España

Cataluña. casado pide el voto a los "socialistas de bien" que no aguantan las cesiones a independentistas

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pidió este viernes el voto a los "socialistas de bien" que ya no aguantan las cesiones del Gobierno de Pedro Sánchez a los independentistas, calificando como tal el que la Abogacía del Estado haya retirado la acusación de rebelión a los líderes del proceso de septiembre y octubre de 2017.

Casado inauguró la Convención Intermunicipal del PP en Málaga -un evento que tuvo que abandonar en seguida para asistir al funeral por el padre de su predecesor, Mariano Rajoy, en Pontevedra-, uniendo así la precampaña de las elecciones andaluzas con el tema de actualidad nacional de hoy .

El líder popular alertó a los votantes socialistas de que sus votos en Andalucía serán utilizados luego por Sánchez para hacer cesiones a los independentistas, y recordó que muchos de esos votantes en toda España pasaron a apoyar al PP en 2011 porque "se hartaron de lo que hizo Zapatero con ERC".

Según su interpretación, Sánchez "mancilla los principios fundacionales del PSOE" y "ya no representa al socialismo histórico", y por eso invitó directamente a los votantes socialistas, que "aquí tienen su casa".

A lo mismo atribuyó el que UPyD se escindiera del PSOE y Ciudadanos del PSC, y, pretendiendo presentar al PP como "la fuerza tranquila reformista y liberal" y "única garantía de dignidad democrática en España", que debe "canalizar a todas las fuerzas constitucionalistas, invocó: "Pedimos la confianza de los socialistas de bien que también creen en la la unidad de España, en la bandera española, en el jefe del Estado y en la separación de poderes".

Casado, que está dedicando el puente a la precampaña de las andaluzas pese a la interrupción por el funeral del padre de Rajoy, dijo que a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, "no le gusta que hablemos de política nacional", porque no puede ocultar que "sus votos los utiliza Pedro Sánchez para contentar a independentistas y batasunos"; así, advirtió, los votos socialistas en Andalucía serán "la base" para tenerlos en las elecciones generales y "el pilar sobre el que se sostendrá el chantaje" de los nacionalistas a Sánchez.

Como "un capítulo más" presentó el que la Abogacía rebaje a sedición el delito que imputa a los líderes del proceso catalán, que es, a su juicio, "el gesto que le pedía (el presidente de la Generalitat, Quim) Torra a Pedro Sánchez dándole como plazo el mes de noviembre", que precisamente comenzó ayer.

Casado dijo que no culpa a la Abogacía, cuyos "excelentes profesionales" aseguró que le "consta que están abochornados y algunos se han negado a firmar" el escrito de acusación, sino a Sánchez, que "se hacía el ofendido" en el Congreso cuando él le acusó de estar "tolerando o participando" de los delitos independentistas con su "inacción o complicidad".

Así, justificó y reiteró sus críticas comparando el caso con que cuando hay un incendio se culpa no sólo a quien lo provoca sino a quien no ha puesto los medios para evitarlo.

Para el líder del PP, el delito del proceso catalán es el de rebelión, con violencia, y lo argumentó recordando la concentración ante la Consejería de Economía y Hacienda cuando fue registrada días antes del referéndum buscando pistas. Aquello fue, en su opinión, "un tumulto de personas que de forma violenta reventaron los vehículos de la Guardia Civil e impidieron a la Policía Judicial salir de la Consejería".

Por eso, alegó, "independientemente de que sus votos (de los grupos independentistas) sean necesarios o no para aprobar los Presupuestos y de que fueran necesarios o no para sacar adelante la moción de censura, no puede ser que Pedro Sánchez pisotee el Código Penal, la separación de poderes y la dignidad dela democracia".

(SERVIMEDIA)

02-NOV-18

KRT/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin