España

Cataluña. borrell dice que la "fuga" de puigdemont llevó a llarena a ser "tan severo" con los políticos encarcelados

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, afirmó este jueves que la "tocata y fuga" que protagonizó el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont al huir a Bélgica obligó al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena a ser "tan severo" con los políticos independentistas que se encuentran actualmente encarcelados.

Así se pronunció el jefe de la diplomacia española, en una entrevista en Onda Cero recogida por Servimedia, después de las críticas que ha recibido tras afirmar en la BBC que "personalmente" preferiría que los políticos independentistas encarcelados estuvieran en "libertad condicional", ya que existen "otras maneras de asegurar que no huyen".

El ministro rechazó las críticas que ha recibido e invitó a sus críticos a ver la entrevista al completo, en la cual espetó al entrevistador que "¿ha oído usted hablar de la separación de poderes?", cuando se le preguntó los motivos por los que el Gobierno no los perdonaba.

"En España rige la separación de poderes", comentó en esa entrevista en la cadena británica, para, a continuación, aseverar que en España la justicia es "independiente" y que el proceso judicial a los independentistas lo lleva a cabo un juez, por lo que el "Gobierno no va a intervenir".

Tras evocar su intervención en la BBC, manifestó que quien "más contribuyó" a la prisión incondicional de los líderes independentistas fue el propio Puigdemont, quien "después de decir 'todos en su sitio', al día siguiente estaba huyendo sin avisar a sus compañeros".

Esto le sirvió para afirmar que "sin la tocata y fuga" de Puigdemont, igual el juez Llarena no hubiera tenido que ser tan severo".

Borrell reflexionó sobre el hecho de que "todo el mundo trata de llevar el agua a su molino", "todo el mundo desvirtúa lo que has dicho", una situación que, confesó, en ocasiones "lleva a tener temor a expresarte". Puso como ejemplo de ello las veces que ha tenido que aclarar que nunca dijo que había que "desinfectar" a Cataluña sino las heridas que el proceso independentista había suscitado.

Por ello, elevó el tono para acusar de ser una "panda de inmorales" a quienes "saben lo que dicen y dicen una cosa diferente a sabiendas de que mienten al más puro estilo Goebbels".

Por otro lado, Borrell también respondió a las críticas que ha recibido por decir que Cataluña es una "nación" en la citada entrevista en la BBC. A este respecto, confesó que este término es "controvertido" al "admitir muchas interpretaciones". Rechazó la que le otorgan los independentistas como "estado o antesala de una estado" y aclaró que él lo concibe como el "sentimiento de pertenencia a una determinada cultura, lengua y sociedad que tiene conciencia de sí misma. Eso no es la antesala de un estado".

Por su parte, reconoció que la UE no está en quiebra pero sí divida, "y mucho", después de que ayer el Parlamento Europeo votara a favor de un informe que solicita la aplicación a Hungría del artículo 7 del Tratado de la UE, que faculta la suspensión de voto en el Consejo Europeo a aquellos Estados miembros que vulneren los valores fundamentales de la Unión Europea.

Esto le sirvió para hacer un paralelismo entre el modo de actuar del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y lo sucedido en el Parlamento catalán los días 6 y 7 de septiembre de 2017. "Las mayorías no pueden hacerlo todo porque sean mayorías. No pueden salirse del marco de la ley", remachó.

(SERVIMEDIA)

13-SEP-18

MST/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin