Buscar

Borrell vaticina una "fase de extrema actividad litigiosa" ante la omc por la ley helms-burton

23/04/2019 - 14:32

MADRI, 23 (SERVIMEDIA)

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, afirmó este martes su convencimiento de que la Unión Europea y EEUU entrarán en una "fase de extrema actividad litigiosa" ante los tribunales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) como consecuencia de la decisión de la Casa Blanca de poner en marcha el artículo III de la Ley Helms-Burton.

Así se pronunció el jefe de la diplomacia española, en declaraciones a los periodistas antes de participar en un acto sobre las relaciones entre la UE y EEUU en la Casa de América de Madrid, acerca de las consecuencias que puede tener la aplicación a partir del próximo día 2 de mayo de este artículo que faculta a los estadounidenses a denunciar ante sus tribunales a las empresas que hagan negocios con bienes que se les expropiaron tras la revolución castrista.

Borrell aclaró que España actuará en comunión con el resto de países de la UE ante una nueva realidad que aboca a replantear de nuevo ante la OMC aquellos litigios que se retiraron cuando EEUU aceptó una moratoria renovable cada seis meses.

"Tendremos que volver a esos litigios", aventuró.

Avanzó la entrada en una "fase de extrema actividad litigiosa" entre la UE y EEUU ante los tribunales de la OMC y destacó que "los abogados van a tener mucho trabajo".

Posteriormente, ya en el coloquio, llamó la atención ante el hecho de la decisión de Washington de activar el artículo de esta ley se produjo dos días después de que la UE aprobase la apertura de negociaciones con EEUU para establecer un acuerdo de libre comercio enfocado en la eliminación de los aranceles a los productos industriales.

Esto le sirvió para ironizar con el hecho de que si la Casa Blanca hubiese tomado la decisión de activar el referido artículo 48 horas, quizás Bruselas hubiese sido más renuente a aceptar la negociación de un acuerdo de libre comercio con EEUU.

Por otro lado, Borrell también se refirió a la decisión de Italia de rubricar un memorándum de entendimiento para asegurar su entrada en la iniciativa de la Franja y Ruta de la Seda, conocida también como 'La nueva Ruta de la Seda', impulsada por China.

Lo hizo para enmarcar esta decisión en la pretensión italiana de acercarse a los países del este de Europa y alejarse de sus tradicionales aliados, especialmente de Francia.

Reconoció su "fascinación" por el vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo Salvini, por haber cambiado el nombre de su partido –de La Liga Norte a La Liga- y por "hacerse elegir senador por Calibria, que sería como si Puigdemont si hiciese elegir senador por Cádiz".

A su juicio, la actitud del líder italiano evidencia que "ha cambiado de enemigo", dejando de atacar "al sur atrasado, a la Roma, ladrona" para apuntar a una "invasión de inmigrantes".

Afirmó que el eje francoalemán es "cada vez más necesario, pero cada vez más insuficiente", lo que le sirvió para señalar que el 'Brexit' puede suponer un nicho de oportunidad para que España se sume al núcleo de países que está a la vanguardia de la toma de decisiones en la UE.

Dijo que frente al 'American first' de EEUU la UE debe esforzarse por lograr "una Europa más unida".

Por último, reconoció que los europeos "hemos vendido un producto averiado" con la transición ecológica, puesto que ésta "tiene costes económicos y sociales" y propuso que los impuestos ecológicos "reviertan en la sociedad", en lugar de ser concebidos como un instrumento meramente recaudatorio.

(SERVIMEDIA)

23-ABR-19

MST/gja