España

Ayuntamiento ampliará el edificio de la piscina del Complejo y lo dotará de rocódromo y sala de fitness

El proyecto, ya aprobado por el IMD, supondrá una inversión de 1,8 millones y tendrá un plazo de ejecución de ocho meses

SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Santander va a ampliar el edificio de la piscina cubierta del Complejo Municipal de Deportes 'Ruth Beitia' con una construcción anexa de 1.330 metros cuadrados en la que se habrá un rocódromo de 7,5 metros de altura y una gran sala de fitness y musculación.

El proyecto, que ya ha sido aprobado por el Instituto Municipal de Deportes (IMD), supondrá una inversión de 1,8 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de ocho meses, según ha anunciado este lunes la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

La regidora municipal, acompañada de la arquitecta Blanca de la Fuente, ha presentado esta nueva inversión del Consistorio en el Complejo Municipal en el lugar donde se levantará el futuro edificio y cuya construcción se espera que pueda comenzar a finales de este año.

Y es que, según ha indicado Igual, los pliegos estarán listos en unas tres o cuatro semanas para remitirlos al boletín y poder iniciar así la tramitación para la licitación y posterior adjudicación de los trabajos, en el marco de los cuales también se mejorarán otras dotaciones y servicios que hay en el edificio de la piscina cubierta.

Así, aunque el nuevo edificio anexo tendrá una superficie de 1.330 metros cuadrados, la actuación se efectuará sobre un total de 1.800, ya que se renovarán las salas del servicio de asistencia médica, los vestuarios, así como la zona de sauna e hidromasaje.

El nuevo edificio albergará dos salas multiusos, una gran sala de fitness y musculación que triplicará el espacio destinado actualmente a este uso y el rocódromo, de 7,5 metros de altura. Con la creación del rocódromo se dotará a la ciudad de un equipamiento para practicar una actividad muy demanda y aceptada, especialmente entre niños y jóvenes, ha indicado la alcaldesa.

Igual ha destacado la importancia del deporte para el Ayuntamiento de Santander, que se manifiesta en las inversiones que se están realizando continuamente en el Complejo Ruth Beitia y otras instalaciones deportivas de la ciudad.

Entre las obras en ejecución, ha señalado el plan de mejora de pistas deportivas en los barrios, con una inversión de 1,2 millones de euros; la nueva cubierta que se está construyendo en la grada de la pista de atletismo, o la renovación del césped del campo de hockey, que está a punto de finalizar.

Ha señalado que estas inversiones se suman a otras realizadas recientemente, como las cinco nuevas pistas de pádel cubiertas del Complejo, la ampliación de las gradas del campo de San Román o la mejora de la cubierta de la pista de patinaje.

Junto a la inversión en equipamientos, la alcaldesa ha resaltado también la apuesta por la promoción del deporte a través de las actividades deportivas del IMD, entre ellas, los campus y cursos de verano. Igual ha recordado que las actividades estivales, en las que aún quedan algunas plazas disponibles, han empezado este lunes, y también está ya abierta la piscina exterior del Complejo.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El proyecto de ampliación de las instalaciones de la piscina cubierta plantea la construcción de un edificio de nueva planta en los terrenos anexos al actual, hacia el noroeste. El presupuesto de la actuación asciende a 1.798.328 euros y el plazo estimado para la ejecución de los trabajos es de ocho meses desde su inicio.

En total, la superficie sobre la que se va a intervenir suma 1.829 metros cuadrados, de los cuales, 1.330 se ubican en el edificio de nueva planta y el resto corresponden a mejoras en el edificio actual.

En la planta baja se ubicarán dos salas multiusos de fitness (una de 145 metros cuadrados y otra de 182), el área destinada al servicio médico, el vestuario masculino y el rocódromo, de 120 metros cuadrados y 7,5 metros de altura.

Y la planta primera albergará, entre otros espacios, el vestuario femenino, que se dotará de nuevo hidromasaje y sauna; así como una sala de fitness y musculación, de casi 434 metros cuadrados y con vistas al rocódromo y a la zona de atletismo.

El acceso a las instalaciones se mantendrá por el edificio actual, pero se reordenarán las circulaciones interiores entre los distintos espacios para mejorar la privacidad en los desplazamientos entre las zonas de vestuarios, salas de fitness y la piscina.

Por lo que respecta al exterior, el nuevo volumen, que quedará adosado al edificio actual, se plantea con una doble fachada acabada en chapa perforada que permite ver el exterior desde las zonas de gimnasio sin ser visto, al tiempo que tamiza la luz.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin