España

Pornografía infantil y 'grooming' a menores son los reyes de la criminalidad informática, según la fiscalía

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La Fiscalía General del Estado reconoce en su Memoria anual correspondiente a 2017 que los delitos informáticos que más le preocupan y cuyo crecimiento es mayor son los relacionados con la pornografía infantil y con el llamado 'grooming' o sistemas de captación de la voluntad de menores por adultos. Durante el año pasado, el ministerio público procedió a la incoación de 825 procedimientos por pornografía infantil.

La Memoria reconoce que se vive en una sociedad digital y que casi todo lo que se hace viene programado por un sistema informático o se transmite a través de las tecnologías de la información y de la comunicación. Las cifras que recoge dan cuenta del mantenimiento de una tendencia a la baja en la incoación de procedimientos judiciales.

En el año 2017 se incoaron en el conjunto del Estado un total de 6.676 procedimientos judiciales por ese tipo de delitos, lo que supone un descenso del 16,91%, en relación con las 8.035 causas incoadas en el año 2016. Sin embargo estas cifras no reflejan una verdadera rebaja de la criminalidad informática, sino que es más bien fruto de la reforma del artículo 284 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Esta circunstancia dificulta hacer una valoración de la criminalidad realmente existente en esta materia. Pese a ello, la mayor parte de las infracciones tiene que ver con hechos relacionados con el fraude, que siguen ocupando el primer lugar en el volumen de procedimientos incoados.

Sin embargo, "el dato más preocupante" para la Fiscalía es "el incontestable incremento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual", que alcanzaron un total de 1.077 procedimientos, de los que el volumen más importante corresponde a los de pornografía infantil, que dieron lugar a un total de 825 incoaciones, un 12,36% de la cifra general, seguidos por los relativos a conductas de 'child grooming', que sumaron 159 expedientes.

Otro dato que inquieta al ministerio público es "la frecuencia creciente con que se utilizan las tecnologías como medio para canalizar el hostigamiento, la humillación, la persecución, la coacción, el acoso o el ejercicio del control sobre otros y por ende para atentar contra la libertad de las personas".

El uso generalizado de las herramientas informáticas en la actividad cotidiana hace posible, dice la Memoria, que hay quien aprovecha esta circunstancia para mantener este tipo de conductas "cuyos efectos perversos se ven agravados por la capacidad que ofrecen las TICs para dar permanencia en el tiempo a dichas situaciones". El mensaje de Fiscalía en esta materia es que "los delitos cometidos en la red no quedan impunes".

(SERVIMEDIA)

10-SEP-18

SGR/bpp

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin