España

Adelante andalucía, a por 'pedristas' y comunistas con errejón y el líder del pce

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

Adelante Andalucía, la confluencia de Podemos, IU y regionalistas que se presenta a las elecciones autonómicas andaluzas del 2 de diciembre, incorporará a su campaña a Íñigo Errejón y al secretario general del PCE, Enrique Santiago, dentro de su intento de captar a toda la izquierda descontenta con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, desde socialistas afines al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los reductos históricos del comunismo en la región.

Según confirmaron a Servimedia fuentes de la candidatura y del entorno de Errejón, tanto éste como Santiago participarán en la campaña, pese a que a priori podrían encarnar los extremos opuestos del espectro ideológico de la izquierda. Se añaden así a los líderes estatales de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, que arroparán a los autonómicos y cabezas de lista de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, en los actos estelares de la campaña en Sevilla y Málaga.

Desde Podemos también dan por segura la presencia de la coportavoz de la Ejecutiva y diputada andaluza Noelia Vera y como "muy posible" la del secretario de Organización, Pablo Echenique. Todavía no hay fechas confirmadas para ninguno de los actos de la campaña.

Sí hay una de un acto grande de precampaña: el que el jueves protagonizarán Iglesias y Rodríguez en Sevilla para vender las bondades que conlleva para Andalucía el acuerdo de Presupuestos entre el Gobierno central y Unidos Podemos, que los líderes de Adelante Andalucía han acusado públicamente a Susana Díaz de no celebrar ni defender como le correspondería.

La dicotomía entre Díaz y Pedro Sánchez es precisamente uno de los objetivos de la campaña de la confluencia de Podemos e IU en Andalucía. A su entender, muchos votantes socialistas afines a Sánchez no están dispuestos a entregar su papeleta a la presidenta de la Junta. Díaz, de talante más conservador, promovió la caída del hoy presidente del Gobierno como secretario general del PSOE en 2016 en un duelo con connotaciones de enemistad personal y luego utilizó su influencia en la Gestora para investir a Mariano Rajoy. En ese electorado de izquierda moderada que no se identifica con Díaz aspiraría a pescar también la presencia de Errejón en la campaña.

Adelante Andalucía calcula que hasta un 12% de los votantes andaluces del PSOE podría pasar a votar a esta candidatura gracias a que no es ni Podemos ni IU, sino una iniciativa nueva que ha integrado también a Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza con un acento marcadamente regional.

Le interesa una campaña centrada en los problema sociales de la comunidad, que se pueden reprochar al sempiterno Gobierno socialista, y teme que la derecha imponga una agenda nacional, con temas como Cataluña que pueden facilitar que Díaz se erija en representante de la identidad andaluza frente a los agravios que ésta sufre de los independentistas o de comentarios como el de la exministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que dijo que los niños andaluces saben a los 10 años lo que los castellano-leoneses a los ocho.

"PARTIDO NACIONALISTA ANDALUZ"

En el PSOE son plenamente conscientes de este elemento. Un diputado socialista andaluz consultado por Servimedia ratificó que "Susana eso lo hace muy bien, encarnar la identidad andaluza". "Somos el partido nacionalista andaluz", apostilló medio en broma, agradeciendo en alusión a Tejerina y el presidente del PP, Pablo Casado: "Ya nos están haciendo otros la campaña. Les tenemos contratados desde hace tiempo".

La única discrepancia en este análisis es que este diputado cree que Sánchez y Díaz "han escenificado bien su reconciliación" con actos conjuntos como el de la proclamación de la presidenta como candidata socialista a las elecciones, donde Sánchez le garantizó todo el apoyo de la dirección.

Incluso, desde su punto de vista Díaz se beneficiará de la buena imagen de Sánchez en Andalucía y de que el PSOE esté en el Gobierno español.

"Tener el Gobierno nos dará dos o tres puntos adicionales", calcula, mencionando los 2.000 millones que Sánchez prometió invertir en la región, el desbloqueo de algunas partidas dedicadas al sistema ferroviario y las visitas que varios ministros han rendido en las últimas semanas a Andalucía.

Junto al electorado de izquierda moderada, Adelante Andalucía quiere trabajar también al de extrema izquierda. Así, aunque Teresa Rodríguez pertenece a la corriente de Anticapitalistas, presumiblemente la más radical en cuestiones laborales y sociales, a la campaña electoral se incorporará Enrique Santiago, secretario general del PCE desde el mes de abril.

Aunque es natural de Madrid, Santiago puede reforzar con su presencia la fidelidad del electorado de los reductos históricos del comunismo en Andalucía: el bajo Guadalquivir y la campiña cordobesa, donde el PCE e IU llevan gobernando ayuntamientos como los de Trebujena o Montalbán desde 1977, con alguna legislatura de mandato socialista.

El secretario general del PCE incidirá en sus actos en esta zona en las carencias sociales que sufre Andalucía pese a los 40 años de gobierno continuado del PSOE, y de esta forma cerrará el círculo de un mensaje en el que Adelante Andalucía pretende erigirse como alternativa para dirigir la Junta. Esa aspiración hace que esta candidatura descarte de antemano formar parte de un hipotético nuevo Gobierno de Díaz, un escenario que cree que le penalizaría más que mantenerse en la oposición.

(SERVIMEDIA)

04-NOV-18

KRT/man/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin