España

Fiscalía pide dos años de cárcel para los oficiales del ferry y el mercante que colisionaron en 2012 en el Estrecho

La Fiscalía de Ceuta solicita dos años de cárcel para el capitán y el primer oficial del ferry 'Milenium II', y para el capitán del mercante 'New Glory' que el 13 de enero de 2012 colisionaron en aguas del Estrecho de Gibraltar "como consecuencia de falta grave de observancia de las normas de la navegación".

CEUTA, 23 (EUROPA PRESS)

A los tres se les imputan 22 presuntos delitos de lesiones imprudentes en su calificación más leve, otro en su tipo más grave y uno más daños imprudentes, todos ellos "en concurso ideal".

Además, el Ministerio Público propone que los tres responsables de los buques reciban inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante cuatro años, así como para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Como consecuencia de la colisión, 23 personas sufrieron lesiones que requirieron, además de una primera asistencia facultativa, de tratamiento médico, la mayoría por golpes y traumatismos que requirieron en algunos casos hasta cerca de tres años para su curación completa o parcial. El herido que se vio peor parado sufrió una "importante deformidad" en un tobillo, "cojera evidente" y obligación de uso de botín ortopédico y muletas.

No obstante, la inmensa mayoría de los perjudicados han sido indemnizados con carácter previo a la celebración del juicio oral y han renunciado al ejercicio de acciones civiles por los hechos.

Según la calificación de la Fiscalía, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, los acusados no observaron las normas de navegación contempladas en los reglamentos y convenciones internacionales de referencia.

A los oficiales del 'Milenium II', que se dirigía hacia Ceuta desde Algeciras, se les achaca "falta de vigilancia efectiva", así como "no llevar activo el ARPA" y las alarmas, "desconectadas". En el mercante, los oficiales de guardia "no realizaron llamadas de alerta ni a 'Tánger Tráfico' ni al ferry ante el riesgo de colisión, no efectuaron avisos sonoros ni llevaban el vigía requerido para navegar en modo manual".

La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) del Ministerio de Fomento concluyó en su informe sobre el siniestro que la causa "primordial" del mismo había sido "la falta de vigilancia eficaz" por los oficiales del puente del buque de pasajeros, que no detectaron la situación de cruce "hasta 15 segundos antes de que se produjera el abordaje" por "un exceso de confianza" y porque "su atención estaba focalizada entre una conversación ajena a la navegación y en el cruce con el ferry 'Jaume I'".

En el 'New Glory' apreció una "reacción tardía tras detectar la situación de riesgo", ya que no maniobró "hasta dos minutos antes del abordaje". Después, "un exceso de confianza y una percepción inadecuada del riesgo hicieron tomar la decisión de no reducir la velocidad ni emitir mensajes de alerta".

Otros "factores contribuyentes" fueron que "parte de las ayudas de la navegación del 'Milenium II' estaban desactivadas"; que la torre de control de 'Tarifa Tráfico' no detectó la situación de riesgo; que "la contaminación lumínica en la zona dificultó distinguir las luces de navegación del 'New Glory"; y que "ninguno de los dos buques solicitó información sobre el tráfico marítimo en la zona a los servicios de control de Tánger y Tarifa".

El mercante, con bandera de Islas Marshall, y el ferry sufrieron daños como consecuencia de la colisión tasados pericialmente en algo más de 230.000 y en 4,58 millones de euros, respectivamente.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin