Buscar

Delgado asegura que no va a dimitir y que no aceptará "el chantaje de nadie"

26/09/2018 - 13:13

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, aseguró este miércoles en el Pleno del Congreso que no piensa dimitir y que no aceptará "el chantaje de nadie", en clara referencia al comisario José Manuel Villarejo y a las grabaciones de la comida que éste organizó en octubre de 2009 y en la que participó esta miembro del Gobierno cuando era fisal de la Audiencia Nacional.

"No voy a dimitir", aseguró Delgado al comenzar su respuesta en la interpelación defendida por la diputada del PP María Jesús Bonilla, quien exigió la renuncia de la titular de Justicia por lo referido a la defensa del magistrado Pablo Llarena en Bélgica y por sus contracciones al explicar sus relaciones con el comisario Villarejo.

La titular de Justicia afirmó que no va a dimitir "por muchas razones", entre las que citó que está trabajando "por la ciudadanía" y por los tribunales, algo que contrapuso a las "causas inconfesables" que, a su juicio, movieron al PP cuando estaba en el poder.

Asimismo, en clara referencia a las grabaciones de la comida de 2009 con Villarejo, Delgado afirmó que "ni este Gobierno socialista ni esta ministra va a aceptar el chantaje de nadie".

"NUNCA ME HE ACHANTADO"

"No me he achantado", afirmó la ministra respecto a su etapa como fiscal, "con narcotraficantes, con terroristas, con corruptos y, desde luego, con violadores de derechos humanos, y me he mantenido firme". Asimismo, añadió que como miembro del Ejecutivo va "a defender el servicio público, la Justicia y la ciudadanía hasta sus últimas consecuencias".

Añadió que ya explicó lo referido a la defensa de Llarena en el Congreso y que ha pedido comparecer para dar cuenta de lo referido a sus relaciones con Villarejo y a la comida de octubre de 2009, en la que la ministra participó. Sobre este segundo punto, indicó que en esta nueva comparecencia dará cuenta de "cuestiones que pueden tener más que ver con aspectos de comunicación que con otros temas". "Hablaremos y hablaré", remarcó al respecto.

En todo caso, insistió en que no cederá a presiones, en alusión a la difusión de las grabaciones de la comida con Villarejo. "A este Gobierno que trabaja por la ciudadanía", insistió al respecto, "a esta ministra que presta servicio público desde el Ministerio y defendemos la Justicia, nadie nos va a chantajear".

DIMISIÓN COMO "ÚLTIMO SERVICIO"

Por su parte, María Jesús Bonilla, en nombre del PP, sostuvo que Delgado debe marchase "por dignidad" tras sus mentiras, por lo que le pidió que preste un "último servicio a España y dimita".

Bonilla, tras reprochar la actuación de la ministra en lo referido a la defensa de Llarena, sostuvo que se ha demostrado "de manera clara y rotunda" que la ministra mintió con sus explicaciones sobre si conocía a Villarejo y sobre el contenido de las grabaciones difundidas.

Esta diputada defendió que los audios difundidos por la web 'Moncloa.com' dejan a Delgado "en muy mal lugar como persona y como ministra" y debe tener en cuenta que, además del cargo "circunstancial" de ministra, es "servidora pública", en alusión a la profesión de fiscal de la titular de Justicia.

A juicio de Bonilla, "los ciudadanos de España no se merecen alguien que genere esas dudas y esa falta de credibilidad, porque de la Justicia dependen muchas vidas y muchas circunstancias personales y económicas".

(SERVIMEDIA)

26-SEP-18

NBC/caa