España

Foro pp. las bases del pp piden aceptar el matrimonio gay pero el partido no cambiará su postura

- También reclaman mayor beligerancia contra el aborto - Cospedal aduce que ya existe "una posición clara" MADRID, 23 (SERVIMEDIA) Las bases del Partido Popular quieren que la dirección nacional acepte el matrimonio entre homosexuales y actúe con mayor beligerancia hacia el aborto. Sin embargo, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, anunció hoy que no se cambiará la posición sobre ambos temas.

Ante la celebración este fin de semana del I Foro Abierto del PP, los afiliados y votantes han propuesto en la ponencia "Pensamos" que el partido rectifique su postura sobre las bodas gay y endurezca su mensaje contra el aborto.

Los militantes y simpatizantes consideran que el PP debería reconocer por completo el matrimonio homosexual cuando se van a cumplir cuatro años de su aprobación por ley. La diputada en la Asamblea de Madrid Elena de Utrilla ha sido la más contundente al argumentar ante la dirección que "el PP debería ya decantarse por la aceptación de los matrimonios civiles homosexuales".

En su propuesta a la ponencia "Pensamos", De Utrilla asegura que las bodas gays son una "regulación civil y no religiosa", por lo que "no podemos seguir con el mensaje que hasta ahora hemos mantenido porque la sociedad española no lo entiende".

Otros votantes del PP comparten esta tesis y piden abandonar la "posición algo ambigua" que se ha mantenido hasta ahora, con la que se defienden las uniones civiles de personas del mismo sexo pero se rechaza la utilización del término matrimonio para definirlo.

A su juicio, parece lógico admitir el matrimonio gay porque "está absolutamente aceptado y tolerado por la sociedad". Se trata de apoyar "de manera expresa" a minorías como homosexuales y transexuales, ya que "el siglo XXI es el siglo de la diversidad y la igualdad de la oportunidades".

"No podemos pensar únicamente en modelos uniformes de pensamiento. Todos cabemos en este crisol. Nuestra convivencia debe basarse en el principio de igualdad de todos los españoles, como bien dice vuestra ponencia", aduce un militante.

Los militantes están cansados de que les "tachen de homófobos" y, por eso, piden "incluir como distintos modelos de familia a las parejas homosexuales".

LA DIRECCIÓN SE OPONE Pese a todas estas peticiones y argumentos, la dirección nacional del PP no piensa variar su posición. Así lo aseguró hoy la secretaria general, María Dolores de Cospedal, al ser preguntada en rueda de prensa sobre las demandas de las bases del partido.

Cospedal manifestó que el PP ya tiene "una posición clara" respecto a temas como el aborto y los matrimonios homosexuales, sobre los que se debatió ampliamente en el 16 Congreso Nacional celebrado en Valencia el pasado mes de junio.

Por ello, en el I Foro Abierto de militantes de este fin de semana no se aceptará ninguna propuesta que vaya "en contra de los principios políticos del PP", ya que, según Cospedal, están muy claros para el conjunto de la sociedad española.

La diputada nacional Carmen Quintanilla, secretaria de la ponencia "Pensamos", reconoció a Servimedia que "son muchas" las propuestas que han llegado para que se reconozca el matrimonio homosexual o se actúe con mayor beligerancia contra el aborto.

La reforma emprendida por el Gobierno de Zapatero para facilitar la interrupción del embarazo ha provocado que muchos militantes y simpatizantes exijan al PP hablar "muy claro" para frenar la "ofensiva parlamentaria del PSOE".

Consideran necesario oponerse al aborto con la misma intensidad que el PP demostró la pasada legislatura ante la negociación con la banda terrorista ETA y la reforma del Estatuto de Cataluña.

Se trata de proteger el derecho a la vida "para impedir el aborto libre que existe en España a día de hoy", ya que hasta ahora los votantes perciben que el PP "no tiene muy claro que camino tomar".

Incluso, recurren a la sentencia del Tribunal Constitucional en defensa del "nasciturus" como persona con plenitud de derechos. Así exigen al partido una "posición firme en defensa de la vida" porque "no hay mayor discapacidad que la indefensión que tienen los no nacidos con gobiernos como el de Zapatero".

Los simpatizantes del PP aseguran que, con el actual índice de natalidad y las largas listas de adopción, la sociedad no puede permitirse "el lujo de un millón de niños muertos desde que se aprobó el aborto" y advierten de que, con la reforma que prepara el PSOE, esa cifra podría multiplicarse en pocos años.

(SERVIMEDIA) 23-ENE-2009 PAI/isp

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin