Buscar

El pleno de Barcelona rechaza impulsar una ordenanza contra la prostitución como pedía el PSC

29/06/2018 - 13:15

El pleno de Barcelona ha rechazado este viernes una propuesta del PSC que pedía impulsar una ordenanza contra la prostitución y la explotación sexual en la ciudad, algo que ha contado con el apoyo también del PDeCAT y el PP, mientras que han votado en contra BComú, ERC y el concejal no adscrito Joan Josep Puigcorbé, y se han abstenido Cs y el no adscrito Gerard Ardanuy.

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

La propuesta pedía medidas de apoyo y asistencia integral a personas en situación de prostitución, alternativas para abandonarla, y en ningún caso sanciones, y la lucha contra proxenetas, clientes y personas que se benefician, en este caso sí con sanciones, entre otras iniciativas, ante la que grupos han acusado al PSC de mezclar el trabajo sexual voluntario con el forzado.

El líder municipal del PSC, Jaume Collboni, ha replicado que el 95% de las personas que ejercen la prostitución son víctimas de explotación sexual, "la esclavitud del siglo XXI", y que este 95% no tiene voz ni acuden a manifestaciones ni al pleno, al que han asistido prostitutas en contra de la medida.

La concejal de Feminismos, Laura Pérez, ha dicho que la propuesta es una grave irresponsabilidad que promueve la vulneración de derechos de quienes ejercen la prostitución y ha dicho que las ordenanzas en su contra no han funcionado ni en Barcelona ni en otras ciudades, y ha acusado a Collboni de "infantilizar y menospreciar desde una superioridad moral".

PARTIDARIOS Y DETRACTORES

La concejal del PDeCAT Francina Vila ha defendido la medida argumentando que no todo es susceptible de mercantilización, igual que no se pueden vender la propia sangre ni los propios órganos por derechos y la protección de los más vulnerables, y el popular Alberto Villagrasa ha dicho que no sólo se requieren ordenanzas, sino los medios para hacerlas cumplir.

Marilén Barceló (Cs) ha exigido diferenciar entre trabajo sexual voluntario y la trata, y ha defendido que quienes se dedican a la prostitución de forma voluntaria deben tener reconocidos sus derechos laborales, y la republicana Montserrat Benedí ha avisado de que propuestas como la del PSC son criminalizadoras.

Maria Rovira (CUP) ha dicho que se pretenden confundir conceptos y ha lamentado la violencia institucional hacia prostitutas mediante sanciones que ve abusivas, tras lo que ha dicho que Collboni ha infantilizado a las mujeres con una iniciativa "basada en un cálculo electoral", algo que ha compartido Puigcorbé, que ha votado en contra, mientras que Ardanuy se ha abstenido.