España

Mar Moreno: "Que haya fraude en algunas ayudas de Empleo no quiere decir que se cuestionen todas las ayudas"

El tribunal interrumpe al abogado del PP-A por interrogar a la testigo "como un acusado" o "como su fuera un debate parlamentario"

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

La exconsejera de la Junta y expresidenta del Parlamento Mar Moreno ha declarado este miércoles como testigo en el juicio que celebra la Audiencia Provincial de Sevilla contra 22 ex altos cargos del Gobierno andaluz, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por el procedimiento específico por el que se concedían las ayudas de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos y ha manifestado que el hecho de que "haya fraude en algunas ayudas de Empleo no quiere decir que se cuestionen las ayudas".

Moreno, que desde enero de este año es miembro del Consejo Consultivo de Andalucía, fue consejera de Presidencia y portavoz de la Junta, siendo presidente Griñán, entre 2010 y 2012, periodo en el que saltó el caso de los ERE y se inició la instrucción judicial. Cabe recordar que el magistrado del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro, en 2015, dejó fuera del procedimiento por el caso de los ERE a la entonces senadora.

Ha recordado que comenzó a "ocuparse" del caso ERE en 2011, aunque ya existieran noticias en prensa por los intrusos en Mercasevilla desde noviembre de 2010, tras comenzar la instrucción judicial y por unas declaraciones del ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero en las que hablaba "de fondo de reptiles".

Las primeras decisiones del Consejo de Gobierno, según ha indicado, fueron ordenar a los servicios jurídicos personarse en la causa y el presidente Griñán le dio orden a Empleo "de ponerse al servicio" del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla para trasladar toda la documentación que solicitara.

"GRIÑÁN PENSABA QUE NO LE AFECTARÍA ESTE ASUNTO"

Al respecto del presidente y su actuación, Moreno ha afirmado que "en ningún momento me dijo nada, lo vi preocupado y ocupado con atender al Juzgado. Cuando saltó el caso, de ninguna manera el señor Griñán pensaba que le afectaría este asunto personalmente".

De otro lado, Mar Moreno, primera testigo de los solicitados por la acusación del PP-A, ha defendido la intervención del Gobierno andaluz frente las situaciones de crisis laborales. Cuestionada por su conocimiento de las ayudas sociolaborales y a empresas en crisis investigadas, la exconsejera ha declarado que era "público y notorio" que la Junta intervenía en conflictos de empresas y laborales, algunos con fuerte impacto en prensa y en el territorio andaluz. "Puedo saber que hay subvenciones al olivar, pero no los requisitos de acceso", ha puntualizado.

Ha indiciado que no conoció de manera particular el uso de las transferencias de financiación por la Dirección General de Trabajo para allegar fondos del programa presupuestario 31L al Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), posterior Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), para pagar las ayudas concedidas por la propia Dirección General. Aunque, ha comentado que el 31L viene reflejado en la documentación de la Ley de Presupuestos del Parlamento, donde vienen reflejadas todas las partidas.

"Considero que de manera específica los parlamentarios tienen en su mano herramientas para conocer la gestión del Gobierno y las distintas partidas", ha expresado.

Además, ha asegurado que el Gobierno está obligado a facilitar a los parlamentarios de todos los partidos todos los documentos que pidan al respecto. Al hilo de esto, ha sido cuestionada por cómo Griñán puede decir que no conoció el programa 31L hasta que saltó el caso ERE. "No tengo por qué poner en duda la opinión del expresidente", ha respondido, añadiendo que no sabe lo que conoce un parlamentario ni la documentación que ha podido pedir ni "desconfiar" de las palabras de Griñán.

El abogado del PP-A Luis García Navarro ha preguntado a la testigo por una declaración institucional que realizó como consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno, con exhibición de una querella presentada por el Partido Popular en la que se recoge lo dicho por Moreno en su momento, algo que ha motivado la protesta de la abogada del exconsejero Francisco Vallejo. Moreno ha explicado que la mecánica general para preparar estas intervenciones o cualquier rueda de prensa era que la Oficina del Portavoz solicitara documentación e información a la Consejería oportuna, en este caso, la de Empleo.

Así, ha defendido que el Gobierno de la Junta, con Griñán al frente, "con el conocimiento que se tenía del sistema de ayudas" en ese momento, que era "escaso", "avalábamos el sistema de ayudas públicas a empresas en crisis donde el Gobierno estimaba necesario ayudar". "Nadie puede decir que en esa fecha respaldábamos las irregularidades que tiene que juzgar este tribunal, ni algo que se hiciera mal", ha subrayado. "Con los ojos de hoy se pueden ver discutible u opinable" la gestión de las mismas, ha añadido.

"Que haya fraude en algunas ayudas de Empleo no quiere decir que se cuestionen las ayudas, como tampoco que haya fraude en algunas pensiones, pone en dudas éstas", ha afirmado, defendiendo la política "absolutamente pública y notoria" de ayudas de la Junta.

"Todos los gobiernos han prestado recursos para resolver conflictos laborales", por lo que, según ha afirmado, también se considera "responsable" de las decisiones de la Junta para ayudas a empresas, a quienes la mereciera, pero "siempre de manera legal, sujeta a la ley y con arreglo a derecho", señalando que hay que poner el foco en el procedimiento de las ayudas investigadas, "si se hizo bien o mal, si hubo fraude".

LA PRESENCIA DE INTRUSOS ES "DELEZNABLE"

"Siempre hemos distinguido el mal uso por personas concretas de los fondos de las ayudas de la actuación técnica o presupuestaria" del Gobierno andaluz, ha insistido Moreno, quien ha recordado que cuando saltó el caso ERE se pusieron a trabajar para que "el fraude aflorara, como los intrusos", reiterando que "a día de hoy aún es objeto de controversia si la gestión de las ayudas es ilícita, se juzga si se actuó bien o mal, por lo que hay muchos interrogantes que no puedo resolver".

Para Moreno, en la medida que queda acreditado la presencia de intrusos, es "deleznable y aborrecible".

Sobre su labor como portavoz, en la que durante muchos meses tuvo que explicar e informar semanalmente de las novedades judiciales, "filtraciones" a la prensa e informaciones, Moreno ha manifestado que "hablar de células madres no me convierte en experta en ello". "Lo que yo haya dicho no responde a mi gestión ni es de mi conocimiento directo", ha aclarado.

Por último y preguntada por la acusación de Manos Limpias sobre si las ayudas a empresas del Gobierno andaluz fue una actuación política para buscar rédito electoral o por el interés colectivo, ha afirmado que el "cien por cien de la actuación de cualquier gobierno y partido para solucionar problemas" y en este caso de la Junta está marcada por las políticas del gobierno y "la defensa de las señas del partido, es compatible".

"PARECE UN DEBATE PARLAMENTARIO Y NO JUDICIAL"

El interrogatorio de Mar Moreno ha estado marcado por las interrupciones y llamamientos del tribunal a la acusación del PP-A. Así, el presidente de la Sala, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, ha interrumpido al abogado del PP-A, Luis Garcia Navarro, porque estaba "preguntando a la testigo como si fuese una acusada y no una testigo".

Posteriormente, el presidente del tribunal ha vuelto a llamar la atención de la acusación del PP-A porque estaba realizando un interrogatorio a Moreno "como si fuera un debate parlamentario" y subrayándole que "estamos en un proceso judicial y se tiene que hacer un debate judicial". "Todo lo que se desvíe de los hechos que se investigan y si no atiende a mis indicaciones me obligaré a considerar impertinentes las preguntas", ha añadido al respecto, haciendo el abogado constar su respetuosa protesta.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin