Cámara de Cuentas y el Consejo Audiovisual andaluz.

Por su parte, Podemos Andalucía ha explicado que ha solicitado reunirse con el Defensor del Pueblo para conocer cuál es su punto de vista, dada la experiencia que le confieren cinco años en el cargo, a la hora de plantear una reforma de la ley que regula esta institución.

Así, lo que sí ha querido dejar claro el partido morado es que apuestan por que se lleve a cabo una reforma de la Oficina que la dote de más autonomía, más independencia y, sobre todo, de más recursos que le permitan realizar su trabajo.

Jesús Maeztu es desde el pasado miércoles Defensor del Pueblo Andaluz en funciones, después de haber cubierto cinco años en el cargo, al que accedió en junio de 2013 en sustitución de José Chamizo, que estuvo al frente de la Defensoría del Pueblo durante 17 años y en funciones durante otros 15 meses.

En concreto, el Pleno del Parlamento andaluz eligió a Maeztu para este cargo el 12 de junio de 2013 con 103 votos a favor y uno en blanco. Los tres grupos existentes entonces en la Cámara, PP-A, PSOE-A e IULV-CA, expresaron su conformidad con la propuesta.

Para la renovación o relevo de Maeztu al frente de la Defensoría, la Ley del Defensor del Pueblo Andaluz establece que la Comisión de Gobierno Interior y Peticiones del Parlamento --encargada de relacionarse con la institución--, propondrá uno o varios candidatos al Pleno de la Cámara. Los acuerdos en esta Comisión se adoptarán por mayoría simple, rigiendo el sistema de voto ponderado.

Una vez propuesto el candidato o candidatos, se debe convocar, en un plazo no inferior a 15 días, el Pleno del Parlamento para proceder a su elección, que precisa de mayoría reforzada, en concreto el voto favorable de al menos las tres quintas partes de los miembros del Parlamento. Si no se alcanzase esa mayoría, la Comisión, en el plazo máximo de un mes, se reuniría de nuevo para formular nuevas propuestas.

ÓRGANOS PENDIENTES DE RENOVAR

Al cumplirse los cinco años de mandato previstos para Jesús Maeztu, el Defensor del Pueblo Andaluz se suma a otros cargos de extracción parlamentaria que permanecen en funciones pendientes de renovación, como el consejo de administración de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), cuyo subdirector general, Joaquín Durán, ejerce como máximo responsable en funciones de la agencia pública empresarial desde el cese a petición propia de Pablo Carrasco en marzo de 2013.

También se encuentra a la espera de abordar su renovación la Cámara de Cuentas después de que el mandato de tres de sus siete miembros expirase el pasado mes de diciembre. Podemos, Ciudadanos e IULV-CA criticaron el pasado mes de marzo que el presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, trasladase al presidente del órgano fiscalizador, Antonio López, que "no hay un escenario que pueda favorecer un acuerdo inmediato" para la renovación de la Cámara de Cuentas.

Otro órgano de extracción parlamentaria pendiente de renovar desde hace dos años es el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). En los tres casos se da la circunstancia de que su composición no responde a la actual distribución de escaños en el Parlamento andaluza, ya que tanto el Defensor del Pueblo como la Cámara de Cuentas y el CAA fueron elegidos antes de la entrada de Podemos y Ciudadanos (Cs) en la Cámara tras las elecciones autonómicas de marzo de 2015.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin