España

Madrid. el rey viaja en metro con ocasión de su centenario

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El rey Felipe VI viajó este miércoles en el Metro de Madrid con motivo de la inauguración de los actos conmemorativos del centenario del suburbano. El presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, declaró antes de entrar en la estación de Metro de Sol para acompañar al Monarca que esta visita es "histórica, como también lo fue la de Alfonso XIII en su inauguración", el 17 de octubre de 1919.

"Arrancamos este centenario con la presencia del Rey, lo que es para nosotros un auténtico honor", manifestó Garrido, quien señaló que "hoy es un día muy importante para los madrileños". "Celebramos que tenemos 100 años de un transporte público como Metro, que es uno de los mejores del mundo".

Ya en el interior del suburbano, Garrido acompañó al Monarca en la inauguración de la exposición de trenes clásicos restaurados de Metro, con la que la Comunidad de Madrid da comienzo a las celebraciones para conmemorar el centenario del suburbano, que se extenderán durante todo el año con una amplia programación de actividades.

Antes de inaugurar la exposición, Felipe VI y Garrido viajaron en tren desde la estación de Sol a la de Chamartín, un trayecto similar -aunque algo más largo- al que Alfonso XIII realizó en 1919 durante el acto de inauguración del suburbano y que supuso el primer viaje en Metro que se realizaba en España.

Además, don Felipe pudo realizarse la misma fotografía que ya se hizo su bisabuelo Alfonso XIII en la inauguración de 1919 junto al primer tren que viajó por las vías de Metro de Madrid.

RECORRIDO POR LA HISTORIA DE METRO

A partir de hoy, madrileños y turistas podrán disfrutar de esta exposición inaugurada por Felipe VI y ubicada en la estación de Chamartín, en la que se muestran los primeros coches que circularon en Metro hace un siglo.

Aquellos trenes (cuatro coches en total) son los que circularon inicialmente por la red, el MR-6 y el MR-9, pero en los próximos meses llegarán otros ocho coches más (actualmente en proceso de restauración), que comenzaron a rodar en años posteriores: 1924,1927, 1942, 1955 y 1965.

Con esta exposición se trata de dar una visión detallada de la evolución del material móvil y, por tanto, de la historia de Metro y de la Comunidad de Madrid.

La muestra tendrá carácter permanente, con el fin de que todos los viajeros de Metro puedan disfrutar de estas joyas de extraordinario valor histórico. Se podrá visitar los viernes, sábados y domingos de 10.00 a 14.00 horas. La entrada será gratuita, pero será necesaria la adquisición de un título de transporte, ya que la exposición se encuentra dentro de tornos.

En cuanto a las características de los modelos expuestos, ambos podían alcanzar una velocidad máxima de 55 km/h y estuvieron en servicio durante 70 años.

La estructura de la caja era totalmente metálica y en el interior no tenía revestimientos y contaban con todo el esqueleto metálico visto. La caja tenía tres puertas de madera en ambos costados, cuya apertura era manual por los viajeros, y la ventilación interior se efectuaba exclusivamente por un linternón en el techo.

Además de los trenes, principales protagonistas de la exposición, también se podrán contemplar cerca de 100 elementos que han ido cambiando con el tiempo y se han quedado como piezas históricas en la vida del suburbano.

Así, se podrá ver, por ejemplo, un teléfono que se utilizaba en los años 60 para comunicarse con la estación más cercana, que lo llevaba el conductor en su cabina, conectándolo desde alguno de los postes instalados junto a las vías en caso de emergencia.

Asimismo, se podrá ver la evolución de parte del uniforme, como la gorra teresiana que formó parte de la indumentaria del personal de estaciones y trenes hasta principios de los 80.

ACTOS CONMEMORATIVOS

La exposición inaugurada hoy es solo el inicio de todas las acciones que Metro realizará para conmemorar su centenario, que incluyen actividades históricas y culturales para involucrar a los madrileños y hacerles partícipes de este hito histórico hasta octubre de 2019.

Solo en el último trimestre de 2018 Metro tiene previsto realizar una veintena de acciones, entre las que destacan la puesta en marcha de otras tres exposiciones en las que se mostrará el pasado, el presente y el futuro de Metro.

Durante este trimestre, Metro lanzará su nueva web, en la que se apuesta por ofrecer información de servicio público y corporativa de una manera moderna, visual, práctica y accesible para los usuarios.

Además, se pondrá en marcha un 'microsite' dedicado exclusivamente al centenario, en el que se mostrará la historia y la evolución del suburbano a través de fotografías, vídeos y material inédito.

Noviembre traerá muchas más acciones, como el lanzamiento de un concurso de dibujo escolar para involucrar a los más pequeños en la celebración del centenario.

A comienzos del próximo año se organizará la 'Carrera Centenario', en la que se invitará a todos los madrileños a hacer el recorrido en superficie entre Cuatro Caminos y Sol, emulando el primer trayecto que realizaran los primeros usuarios de Metro hace cien años.

METRO Y SU PATRIMONIO HISTÓRICO

Con el ánimo de recuperar el patrimonio histórico de la compañía, el suburbano madrileño ha hecho un importante esfuerzo por restaurar los modelos clásicos de sus trenes, con una inversión de 1.334.000 euros, que hace posible guardar y preservar esta parte de la historia madrileña.

Esta acción se une a todas las actuaciones que Metro ya realiza desde hace años para la conservación de su patrimonio más significativo, como es la restauración de la estación fantasma de Chamberí -que cerró en 1966 por quedarse 'corta' para los nuevos trenes más largos- y la Nave de Motores de Pacífico, que surtía de suministro eléctrico a la red. Hoy han sido recuperadas ambas instalaciones como museo histórico de Metro.

Además de estos dos emblemáticos espacios, también se puede admirar el diseño de Antonio Palacios en el vestíbulo restaurado de la estación de Pacífico.

METRO DE MADRID EN CIFRAS

Metro de Madrid se inauguró el 17 de octubre de 1919 entre Sol y Cuatro Caminos con ocho estaciones y cuatro kilómetros.

Casi cien años después, el suburbano llega a 12 municipios de Madrid en los que más del 75% de sus habitantes tiene una boca de Metro a menos de 600 metros de su hogar.

Desde aquel primer viaje que realizó el rey Alfonso XIII, Metro de Madrid ha crecido exponencialmente, hasta los 294 kilómetros y 301 estaciones que tiene la red actual, situándose entre los grandes suburbanos del mundo: es la quinta red del mundo en número de estaciones, solo por detrás de Londres, Nueva York, Shanghái y París; y la octava red en extensión por detrás de los metros de Nueva York, Londres, Pekín, Guangzhou, Seúl, Shanghái y Moscú.

Y no sólo puede presumir de dimensiones. Tras el de Shanghái, el Metro madrileño es el más accesible del mundo, con un total de 1.699 escaleras mecánicas y 515 ascensores

En 2017, un total de 626,4 millones de usuarios eligieron el suburbano madrileño como medio de transporte en la región. La media diaria de usuarios es de 2,3 millones los días laborables, siendo la línea 6 la más transitada -103 millones de usuarios el año pasado-, lo que supone el 16% del total. La estación que cuenta con más tránsito es Sol, con una media diaria de 180.000 viajeros.

Los trenes pueden llegar a alcanzar una velocidad de 110 kilómetros hora en algunos tramos de línea 8 y línea 12, donde hay mayor distancia entre estaciones, si bien la media de velocidad de los trenes en la red está entre los 30 y 32 kilómetros hora.

En cuanto a la distancia que recorren al día, todos los trenes de Metro en circulación un día laborable llegan a realizar 100.000 kilómetros, lo que supone hacer al día dos vueltas y media al mundo.

El puesto de mando de suburbano madrileño es una referente internacional para el sector ferroviario, que recibe más de 50 visitas anuales por parte de diferentes administraciones, universidades y empresas relacionadas con el sector de todo el mundo.

Metro de Madrid fue una empresa pionera en la incorporación de la mujer al mercado laboral y las taquilleras figuran entre las primeras trabajadoras, junto a las telefonistas de Telefónica.

Metro dispone de un presupuesto anual de 1.000 millones de euros y cuenta con 6.849 empleados, 1.254 máquinas de venta, 515 ascensores, 1.699 escaleras y 8.563 cámaras de vigilancia repartidas en trenes, estaciones y depósitos.

(SERVIMEDIA)

17-OCT-18

SMO/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin