Buscar

El Ministerio de Defensa readmite a dos mujeres excluidas de las pruebas de acceso por sus tatuajes

  • Los tatuajes no deberán se visibles con el uniforme común a ambos sexos
  • Vestir falda con el uniforme es siempre opcional y cada mujer puede elegir
  • La Constitución garantiza la igualdad de acceso y ascenso a ambos sexos
Más noticias sobre:
Mujeres militares de uniforme. Foto: EFE

El Ministerio de Defensa ha readmitido a dos mujeres que fueron excluidas del proceso selectivo por lucir tatuajes que solo serían visibles con el uniforme de falda. Una de ellas es Estela Martín, psicóloga que optaba a entrar en el Cuerpo Militar de Sanidad y fue rechazada del proceso por un tatuaje de una flor de loto en uno de sus empeines.

El ministerio que dirige Margarita Robles ha estimado los recursos presentados por las aspirantes y ha decidido darles la razón a ambas aspirantes que vuelven a formar parte de las pruebas de selección de las que fueron excluidas.

El Ministerio de Defensa ha enviado un comunicado en el que explica que esta decisión se enmarca en la línea fijada la semana pasada por la titular de Defensa, Margarita Robles, para garantizar la igualdad de trato entre mujeres y hombres en el ámbito de las Fuerzas Armadas. De esta manera, se expone que no se podrán lucir tatuajes visibles con el uniforme común a ambos sexos, el de pantalón. Existe la posibilidad de lucir el uniforme de falda de manera opcional según la Orden DEF/1756/2016 de 28 de octubre que regula la uniformidad y que establece esta opción en su norma 8ª.

Según la normativa de las Fuerzas Armadas, siempre que en un acto se requiera vestir un uniforme que no sea el de operaciones o trabajo, las mujeres podrán optar entre falda o pantalón con la aprobación de su jefe de unidad. Es decir, se debe aprobar el uso de falda por el superior y, aún siendo aprobado por este, siempre será opcional y a decisión de cada mujer si visten falda o pantalón.

El Ministerio reitera en la nota "su firme compromiso con la igualdad en los Ejércitos" y recuerda que se modificarán las bases de las futuras convocatorias de oposiciones para eliminar "cualquier duda o margen de discrecionalidad por parte de los órganos de selección" garantizando mediante el reglamento la igualdad real de acceso a los ejércitos.

Concretamente, se limitará la prohibición de exhibir "tatuajes, argollas, espigas e inserciones, automutilaciones o similares" al uniforme con pantalón de uso común para hombres y mujeres militares.

Desde el Ministerio subrayan que toda norma jurídica debe ser respetuosa con los principios y valores constitucionales de igualdad, reconocidos en el artículo 14, y cumplir los artículos 5 y 6 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Dicha norma, en su artículo 5, se refiere expresamente a la igualdad de trato y de oportunidades en el acceso al empleo, en la formación y en la promoción profesionales y en las condiciones de trabajo, y en su artículo 6.1 considera "discriminación directa por razón de sexo la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable". Con este cambió en las bases de acceso garantizan que no vuelvan a ser excluidas mujeres por la posibilidad de que con el uniforme opcional femenino se puedan dejar ver tatuajes.


Comentarios 0