España

Rivera compara a sánchez y a casado con pimpinela por "pelearse en público" para luego "mangonear en la justicia"

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, comparó este sábado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder del PP, Pablo Casado, con el dúo musical argentino Pimpinela por "pelearse" y "quitarse la palabra" en público y luego "mangonear en la Justicia" a través del acuerdo para renovar los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así se pronunció Rivera en un acto electoral de Cs en Sevilla con motivo de las elecciones autonómicas que tendrá lugar en Andalucía el próximo día 2 de diciembre, en el que también participaron la portavos nacional del partido, Inés Arrimadas; el candidato a la Junta, Juan Marín; y el cabeza de lista por Málaga, Javier Imbroda.

El líder de Cs exclamó que Sánchez y Casado, "esos hijos del bipartidismo", son como Pimpinela por "pelearse en público", pero luego son "hermanos". "Se pelean, se quitan la palabra y luego mangonean en la Justicia. Eso es una vergüenza", aseveró.

Incluyó a Podemos en el "pasteleo" para repartirse los vocales del CGPJ, un partido al que acusó de "aburguesarse", de "acomodarse en el chalet" y de estar sometido a la contradicción de manifestarse contra el Tribunal Supremo por la sentencia del impuesto de las hipotecas para luego sumarse al acuerdo suscrito entre PP y PSOE para renovar el máximo órgano de gobierno de los jueces. "Todo es puro teatro, como la canción. Necesitamos verdad, credibilidad y confianza", dijo.

Rivera se comprometió a cambiar la ley para que los "jueces sean elegidos por jueces y no en las sedes de los partidos" y para que el Fiscal General del Estado "lo sea del Estado y no del Gobierno".

Recordó que Cs presentó en el Congreso una proposición de ley que fue rechazada para incrementar la independencia del fiscal general del Estado, con la que el partido liderado por Albert Rivera pretendía, entre otras cosas, que el nombramiento no dependa solo del Gobierno, sino de la ratificación de dos tercios de la Cámara Baja.

Aprovechó para denunciar el "acoso" y "señalamiento" que sufre el juez Pablo Llarena por parte de los sectores más radicales del independentismo catalán y contrapuso la actitud de quienes "se parten la cara por España" con la de quienes "se reparten los jueces".

Abundó en sus críticas a Sánchez y a Casado al acusarles de protagonizar una "película de mafiosos" por el supuesto uso de los servicios secretos para taparse mutuamente los casos de corrupción que afectan a sus partidos.

Destacó que Cs no ha participado en la renovación de los vocales del CGPJ por formar parte del "constitucionalismo del siglo XXI".

Se comprometió a respetar las sentencias judiciales ante la cercanía del juicio a los líderes independentistas encarcelados y afeó a Sánchez sus "vaivenes" en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). "Queremos elecciones ya, señor Sánchez", remachó.

En clave andaluza, previno a los andaluces ante la tentación de "cambiar la red Ere por la red Gürtel". "No sirve de nada, roban igual", señaló, comprometiéndose a impulsar en cambio en Andalucía "si hay un escaño más" para ello.

(SERVIMEDIA)

17-NOV-18

MST/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin