Buscar

Robles asegura que el contrato para suministrar 400 bombas a arabia saudí está en "estudio" y lo desvincula de la construcción de las cinco corbetas de navantia

10/09/2018 - 18:16
Más noticias sobre:

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, afirmó este lunes que el contrato para suministrar 400 bombas de precisión a Arabia Saudí no ha sido revocado, sino que se encuentra en "estudio", y lo desvinculó del suscrito con las autoridades árabes para construir cinco corbetas en los astilleros de Navantia.

Así se pronunció la titular de Defensa durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Senado, en la que acusó de ser "profundamente irresponsables" y de moverse por réditos "electoralistas" a quienes han buscado "meter el miedo en el cuerpo" a los trabajadores de Navantia.

Robles dejó claro que el Gobierno "no va a dejar en la estacada" a ningún empleado de Navantia en ningún lugar de España.

La ministra reaccionó de esta manera después de la decisión de su departamento de paralizar el contrato suscrito por el exministro de Defensa Pedro Morenés para suministrar 400 bombas de precisión a Arabia Saudí susceptibles de ser empleadas para atacar Yemen.

Su cuantía asciende a 9,2 millones de euros que ya han sido abonados y que serán devueltos a Arabia Saudí. Estas armas podrían tener como fin su utilización contra los hutíes en el conflicto en Yemen en el que Arabia Saudí lidera una coalición de países árabes que considera legítimo al Gobierno yemení.

Esta decisión ha sido recibida con inquietud entre los trabajadores de Navantia en San Fernando (Cádiz), astillero que se encargará de la construcción de estas cinco corbetas, ante el temor de que se pudiera anular el contrato para fabricar los barcos, e incluso ha provocado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, haya reclamado al Gobierno que haga todo lo posible para garantizar los empleos de Navantia.

El contrato de fabricación de las corbetas es considerado muy importante porque está valorado en 1.830 millones de euros y asegurará 6.000 empleos directos e indirectos.

Ante esta situación, Robles subrayó que "no es responsable políticamente" ni "aceptable" atemorizar a los trabajadores de Navantia "vinculando un contrato con otro", y aseveró que las relaciones comerciales con Arabia Saudí son "fuertes" y sólidas".

Esto le permitió destacar la "sensibilidad total" del Gobierno con los puestos de trabajo de Navantia y para dejar claro que el Ejecutivo "siempre se moverá" en el marco de los principios y valores establecidos en la Carta de la ONU, al tiempo que comentó que no es su competencia "ser jueces" de lo que hacen otros países en materia de derechos humanos.

La ministra puso de manifiesto que es "obligación" de todo gobierno cuando asume el poder "conocer, paralizar y estudiar" aquellos "proyectos, programas y contratos" que están en marcha para determinar si se ajustan a las "exigencias" de la defensa nacional.

Enmarcó entre esos programas "en estudio" el contrato para suministrar 400 bombas de precisión a Arabia Saudí y afirmó que las "discrepancias" que pudieran surgir con Arabia Saudí al respecto se estudiarán con las autoridades de este país "con rigor", dentro de las "buenas relaciones" que mantienen ambos países y siguiendo las directrices establecidas en el convenio suscrito a nivel bilateral que determina que "aquellos supuestos que pongan en duda la interpretación de un contrato se resolverá de manera amistosa".

A su vez, manifestó que "no se puede jugar con el futuro de los empleos de Navantia" y reprochó que haya quien traslade la impresión de que esta empresa sólo vive de contratos suscritos con países extranjeros.

Por otro lado, Robles reinvindicó que durante sus cien primeros días el Gobierno "ha desbloqueado" programas de "importancia estratégica" por un importe superior a los 4.200 millones de euros, entre los que se encuentran la modernizacion de helicópteros Chinook, la adquisición de un helicóptero Super Puma, mantenimiento de aviones, el aumento del techo de gasto del submarino S-80, pagos al operador Hisdesat para el uso de dos nuevos satélites de comunicaciones militares y la modernización del misil de crucero Taurus

Por último, ensalzó a la industria de defensa, que movió el año pasado 5.400 millones y generó un total de 23.000 puestos de trabajo, lo que le permitió anunciar que próximamente se pondrá en marcha otro proyecto que beneficiará a Ferrol (A Coruña): la construcción de las fragatas F-110.

(SERVIMEDIA)

10-SEP-18

MST/gja

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora