España

El ayuntamiento de barcelona destruye los datos de airbnb que recibió en verano y se niega a hacerlos públicos

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Barcelona, liderado por Ada Colau, se ha negado a hacer públicos todos los datos que había recibido por parte de Airbnb durante este verano, tras una petición de acceso a la información realizada por Servimedia en amparo de la Ley de Transparencia.

Además, ha confirmado que ha destruido toda esa información y que, por tanto, ya no puede hacerse pública, tras la reclamación interpuesta por Servimedia ante la GAIP, el órgano homólogo al Consejo de Transparencia en Cataluña.

El pasado 28 de agosto, el Ayuntamiento de Barcelona respondió a la solicitud de acceso a la información de Servimedia de forma clara: "Airbnb no ha cedido a día de hoy ningún dato al Ayuntamiento de Barcelona".

A pesar de la claridad, el Consistorio faltaba a la verdad. Según publicó el propio Ayuntamiento en su página web el pasado 29 de mayo, la administración municipal recibe desde el 1 de junio "toda la información sobre pisos turísticos" que obra en poder de Airbnb "para que la inspección municipal pueda comprobar si tienen licencia y actuar en caso de actividad ilegal".

Además, la cuarta teniente de Alcaldía y concejala de Urbanismo, Janet Sanz, también desmintió la respuesta de su propio Ayuntamiento a la solicitud de acceso a la información: "Sí, ya nos han pasado datos. No sé cómo la Administración responde e informa así de estas cosas, pero es algo que yo misma ya expliqué en una rueda de prensa en julio".

"Ya nos están pasando datos básicos, como la dirección, si quien está detrás es una persona física o jurídica; toda la información básica. Eso sí, en septiembre les pediremos qué más información queremos para tenerla más completa", confirmó Sanz en declaraciones para Servimedia un día después de la respuesta del Ayuntamiento a la solicitud de acceso a la información que pedía, precisamente, la ubicación geográfica o el número de viviendas de cada anfitrión, entre otros datos.

Debido a las declaraciones de la concejala de Urbanismo, Servimedia interpuso una reclamación sobre la respuesta del Ayuntamiento ante la Comisión de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública (GAIP), el órgano homólogo al Consejo de Transparencia a nivel catalán.

El Ayuntamiento de Barcelona responde a la reclamación con un informe de la Dirección de Servicios de Inspección en el que explican que "durante el verano se han hecho pruebas con ficheros de datos que el Ayuntamiento no puede utilizar a efectos disciplinarios porque el convenio aún no estaba en vigor". Es decir, el Ayuntamiento reconoce que Airbnb sí les había facilitado datos, pero los califica como "de prueba".

Además, el informe indica que el convenio no entró en vigor hasta la "fecha en la que se firmó" y que esta fue el 28 de septiembre. En cambio, al consultar el propio convenio, que el consistorio barcelonés hizo público el 18 de octubre en la 'Gaseta municipal', el boletín oficial del Ayuntamiento de Barcelona, se puede ver que la fecha de signatura es el 3 de agosto. Con lo cual, según el propio convenio, este, en realidad, llevaría en vigor un mes y medio.

Por todo ello, Servimedia facilitó a la GAIP una copia del audio de la entrevista realizada a la concejala Janet Sanz en la que ella misma reconoce la existencia de esos datos y el órgano encargado de la Ley de Transparencia en Cataluña pidió al Ayuntamiento que ampliase la información de su informe y concretara si los datos recibidos por parte de Airbnb podían incurrir en algún límite para no conceder el acceso a la información pública.

Esta petición por parte de la GAIP al Ayuntamiento se efectuó el 15 de octubre y estableció un máximo de cinco días para contestar. El Consistorio no respondió hasta el 22, saltándose el plazo establecido por la Comisión de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública.

La GAIP aceptó la respuesta del Ayuntamiento, en la que se contaba que los datos utilizados y facilitados por Airbnb se trataban de "un modelo de datos ficticios" y que, además, "estos datos de prueba actualmente han sido destruidos". A raíz de esta respuesta, el órgano de transparencia desestimó la reclamación de Servimedia amparándose en que se trata de "documentos de trabajo internos sin relevancia o interés público" y que, además, "según manifiesta la Administración afectada, ya se habrían destruido".

(SERVIMEDIA)

28-OCT-18

SPS/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin