España

El hijo de conde-pumpido declara hoy en la audiencia nacional por presunto blanqueo de dinero procedente de la prostitución

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata tomará declaración hoy como investigado a Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del que fuera fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, por un presunto delito de blanqueo de capitales procedentes de la actividad de una mafia de prostitución.

Este mismo martes, el magistrado tomará también declaración a José Solsona Barriel, a Ramón Castán Serres y a Salvatore de Stefano por ese mismo delito de blanqueo de capitales en relación con el llamado `caso Bandenia´.

En su auto, el juez explica que en este caso se investiga la supuesta ocultación y transferencia de capitales por parte del Grupo Bandenia y sus gestores, que ejercerían de banco pantalla para llevar a cabo movimientos internacionales de divisas sin que los organismos fiscalizadores españoles ni de otras jurisdicciones sean capaces de conocer a los verdaderos titulares de los capitales desplazados.

Conde-Pumpido Varela, abogado en ejercicio, deberá acudir a la declaración con asistencia letrada para explicar al juez si es cierto que cedió el uso de una sociedad de su propiedad para lavar el dinero de una mafia de proxenetas. Esta investigación está vinculada al llamado `caso Pompeya´, dentro del que se investiga la actividad de Bandenia Banca Privada, no autorizada a operar en España.

Según De la Mata, el abogado utilizó esa entidad para "llevar a cabo movimientos de fondos de forma paralela al sistema financiero ordinario" y blanquear fondos propiedad de Ángel Crispín Gilaranz, detenido en 2015, propietario del prostíbulo 'Vive Madrid' y acusado de liderar un organización dedicada a la trata de personas y al blanqueo de capitales.

Conde-Pumpido era el abogado de Crispín Gilaranz, al que podría haber ayudado a blanquear más de un millón de euros después de que sus negocios fueran embargados por orden judicial durante la investigación del `caso Pompeya´.

El sistema que ambos habrían puesto en marcha consistiría en desviar los pagos en el prostíbulo a la sociedad Gestión de Proyectos Integral Gimonde S.L., dedicada al negocio de los locales de ocio y de la que Conde-Pumpido era administrador único. El dinero volvía a manos de Crispín Gilaranz con disposiciones de dinero en efectivo y transferencias bancarias.

(SERVIMEDIA)

15-ENE-19

SGR/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin