España

Expertos conservadores denuncian la "intervención" en San Jorge de Estella y piden la urgente regulación de la profesión

Exigen que se "depuren responsabilidades" y aseguran que solo se podrá recuperar "un pequeño porcentaje de la policromía original"

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

La Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de Bienes Culturales de España (ACRE) y el Grupo Español del International Institute for Conservation (GEIIC) ha denunciado "la intervención" llevada a cabo en la talla de San Jorge de Estella (Navarra), una escultura de madera policromada de principios del siglo XVI, y han instado a una "urgente regulación" de la profesión, que "termine con el intrusismo".

En un comunicado, ambos colectivos han denunciado lo que califican de "nuevo atentado contra el Patrimonio Cultural", y han instado a adoptar medidas "para evitar acciones similares en el futuro".

"Reclamamos la necesidad de que las actuaciones de conservación y restauración del Patrimonio Cultural estén proyectadas, dirigidas y realizadas por profesionales con formación académica superior y con la experiencia y criterios necesarios", han señalado.

A su juicio, es necesario que "se legisle de manera precisa", de forma que "toda actuación de conservación restauración esté proyectada, dirigida y realizada por profesionales de la Conservación Restauración con formación académica superior y con la experiencia y criterios necesarios".

Para la dos asociaciones, lo ocurrido con la talla de San Jorge "corrobora las exigencias del manifiesto leído el 25 de mayo 2018 por gran parte de los profesionales de la conservación-restauración en el Estado español".

En su opinión, es necesario "tomar conciencia sobre la forma en la que se conservan y restauran los bienes culturales para evitar actuaciones similares que suponen un atentado contra nuestro Patrimonio Cultural".

En el caso de la talla de San Jorge, ubicada en la capilla del mismo nombre de la iglesia de San Miguel de Estella-Lizarra (Navarra), recuerdan que "se trata de un repinte que no tiene en cuenta los criterios profesionales de conservación y restauración".

Según indican, la obra es una escultura en madera policromada de principios del siglo XVI que, "además de su valor artístico, permitía, según profesionales expertos, apreciar la evolución del armamento medieval navarro".

ACRE y GEIIC denuncian que "una empresa dedicada a las manualidades" ha lijado la policromía original "antes de aplicar varias capas de escayola y un repinte a gusto de la autora", por lo que "se ha perdido toda la huella histórica que le confería la policromía del siglo XVI".

Han añadido que, según la documentación fotográfica consultada, "se ha eliminado parte de la policromía original, que estaba poco suelta o poco adherida, antes de aplicar las capas de escayola", de forma que "del 80% de policromía que se conservaba desde el siglo XVI, resta ahora aproximadamente un 15%". "En consecuencia, se ha producido un daño irreparable a nuestro Patrimonio Cultural", ha indicado.

PROCEDIMIENTO SANCIONADOR

Ambas asociaciones aseguran que la titularidad de la talla recae, por ley, en el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra y la Ley Foral Navarra de Patrimonio Cultural indica que "es preciso obtener autorización previa de la Administración con anterioridad a cualquier intervención sobre los bienes culturales protegidos, adjuntando una propuesta de conservación-restauración firmada por profesionales competentes en la materia".

La intervención, además, "sólo podrá ser realizada por quienes acrediten cualificación técnica y profesional para dirigirla y ejecutarla". De incumplirse esos requisitos, existe un procedimiento sancionador "tanto para quien no informe de la actuación al Departamento competente, como para quien actúe de forma inadecuada, sin la formación y titulación correspondientes, produciendo daños al Patrimonio Cultural".

A su juicio, los hechos descritos "pueden incluso aportar indicios suficientes de la comisión de un delito penal, especialmente a la luz de cuanto se tipifica en el artículo 323 del Código Penal, a resultas del mandato contenido en el propio artículo 46 de nuestra Constitución, en relación con las conductas o acciones de las que se deriven daños en bienes de valor histórico cultural y otras categorías".

Por ello, han exigido "que se depuren responsabilidades", pero sobre todo "que se identifiquen los fallos en los protocolos para evitar que se reproduzcan en el futuro".

Los dos colectivos de profesionales de la conservación creen que de la talla de San Jorge, "probablemente sólo podrá recuperarse un pequeño porcentaje de la policromía original" y para ello "el coste será mayor al tratarse de una intervención aún más complicada y muy delicada".

Tras advertir de que el patrimonio cultural "está en juego" han insistido en la "urgente regulación y unificación de la profesión para terminar con el intrusismo profesional que tanto daño hace a nuestro Patrimonio Cultural".

"Reclamamos a que se legisle de manera precisa, de forma que toda actuación de conservación restauración esté proyectada, dirigida y realizada por profesionales de la Conservación Restauración con formación académica superior y con la experiencia y criterios necesarios", han añadido.

GEIIC es el Grupo Español del IIC (International Institute for Conservation), el Grupo Español del International Institute for Conservation of Historic and Artistic Works, también denominado Grupo Español de Conservación del IIC (GEIIC), una asociación sin ánimo de lucro creada en el año 1996, integrada por profesionales del mundo de la conservación y restauración de bienes culturales y declarada de Utilidad Pública por Orden del Ministerio del Interior en 2009.

ACRE es la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de Bienes Culturales de España, y pertenece al equipo directivo de la confederación europea de conservadores restauradores (European Confederation of Conservator-Restorer Associations).

Tanto ACRE como participaron en la restauración del pórtico de la catedral de Santa María en Vitoria y trabajan en otros proyectos como el pórtico de la Gloria en Compostela.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin