España

Intervenidos 2.700 kilos de marihuana en cataluña cuyo destino era reino unido y holanda

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil, en el marco de la 'Operación Heyho', ha intervenido en Cataluña 2.700 kilos de marihuana procesada, cuyo destino era Reino Unido y Holanda. Se trata de la mayor incautación en España hasta la fecha de este tipo de droga.

Según informó la Guardia Civil, hay 25 personas detenidas de diferentes nacionalidades: británica, holandesa, española, rumana, moldava, lituana y brasileña, con edades comprendidas entre los 20 y los 60 años, que residían en las localidades de Mataró, Castedefells (Barcelona) y Calafell (Tarragona).

En la operación, los agentes han desmantelado dos plantaciones de marihuana en las localidades de Cabrera de Mar (Barcelona) y Calafell y han intervenido 98 kilos de hachís.

La investigación se inició el pasado mes de abril tras la incautación de 400 kilos de marihuana y 20 de hachís, camuflados en un camión de verduras y hortalizas en La Junquera (Girona), cuando intentaba salir del país con destino Holanda. Así, se descubrió la existencia de una organización criminal dedicada al cultivo, preparación y distribución de marihuana y hachís con varias células activas y relacionadas entre sí, cuya actividad se localizaba en distintos puntos de Cataluña y País Vasco.

Una vez lista la droga, la distribuían a Holanda y Reino Unido en camiones, camuflada en objetos como material deportivo (sacos de boxeo), pufs de decoración u oculta tras balas de alfalfa para consumo animal, recipientes de vino y cerveza o verdura y hortalizas.

Se han realizado registros en 17 domicilios y naves industriales de los integrantes de la banda, donde se han intervenido 160.000 euros en metálico, efectos relacionados con la preparación de la droga para su venta y un arma de fuego modificada y en perfecto estado para ser utilizada.

El entramado criminal se componía de cinco células y utilizaba una red de empresas ficticias, alguna de ellas registrada legalmente pero sin actividad lícita comercial, para dar apariencia legal a las actividades que realizaban.

A los detenidos se les imputan los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, falsedad documental y una defraudación de fluido eléctrico de 85.000 euros.

(SERVIMEDIA)

11-ENE-19

ICG/caa

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint