España

Naruhito afirma que continuará con la línea diplomática del emperador Akihito

Tokio, 5 sep (EFE).- El príncipe heredero de Japón, Naruhito, afirmó hoy que aspira a continuar con la línea de trabajo diplomático marcada por su padre, el emperador Akihito, una vez que ascienda al trono el próximo año.

Naruhito se pronunció así durante una rueda de prensa ofrecida antes de emprender una visita oficial a Francia, que podría suponer uno de sus últimos viajes al exterior y apariciones ante los medios antes de suceder a Akihito en el Trono de Crisantemo.

El actual emperador "siempre estaba estudiando la historia de cada país que visitaba y buscaba una forma para conducir las relaciones, y yo quiero aprender de eso", dijo el príncipe heredero, quien añadió que su deseo es "continuar con la diplomacia" iniciada con su padre.

Está previsto que Akihito, de 84 años, abdique el 30 de abril de 2019, y al día siguiente será proclamado emperador su hijo, de 58 años.

El emperador ha emprendido un total de 28 viajes oficiales al exterior durante su reinado, y entre ellos realizó una "gira de la paz" para rendir homenaje a las víctimas en territorios ocupados por el Ejército imperial nipón como Saipán, Palau y Filipinas.

Naruhito también se pronunció hoy sobre las funciones que desempeñará su esposa, la princesa Masako, una vez pase a ocupar el cargo de emperatriz.

La princesa, quien lleva más de una década tratando de recuperarse de una depresión inducida por estrés, "quiere ampliar progresivamente sus actividades" que no solo incluirían visitas oficiales al extranjero sino también "ofrecer un buen recibimiento para visitas de Estado a Japón", dijo el príncipe heredero.

"Espero que Masako pueda contribuir a la diplomacia, la experiencia que tiene por haber vivido en el extranjero y su trabajo previo como diplomática pueden aportar mucho a la diplomacia imperial", afirmó Naruhito.

La princesa, sin embargo, no acompañará a Naruhito en el viaje oficial que este emprenderá a Francia el día 7 y que se prolongará durante una semana.

El motivo es que este desplazamiento "comprende dificultad al incluir muchos eventos en los que participar", además de que la princesa cuenta con una agenda muy cargada en Japón en las mismas fechas.

"Ella está sometida a un tratamiento, hace esfuerzos por salir y también quiere realizar las tareas que le corresponden. Pero todavía su estado no es estable", explicó el príncipe heredero, quien expresó su deseo de que Masako "amplíe sus actividades poco a poco, sin imponerle ninguna prisa".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin